Las verdades sobre la Ley de Dependencia


Como creo que sabéis he estado 13 años al frente de la concejalía de Bienestar Social en el Ayuntamiento de Málaga. Me ha tocado poner en marcha la Ley de autonomía personal y de atención a personas en situación de dependencia en Málaga. Fruto de este trabajo es que ahora, unos años después de la aprobación de la citada Ley, tengo la capacidad suficiente y la experiencia como para hacer un análisis serio de aplicación de la Ley en nuestro país. Y quiero dejar claro también que la Ley era necesaria ponerla en marcha.  Pero me da mucha rabia, mucha, que se haga demagogia barata con estos asuntos que afectan a las personas que peor lo están pasando. Y no puedo soportar leer a personas que para arañar unos votos, son capaces de usarlo todo, hasta a los más vulnerables. Por eso quiero dejar aquí claro hoy que el gobierno socialista rechazó las propuestas del PP para garantizar la financiación de la Ley de Dependencia. El Comité de Expertos nombrado por el Congreso de los Diputados denunció que “la entrada en vigor de la Ley no tiene una envolvente financiera suficiente y bien definida”. El Comité también denunció que “la sostenibilidad” de la cobertura de la dependencia no puede ir sino a peor”. El Comité ha denunciado que “las estimaciones de costes del sistema que contemplaba la memoria económica de la LAPAD han quedado por debajo de lo que la realidad de la dependencia impone”.

La verdad es que el PSOE ha recortado el dinero que debía dar a las CCAA para la dependencia. El gobierno, que debía financiar el 50% del nivel concertado junto con las CCAA, no ha financiado ni el 30%.
El PSOE ha recortado el presupuesto del Estado en materia de dependencia: El PSOE ha recortado el presupuesto de la dependencia un 10% en 2011, año en el que se tienen que incorporar al sistema 150.000 dependientes más. El PSOE ha convertido la Ley de Dependencia en papel mojado, incumpliendo sus propios compromisos:
-No se ha establecido una red socio-sanitaria.
-No se ha aprobado el Plan integral de atención para menores de 3 años. (Disp. Adicional 13ª Ley Dependencia).
– No se ha realizado conjuntamente con las CCAA una evaluación de los resultados de la Ley, proponiendo las modificaciones procedentes. (Disp. Final 1ª, apartado 4º Ley Dependencia) .
– Ni siquiera ha mantenido mínimamente una organización administrativa estable: la Dependencia ha pasado del Ministerio de Trabajo al Ministerio de Educación, y del Ministerio de Educación al Ministerio de Sanidad.
Las CCAA gobernadas por el PP han hecho un gran esfuerzo en Dependencia a pesar de los recortes socialistas. En Castilla y León viene recibiendo la mejor puntuación en los sucesivos Dictámenes del Observatorio de la Dependencia. En el mes de junio, obtuvo 9,5 sobre 10. En la Comunidad Valenciana, sólo en el último año, el Gobierno socialista ha reducido en casi un 20% los fondos destinados a la Ley de Dependencia, frente a los 1.300 millones invertidos por el gobierno del PP, el PSOE solo ha puesto 400: tres veces menos que la Generalitat Valenciana. Madrid, supera, en porcentaje de personas atendidas sobre beneficiarios de la Dependencia, a Andalucía: mientras que en Madrid hay un 83% de personas atendidas sobre número de beneficiarios, el Andalucía hay un 72%.

En el programa del PP nos comprometemos a  mejorar el modelo de atención a la dependencia para hacerlo más eficaz y sostenible en el tiempo. La aprobación de la ley de la dependencia respondía a una necesidad real de la sociedad española. Su aplicación ha defraudado las expectativas, con cientos de miles de ciudadanos esperando recibir una prestación que no ha llegado. Por eso proponemos en nuestro programa  medidas concretas para hacer sostenible el sistema de Dependencia:
1. –  Modificaremos la ley de autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia para garantizar una cartera de servicios básica y común para todas las personas dependientes, así como para garantizar la calidad y la equidad de las prestaciones y servicios.
2. – Promoveremos un mayor uso de la teleasistencia y de la atención domiciliaria para aquellos mayores dependientes que quieran permanecer en su domicilio.
3. – Impulsaremos la libre elección en los servicios de dependencia y apoyaremos a quienes sufraguen la estancia de personas mayores en centros residenciales. Y atenderemos a los “cuidadores no profesionales” para que tengan la formación adecuada a la hora de llevar a cabo su tarea.

Y por último decir que la forma de poder atender mejor la dependencia es creando empleo. Para poder destinar más recursos económicos a la política social es necesario primero reducir el paro, conseguir que trabaje más gente y, por lo tanto, que existan más contribuyentes que paguen más impuestos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s