Sobran las palabras 


Cambiar el miedo por esperanza en Andalucía


Llevo desde los 17 años en el Partido Popular. Primero en Nuevas Generaciones,  y después en el Partido Popular de Málaga . Tengo 40 años y desde que tenía 10 años, están gobernando los socialistas en Andalucía. 30 años es un tiempo más que suficiente para impulsar hacia el progreso a la sociedad andaluza. En todas las ocasiones, desde que tengo uso de razón, los ciudadanos con sus votos han otorgado la mayoría al Psoe en Andalucía. Y  es cierto que en algunas cosas hemos avanzado. Sería ya un enorme despropósito no avanzar con la gestión de cientos de miles de millones de euros de nuestros impuestos. Digo todo esto porque estos días que estoy acompañando a Esperanza Oña en diferentes encuentros con sectores de la sociedad malagueña, no hay personas con las que mantengamos un encuentro que no estén afectadas, defraudadas y perjudicadas por los socialistas andaluces en el gobierno de la Junta de Andalucía. Abogados, procuradores, farmacéuticos, personas con discapacidad,autónomos, emprendedores, madres con hijos a cargo, padres de familia sin empleo, personas mayores, jóvenes, y un largo etcétera de personas que están cansadas y defraudadas. Muchas les dieron hasta 3 y 4 oportunidades al Psoe con sus votos, pero ahora la situación de estancamiento, de parálisis, de dejadez, de olvido, de no querer oír la las personas que viven en Andalucía, es de extrema gravedad. A casi todos los sectores les deben dinero de conciertos y compromisos contraídos por ellos mismos a través de decisiones políticas y no pagan ni quieren dar la cara.

Si a todo eso, que ya es para mí, de una gravedad supina, le unimos lo que vamos conociendo cada día a través de los medios de comunicación en relación al escándalo  de los ERE falsos, las comisiones irregulares a través de empresas públicas y privadas, el favoritismo a la hora de conceder dinero de todos los parados y paradas andaluces, procedente directamente de la Consejería de Empleo, dándole prioridad a los afiliados y familiares de militantes del Psoe andaluz, la prepotencia de los personajes que son los responsables políticos que conceden esas ayudas, la inexistencia de explicación alguna sobre todo lo que está sucediendo y la negación absoluta a entregar datos sobre este escándalo vía parlamentaria, es entonces cuando las personas, esas mismas de las que he hablado antes que lo están pasando tan mal por esta crisis , piden un cambio urgente para sanear lo que aquí en Andalucía huele a podrido. Y este olor no es de Andalucía, es de los gobernantes socialistas andaluces. Andalucía huele a ilusión, a ganas de emprender, a talento, a alegría, a optimismo, y a tolerancia. Pero lo que las personas no podemos tolerar más es que además de la parálisis y la inacción, además del desprecio y la prepotencia, se queden los gobernantes socialistas en Andalucía con lo que es de todos, y mucho más cuando te trata de dinero público destinado a los parados andaluces. Y a todo ésto hay que sumarle la situación que provoca tener en Andalucía mas de un 30% de paro, siendo en este momento la comunidad autónoma de toda España, con más personas sin empleo y la inacción de los gobernantes socialistas andaluces con Griñan a la cabeza, que nada han hecho para frenar esta sangría de destrucción de empleo en Andalucía. Bueno, sí han hecho, pero la acción más destacada es el desvío de fondos de los parados a favoreces a sus amigos y militantes. Eso es lo único que han hecho en materia de empleo desde 2004 hasta ahora.

Quedan 33 días para las elecciones y sé que lamentablemente, van a intentar hacer todo lo imposible por no soltar el poder que ostentan desde hace 30 años. Pero también sé que esta vez hay centenas de miles  de personas en Andalucía que desean un cambio político para que haya una regeneración institucional en nuestra tierra. La única persona que tiene las ideas sobre las reformas estructurales que necesita de manera urgente Andalucía,  la capacidad, la ilusión, la fuerza y que conoce Andalucía de una punta a la otra, es Javier Arenas. Conozco a Javier desde hace 20 años, he estado en varias campañas electorales con él y en muchos otras reuniones de trabajo, actos y encuentros con andaluces de todas las provincias de Andalucía. He vivido muy de cerca su magnífica gestión al frente del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, Administraciones Públicas y como Vicepresidente del Gobierno de nuestro país. Es un trabajador incansable e irradia ilusión y pasión por Andalucía. En esta ocasión noto cuando las personas están con él, que el cambio se está acercando. Las personas se lo piden porque es necesario ese cambio que va mas allá de un cambio de partido político en la Junta de Andalucía. Hace falta una regeneración institucional, una limpieza de toda esa maraña de corrupción que han ido tejiendo en 30 años. Por eso el día 25 de Marzo es muy importante para nuestro presente, para nuestro futuro y el de nuestros hijos. Ese cambio es posible y está cerca. De nosotros depende.

