1.825 días, los mejores de mi vida


A las 11:03 minutos del día 7 de Junio de 2006,  nacía mi hijo. Justo cuando salía, yo me incorporaba para abrazarlo, mientras nos separaban y cortaban el cordón umbilical, yo le llamé por su nombre y él, que sabía ya su nombre y conocía perfectamente mi voz, me miraba por primera vez con esos ojos tan redondos y tan abiertos. Yo creo que nació con los ojos abiertos y esa primera mirada me quedará grabada para siempre. Unos instantes después pude abrazarlo. Esa sensación es muy difícil de describir con palabras. Es tan inmensamente bonito y reconfortante que con sólo pensar en ello, me llena una sensación de paz muy grande. A partir de ese momento cambió mi vida por completo. Dejé de ser yo, para ser nosotros. Cumplía uno de mis sueños más deseados. Ese sueño hecho realidad, es lo más importante de mi vida. Recuerdo que antes de plantearme quedarme embarazada le tenía miedo a la muerte. Hoy daría mi vida por él. Hoy cumple 5 añitos y es un niño feliz, muy vivo, curioso, inteligente y sensible, muy sensible. Es responsable y tiene una madurez mayor de la edad que tiene. Quizás ha sido porque ya hemos pasado por algún momento más duro de lo normal o quizás es porque es así. No lo sé. Lo que sé es que estos 1825 días con él han sido los más felices de mi vida y, también sé, que, aunque es duro ser mamá y papá a la vez, mi hijo es lo que le da sentido a mi vida. Y tenemos nuestras disputas, y trata de ponerme a prueba cada día para ver hasta donde puede llegar, pero justo al momento y cuando ve que me pongo seria me suelta un ” mami, dame un abrazo que eres lo que más quiero en el mundo”, y a la mami, se sale una sonrisa que trata de disimular a veces para hacerse la dura y que no consiga siempre sus objetivos, que en este momento son ver un rato mas a Bob Esponja en Clan TV o comer un par de gominolas más de la cuenta. Hoy me ha regalado otro momento especial, de los miles que me ha regalado desde que vino al mundo. Pasábamos por una tienda y vio unos zapatos rojos, su color preferido. Ha entrado en la tienda y le ha preguntado a la chica que cuanto costaban esos zapatos, que por cierto eran preciosos, para comprárselos a su mami. Sale y me dice que va a seguir ahorrando en su hucha porque aun no le llega para comprarlos. Entonces la chica de la tienda ha salido detrás de él para darle una piruleta y le ha preguntado que si los zapatos eran para su novia. Y él le ha dicho muy claramente que sí, que son para su novia que es su madre. Yo casi me derrito y la chica de la tienda se ha lanzado hacia él para darle un beso.

Mi hijo me da además mucha más fuerza para seguir en el camino de la vida que ya recorremos juntos, y ha hecho que valore todo de otra manera. Cuando tienes delante de ti a ese pedacito de vida que es como una extensión de la tuya, amas de otra manera, sientes de otra manera, sufres de otra manera, y vives mucho mejor, mucho más completa. Hoy tendremos su fiesta de cumpleaños y estaremos son algunas de las personas que le dan amor y cariño a mi hijo. Jamás podré devolverles ese amor que le dan, que es como si me lo diesen a mi multiplicado por mil. Sé que llegarán muchos momentos más difíciles seguro, pero también sé que la aventura de ser mamá y papá es la más apasionante aventura que voy a vivir.

Anuncios

3 comentarios sobre “1.825 días, los mejores de mi vida

  1. Muy lindo Marivi, Cuanto amor derrama este escrito. Totalmente de acuerdo cuando comenta que los hijos son la prolongación de nuestras vidas. Ser madre es lo más maravilloso del mundo.
    El pasado Martes Santo, tuve la suerte de conoce en persona a Víctor, vestido de nazareno y era como un querubín, con su ojos redondo y su pelo rubio. Te deseo toda la fuerza del mundo para criarlo. Comentamos lo del colegio y te dije que era el mejor, que mis tres hijos se formaron allí y me sentía sumamente satisfecha.
    Feliz cumpleaños, que tengas la suerte de poder ver a tus nietos, que esos son otro punto y a parte.
    Besos para el niño, la madre y la abuela.
    Un abrazo

  2. Felicidades muy sinceras, Marivi. Con ese corazón que demuestras, eres la mujer capaz de hacer feliz, no solo a un hijo, sino a un hombre que te quiera de verdad por lo mucho que vales. ¿Quién te puede negar su corazón? ¿Quién puede ignorar a tu persona tan íntegra? ESpero conocerte algún día. Eres admirable y de tal grandeza moral, que comprendo que algunos tíos se sientan cohibidos ante tí. Espero conocerte algún día. Málaga es afortunada con tenerte como concejala.

  3. Hola Mariví: Me has hecho revivir escenas similares. Te comprendo a la perfección y comparto cuanto dices. Ese hijo es todo para tí, el por qué de tu vida, el motor que te mueve e immpulsa a ser mejor cada día para que él se sienta orgulloso de tí y para ser el espejo donde él se mire con orgullo. Ese amor, ese deseo y esa fuerza, son las que te mentendrán vida y fuerte toda tu vida. Ser madre es el ´”título” más maravilloso que una mujer puede tener. Disfruta de tu niño a tope. Para mí mirarlo y observar sus movimientos, evolución y reacciones ante la vida, era más gratificante que cuanto me pudiera ofrecer el mundo exterior. Lo que no se ha vivido no se comprende, por eso te digo que sé de lo que hablas. un beso muy grande para tí y uno especial para tu hijo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s