Y tras el cara a cara, más trabajo y más humildad


Tras el cara a cara de ayer, y tratando de ser lo más objetiva posible, creo que desde el minuto uno  Rubalcaba inició el debate dejando claro de antemano que Mariano Rajoy será en próximo Presidente del Gobierno tras las elecciones del día 20. Es más, el tono que usó Rubalcaba durante casi todo el debate fue el de un candidato que, sabiendo que va a perder, increpa al ganador sobre lo que va a hacer cuando llegue al gobierno. Dicho esto, y dejando claro también que Rubalcaba no fue capaz de proponer nada nuevo, porque no puede, no me gustó tampoco el tono impostado, acusatorio y manipulador en muchos momentos. Tanto es así, que en algunos momentos, Rubalcaba llegó a poner en boca de Mariano Rajoy frases inventadas. Justo en ese momento, fue cuando me di cuenta del cinismo que muchos le achacan a Rubalcaba, capaz de usar la mentira y el miedo para tratar de manipular a las personas.

Mariano Rajoy sorprendió, me gustó su desparpajo y su sinceridad  que iba creciendo minuto a minuto, tras comenzar el debate leyendo una introducción de lo que serán las medidas económicas que va a aplicar si ganamos las elecciones el próximo día 20 de Noviembre. La verdad, la sinceridad, la honestidad, la firmeza, la unidad,  la sensatez y la templanza es lo que necesita España en este momento para salir adelante en este momento tan difícil en el que nos encontramos. Y todo eso fue lo que supo transmitir anoche Mariano Rajoy en el tan esperado debate que siguieron mas de 12 millones de españoles por los medios de comunicación y los que no podemos contabilizar por las redes sociales, especialmente por Twitter donde aún hoy sigue vivo ese cara a cara.

Para mí fue apasionante poder vivirlo desde twitter, donde además de seguir los perfiles oficioales de los candidatos, pude compartir con miles de personas comentarios, opiniones y valoraciones de todo tipo. Una vez más llego a la conclusión de que los nuevos canales de comunicación enriquecen la democracia y la hacen más completa y mucho más viva. Ahora, tras el debate, a seguir trabajando para ese cambio tan necesario que necesita nuestro país. Hemos ganado el debate, pero las elecciones son el día 20 y no hay nada ganado. Para mí la única  encuesta válida es la de las urnas, por eso vamos a seguir trabajando con fuerza y humildad hasta el último minuto.

Mi enhorabuena desde aquí a Mariano Rajoy y a todo el  equipo que colaboró con él. Hemos sabido transmitir lo que sentimos. Las ganas de cambio, que podemos, que es posible y que hay esperanza y futuro para España.

Anuncios