De nuevo, las estrategia del miedo


 

La verdad es que no me sorprende la estrategia de los socialistas andaluces ante la situación que estamos viviendo. Repiten, una vez más, la estrategia basada en la amenaza y el miedo, con idea de generar sentimientos de enfrentamiento entre las personas. Llevan años basando en esas premisas su estrategia política en Andalucía. A esto hay que sumarle una buena dosis de cinismo que usan como ingrediente para conseguir esa añorada foto de Griñán con Mariano Rajoy en La Moncloa. Formaba parte del guión de los socialistas andaluces trasladar primero a los ciudadanos la idea de que se iba a acabar la confrontación política debido a la grave situación que estamos viviendo, para 72 horas después, romper ese ánimo de consenso y levantarse del Consejo de Política Fiscal diciendo que van a los tribunales. ¿Es que acaso los socialistas andaluces no sabían a lo que iban a esa reunión? ¿Es que no conocen ellos mejor que nadie la situación económica de Andalucía? ¿O es que pensaban no gobernar en Andalucía y ahora no les quedan más argumentos para justificar la deuda y la nefasta gestión de las cuentas públicas en Andalucía de las que son responsables solo ellos? El enfrentamiento y  la división, tratando siempre de separar, es algo que forma parte de la estructura genética del Psoe en Andalucía. A esto hay que sumarle la superioridad que  creen poseen cuando piensan que los ciudadanos no somos capaces de darnos cuenta de la realidad. Tratan de presentarnos su realidad con la creencia firme de que no somos capaces de razonar. Y si razonas y llegas a la conclusión de que la realidad es otra diferente, es que estás traicionando los intereses de Andalucía.

Ayer Griñán amenazaba con cerrar hospitales y colegios públicos si tiene, como deben hacer todas las comunidades autónomas, que ajustar el déficit público en Andalucía. De nuevo, amenazas, tratando de meter miedo en el cuerpo a las personas. Quiero recordar aquí que cada Comunidad Autónoma es competente de hacer ajustes donde crea que deba. Por eso sería importante recordarle a Griñán los millones de euros que nos cuesta a todos los andaluces mantener el gobierno paralelo que han ido creando los socialistas andaluces durante todos estos años en Andalucía. El entramado de empresas, agencias, institutos, delegaciones en el extranjero… todo eso, además de muchos gastos innecesarios en todas y cada una de las Consejerías de la Junta de Andalucía, debe eliminarse antes de que se le pase por la cabeza a Griñán cerrar un solo hospital o un colegio público.

Y mientras tanto, cientos de miles de personas no tienen ya ningún ingreso en Andalucía para poder salir adelante. Entiendo que ante este espectáculo, los ciudadanos se cansen de comprobar que una vez más, los socialistas antepongan en Andalucía sus intereses y estrategias de partido, frente al interés general de todos. Ahora más que nunca hay que hacer un esfuerzo por apartar tanto frentismo y tanto partidismo, para empujar todos a una y proponer soluciones a esta situación que está afectando a tantas familias andaluzas y españolas. Es la única salida posible.

 

Anuncios