El inmenso poder de la humildad


Nelson Mandela en Naciones Unidas

Anuncios

Nada es imposible


De vuelta ya de Granada, paso un momento por aquí para dejar el vídeo que se proyectó ayer en el 13 Congreso del PP Andaluz antes de la intervención de Juan Ignacio Zoido en la que presentaba su candidatura para presidir el PP Andaluz. El vídeo contiene altas dosis de humildad, de humanidad y de sinceridad. El vídeo muestra a Juan Ignacio Zoido tal y como es. Nos cuenta parte de su vida , de su historia personal, y eso es lo que hace que este vídeo sea de los mejores que he visto sobre políticos en la red. Yo soy una firme defensora de que pongamos en valor todo lo que como personas podemos aportar en nuestro entorno, y también en la política. Y ahora, la sinceridad, la humildad y la humanidad son valores que se convierten en imprescindible para alguien que tenga responsabilidades polñiticas e institucionales. La barrera que separa a los ciudadanos de los políticos es cada vez más alta , pero las personas que nos dedicamos a la política somos personas, primero personas, que estamos comprometidos con la sociedad a la que representamos dentro de nuestro sistema democrático, que sentimos y padecemos. La persona que esté en este momento en la noble tarea de la política y sea insensible a todo lo que está sucediendo, es mejor que se marche porque entonces no tiene nada que aportar.

Quiero aprovechar este post para dar las gracias públicamente a Elías Bendodo y a Juan Ignacio Zoido por darme la oprtunidad de trabajar y aportar en el nuevo equipo del PP Andaluz que ayer elegimos en el Congreso en Granada. Ahora se me plantea el nuevo reto de ser la responsable de las redes sociales en Andalucía. Ya desarrollo esa tarea en el PP de Málaga en el equipo de Elías Bendodo y ahora, con mucha ilusión y muchas ganas de trabajar afronto esta nueva responsabilidad,  en la que desde ya me gustaría contar con las aportaciones de todos vosotros, los que os movéis como peces en el agua en la red. Cuento con un gran equipo de voluntarios en la red en las ocho provincias andaluzas, pero me gustaría que cada vez fuésemos más y que vuestras opiniones , vuestras aportaciones y vuestras ideas,  sean una constante en el trabajo que , desde hoy, comienzo a desarrollar en el PP Andaluz.

Nada es imposible. Estamos aquí para cambiar y mejorar la sociedad que la conformamos todos y todas. Cuento con vosotros.

Autocrítica, humildad y autoexigencia


Imagen

La autocrítica nunca viene mal. Es raro que se haga y mucho más raro que se haga en el ámbito en el que me desenvuelvo desde hace mas de 20 años. Vivimos unos momentos difíciles pero ello nos debe llevar a pensar y a reflexionar sobre todo aquello que no hacemos bien. Mi responsabilidad en la ciudad , a pie de calle en un distrito como Ciudad Jardín, mi actividad en el partido popular desde que tenía 17 años y mi presencia activa en las redes sociales desde hace 3 años, me hace reflexionar a diario sobre las decisiones que tomamos, sobre la imagen que en este momento tienen las personas de la política y de los políticos y sobre la realidad en plena y constante transformación.

Es verdad que los casos de corrupción que se han dado en el seno de las instituciones públicas unido a la falta de transparencia y/o explicaciones de las decisiones que se toman en cada momento y algunos casos de despilfarro y mala gestión ,  hacen que en este momento haya una distancia enorme entre las personas y los que nos dedicamos a gestionar lo que es de todos y tenemos responsabilidades en los partidos. El ejercicio de la política está muy mal visto en este momento en nuestro país por estos motivos y algunos más. Y los que hemos decidido libre y voluntariamente dedicarnos a mejorar y a aportar desde un partido político no debemos estar ajenos a esta realidad. También es cierto que en este caso el comportamiento de  varios empaña la imagen y el prestigio de todos, faltando pues, en mi modesta opinión, más mecanismos internos en los partidos para sancionar a los que se saltan la ética , básica e imprescindible cuando te dedicas a gestionar lo que es de todos.

A nadie se le escapa de que los partidos los componemos personas y la gran mayoría de las personas que decidimos aportar desde la militancia y participación activa en un partido político lo hacemos por y para mejorar la sociedad en la que vivimos. Pos eso, ahora más que nunca, son muy importante las “actitudes”. Mirar a las personas por encima del hombro creyéndote que por tener una responsabilidad determinada por un tiempo determinado eres más que nadie , recordarle a las personas con las que estás cual es tu “cargo”, usar medios públicos, que pagamos todos, para visualizar  que tienes una responsabilidad, no querer escuchar ni hacer el esfuerzo en entender  lo que te están diciendo las personas para las que trabajas, creo que son actitudes que hacen que esa distancia que hay entre las personas y los políticos, sea aún mayor. El respeto y la credibilidad  entre las personas se gana , en mi opinión, siendo humilde, transparente, sincero y trabajando cada día. Eso no sólo en la política, sino en la vida. Es imprescindible que hagamos una reflexión interna en el seno de los partidos sobre todo esto y sobre cómo y qué hay que hacer para que recuperemos esa credibilidad perdida.