30 años de Psoe es suficiente


Andalucía no es patrimonio de nadie


Vamos a vivir muchos momentos curiosos en estos días que quedan hasta el 25 de Marzo. Pero este fin de semana, Griñan con sus respuestas y sus frases que tratan de justificar lo injustificable, ha expuesto de manera muy clara lo que significa para él y para su partido Andalucía. Desde el Gobierno se están tomando medidas para reducir el déficit público, y cuando se ha hecho mención a Andalucía y a la situación de las cuentas de nuestra comunidad, Griñán ha sido tan sincero que, sin darse cuenta, pone de manifiesto el origen de todos los males que, desgraciadamente, estamos viviendo en Andalucía. Dice Griñán que atacar su gestión es atacar a Andalucía, como si ésta fuese suya, de su patrimonio. Y ahí esta el origen del problema. Ellos, los socialistas andaluces, tienen tan interiorizado que Andalucía les pertenece, que hacen y deshacen como si de su patrimonio se tratara. Por eso se ha malgastado tanto dinero público, que es de todos, es beneficiar a los socialistas. Por eso tienen litigios con el TSJA con relación a las personas que entran a trabajar para la Junta de Andalucía, saltándose todos los procedimientos establecidos e inventándose nuevos procedimientos. Por eso, desde esa creencia interiorizada de que Andalucía les pertenece, son capaces de diseñar hasta métodos para prejubilar a personas a las que les deben favores políticos. Por eso, actúan de esa manera tan sectaria, obligando a muchos colectivos y asociaciones a asistir a sus actos políticos bajo la amenaza velada de que les quitarán las subvenciones. Por eso, cuando en plena campaña de las elecciones generales, pusimos de manifiesto las carencias en algunos centros escolares en Andalucía, los profesores me escribían contándome, alucinados, las amenazas que estaba recibiendo el director del colegio, para que dijese que las mesas habían llegado a tiempo y que aquellas fotos publicadas eran de otra actividad. Estos son los socialistas que gobiernan en Andalucía y como creen que Andalucía les pertenece, son capaces de todo. En 30 años les ha dado tiempo hasta a establecer los mecanismos para gobernar bajo esta premisa y hacerlo de manera que tenga una pátina de legalidad y normalidad. Por eso, cuando Javier Arenas pone blanco sobre negro y dice la verdad de la nefasta gestión de Griñán, éste salta con su resorte de dueño de Andalucía. Es ahí cuando te das cuenta que hace falta de manera urgente un cambio y una regeneración democrática e institucional en nuestra tierra. Y es en ese momento cuando más se pone de manifiesto lo que nos diferencia a unos y a otros. Javier Arenas tiene muy claro que estará, si los andaluces le dan su confianza, para gestionar los destinos de nuestra tierra e intentar que seamos los primeros, porque tenemos todas las condiciones para serlo. Y tiene muy claro que Andalucía no es patrimonio de ningún partido, de ninguna sigla . Andalucía es de todos los que la vivimos y de los que vienen a vivirla. Vamos a vivirla mejor y vamos a decirle a los socialistas andaluces que no jueguen con Andalucía porque Andalucía no es suya.

Cuando la corrupción se diseña desde dentro


Quiero dejar claro antes de dejar aquí esta foto, que creo que lo dice todo sobre la situación del gobierno en Andalucía, que rechazo cualquier tipo de corrupción, se dé en el ámbito que se de y en el partido que se produzca. Quiero dejar claro también que la situación que estamos viviendo en Andalucía, está provocada por un grupo de personas que se instalaron el el poder hace 30 años y que no quieren abandonar sus sillones. Quiero dejar claro que esto se produce desde el seno de la propia institución, desde dentro de la Junta de Andalucía, y que los casos de corrupción que estamos viviendo han sido ideados y permitidos por personas que tienen el respaldo de los votos de los ciudadanos, pero esto no les da patente de corso para hacer y deshacer usando fondos públicos para beneficio propio y del PSOE andaluz. Me preocupa mucho que desde fuera, las personas puedan creer que todos somos iguales. Me niego a que se nos meta a todos en el mismo saco. Y tengo la esperanza de que la gran mayoria de los andaluces y andaluzas nos den su confianza para llevar a cabo el importante cambio y el la limpieza institucional que nos merecemos, y que Javier Arenas lidera y representa. Os dejo esta imagen que dice mucho por desgracia. Ayer oía a Griñan la radio decir que el no era presidente cuando se gestó el famoso caso de los EREs… . Y de verdad que me produjo una inmensa sensación de desconfianza porque este señor, era entonces en Consejero de Economía y Hacienda del gobierno de Chaves. Es de ser muy cobarde tirar los balones fuera cuando has pertenecido y perteneces al mismo proyecto político… . Mirad esta imagen que lo resume muy bien. Buen miércoles.

20120111-104110.jpg