Carta de Juan Antonio Rogel a su hija


A los pocos minutos de publicar el post sobre el Alzheimer, he recibido este comentario. Me ha parecido tan bonito que he decidido dejarlo aqui:

Carta a mi hija, por si un día, en cualquier recodo del camino, me sorprende el Alzheimer.

La enfermedad del tiempo no es vivir sin tus ojos, sin tu olor, sin tus sonrisas, ni acariciar tinieblas en un mundo sin ti. La enfermedad del tiempo es el olvido, seguramente el tiempo que poco a poco irá despeinando mi memoria.

Seguro que te seguiré esperando recostado, fuertemente agarrado al esbozo de las tibias sábanas. En mis ojos sin duda, refulgirá un vítreo reflejo de otros tiempos, y en mis labios se insinuará una amable sonrisa. Y mis vacilantes palabras te dejarán entreoír algo ininteligible.

De tu boca, en ese momento mágica para mí, surgirán palabras llenas de fantasía y de ilusión, palabras de un cuento que yo no podré entender.

Poco a poco iré dejando de escribir, de poder hacerlo todo, y mis recuerdos me transportarán hasta un mundo lejano e irreal, a un espacio artificial en el que sólo podremos jugar a intercambiar los papeles; entonces tú serás la madre y yo tu hijo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s