Y además, y como he dicho al principio, siendo crítico y autocrítico y no separando nunca los pies del suelo, porque también he visto en todos estos años que llevo en política a personas muy válidas, formadas e inteligentes que han separado los pies del suelo y se han separado de la realidad que aspiraban a transformar y mejorar. No es malo ser autocrítico y autoexigente . No es malo reconocer errores cuando se cometen y rectificar . Todos somos humanos y nos equivocamos. La grandeza de una persona yo la mido por la humildad, la humanidad  y por la capacidad de reconocer errores y saber rectificar a tiempo. No es usual que esto suceda en política, pero yo al menos procuro rodearme de compañeros y compañeras que son humildes, humanos  y muy exigentes con ellos mismos. De ellos aprendo mucho cada día, y por algunos de ellos creo en la política como esa noble actividad desde la que puede transformarse la sociedad para mejorarla.

Felicidades Elías


Hoy hace tres años que Elías Bendodo preside el Partido Popular de Málaga. Y hoy este post es para él. Aún tengo grabado el día que Elías llegó a la sede para colaborar con Nuevas Generaciones. Y recuerdo su cara, sus ojos muy abiertos diciendo que venía dispuesto a colaborar con Nuevas Generaciones porque le movía la ilusión por cambiar las cosas a mejor. Así, siendo yo la Presidenta de Nuevas Generaciones de Málaga, comenzó a colaborar en acción territorial uniéndose a los equipos que teníamos en ese momento. En muy poco tiempo, Elías ya tenía la simpatía de todo el equipo de Nuevas Generaciones del aquel momento. Y desde ese momento, fue ganando simpatías y apoyos primero dentro de la organización y un poco más tarde fuera de ella al comenzar la acción política en la provincia. Luego, hicimos juntos esa maravillosa hazaña de recorrer España apoyando a Juanma Moreno para que obtuviese los apoyos necesarios para convertirse en Presidente Nacional de Nuevas Generaciones. Y lo conseguimos. En esos viajes  y en tantas horas en esas furgonetas que alquilábamos,  conocí al verdadero Elías. Y entonces me di cuenta que compartía también con él, los mismos valores no sólo políticos, sino como personas. Cuando te das cuenta que una persona realmente aporta, es cuando descubres que la verdadera cualidad que te da el éxito en la vida es ser buena persona. Eso junto a la humildad, a autoexigencia permanente por mejorar , y a la capacidad de ilusionar y generar equipo es lo que me une a Elías. Para mí la primera de las cualidades, ser buena persona, es imprescindible para compartir amistad en el sentido puro de la palabra. Si además la persona es humilde, ya pasa a ser un referente como persona. Y como además nos une la ilusión por mejorar y cambiar lo que no es justo a través de la política, la capacidad para generar ilusión y equipo, hacen que Elías sea una persona a la que admiro, a la que quiero y de la que procuro aprender cada día. Hoy es un día además muy especial para él, a los resultados electorales que logramos el pasado domingo, se une su tercer cumpleaños como presidente y, lo más importante que le puede pasar a un a persona, le va a pasar a él hoy por segunda vez. Mi enhorabuena desde aquí a Elías por todos y cada uno de sus éxitos que los comparto y los vivo como si fueran míos. Y mi enhorabuena también porque no ha cambiado y sigue siendo  esa buena persona que conocí hace más de 15 años. Y me siento muy orgullosa de mi amigo Elías, muy orgullosa.

Ahora a trabajar con humildad para todos y con todos


Hoy es 21 de Noviembre. Ayer mi partido, el Partido Popular, recibió el apoyo más grande de la historia. Mariano Rajoy se convertirá en unos días en Presidente del Gobierno de España. No podéis imaginar lo que se siente, llevando como llevo 21 años en el Partido Popular, cuando vives un apoyo masivo de estas características. Anoche, en los minutos previos al cierre de las mesas electorales, tenía, como me pasa siempre desde que viví mis primeras elecciones con 18 años, mariposas en el estómago y vuelvo a sentir lo mismo, exactamente lo mismo, que sentía con 18 años. La ilusión y la esperanza es lo que me mueve, es lo que nos mueve a todos los que aspiramos a participar en el cambio hacia una sociedad más justa y mejor. No creo que sea capaz de aquí de escribir todas esas sensaciones que viví anoche, pero lo que sí sé es que ese amplio respaldo me da mucha más fuerza para seguir participando en este gran proyecto, que como dijo anoche Mariano Rajoy, es un proyecto de todos y todas. Comentaré estos días en diferentes post todo lo que ha supuesto esta campaña electoral, y sus resultados. Hoy solamente quiero dar las gracias, de corazón a las 10.830.693 personas que han apostado por el cambio y los 357.099 malagueños y malagueñas que creen en el cambio. Ha sido el mejor de los resultados que hemos obtenido nunca en Málaga. En Andalucía, se acaba también la tradicional hegemonía socialista. 1.982.091 andaluces y andaluzas nos dijeron ayer que quieren un cambio también en Andalucía. Y desde hoy, trabajaremos aún con más fuerza para hacer posible este cambio en las elecciones autonómicas del mes de marzo. Aquí en Andalucía en cambio es necesario y urgente. De la mano de Javier Arenas, sacaremos a Andalucía de  la oscuridad para que sea el motor del cambio en nuestro país. En ellos trabajaremos con más intensidad que nunca  desde hoy y, como siempre, cuento con vosotros y vosotras. Dejo aquí las palabras de Mariano Rajoy de anoche tras laos resultados obtenidos. Y una vez más, gracias, gracias de corazón por vuestro apoyo.

Humildad


Un día caminaba con mi madre por el campo  cuando ésta se detuvo en una curva; y, después de un pequeño silencio, me preguntó :

– Además del cantar de los pájaros, ¿escuchas algo más?

– El ruido de una carreta.

– Sí, es una carreta vacía.

– ¿Cómo sabes,mamá, que es una carreta vacía, si no la vemos?

– Es muy fácil saber si una carreta esta vacía por el ruido. Cuanto más vacía va, mayor es el ruido que hace.

A lo largo de mi  vida, pensando en la carreta vacía, he comprendido que hay demasiada personas que van por la vida hablando demasiado, interrumpiendo la conversación de los otros, presumiendo de lo que tienen, menospreciando a la gente. Entonces, pienso en la carreta y en mi madre. . Hay demasiada gente que está vacía por dentro y necesita hablar,  y estar en medio del ruido para acallar su conciencia, porque están vacíos. No tienen tiempo para pensar, ni para leer y no pueden soportar el silencio para reflexionar y encontrarse con ellos mismos. Por eso, la humildad es  para mí la virtud que más valoro en las personas. Humildad  que consiste en callar las propias virtudes y permitirles a los demás descubrirlas. Las personas cuando somos grandes en humildad, estamos más cerca de lo grande, como bien decía Tagore. Porque a la honra le precede, sin ninguna duda, la humildad.

Humildad y autoexigencia


Con Elías el día de la toma de posesión en Diputación

Ayer no tuve tiempo de pasar por aquí. Ha sido ésta una semana cargada de emociones, muchas emociones y he tenido muchas ganas de pasar por aquí para compartirlas a diario, pero la falta de tiempo para hacerlo me lo ha impedido. Dejo aquí esta imagen con Elías Bendodo. Elías  es, desde el pasado jueves Presidente de la Diputación de Málaga. De Elías puedo estar escribiendo mucho rato, pero sólo diré que estoy segura de que será el mejor en su nueva responsabilidad. Además lo hará desde la humildad y con los pies muy en el suelo. Esa es la única forma que tiene él de entender el ejercicio de la responsabilidad pública. Y eso, además de la sana ambición de mejorar todo lo que no  nos gusta, son los valores y los principios que me unen a Elías. Esos valores son de él, no del Partido Popular y por eso, hace años cuando empezamos juntos a trabajar para transformar la organización juvenil del PP, Nuevas Generaciones, junto a Juanma Moreno, rápidamente tuvimos empatía. Compartir los mismos valores,  trabajar junto a él y saber que lo único que le mueve para estar aquí es mejorar aquello que lo necesita, y hacerlo con mucho esfuerzo, dedicación y muchas dosis de humildad y con un nivel muy alto de autoexigencia, es lo que hace que sepa desde ya que la nueva etapa de Elías en la Diputación de Málaga, será inolvidable para la provincia de Málaga. Por eso, las sensaciones y las emociones que he vivido esta semana son únicas y jamás podré olvidarlas. Todo lo que hemos vivido juntos , desde muy jóvenes, y todo lo que nos queda por vivir, hace que cada vez sienta más pasión por hacer lo que hago. Yo no entiendo la política sin pasión . Eso también le pasa a Elías y por eso sé que de su mano la provincia de Málaga estará donde se merece estar.