El consenso y el bulevar


 

Con resaca aún del Día del SIDA que vivimos muchos y muchas ayer con la gran alegría de comprobar que hay muchas más personas comprometidas en la lucha contra la discriminación, paso por aquí para dar las gracias por todo ello a ASIMA, y para darnos todos y todas la enhorabuena por el acuerdo que se cerró ayer por el Alcalde y el Presidente de ADIF para empezar de una vez las obras del bulevar en Carretera de Cádiz. Y quiero hacer hoy desde aquí una reflexión sobre lo que supone en consenso en la política y en la vida. Nuestro Alcalde, Paco de la Torre, no entiende la política ni la vida sin el consenso. Tiene una capacidad para negociar y llegar a acuerdos de la que he aprendido mucho. Para él, siempre están los intereses colectivos, los intereses de la ciudad de Málaga por encima de cualquier otra cuestión. Y ese valor, que se nos presupone inherente  a todos y a todas los que nos dedicamos a gestionar los intereses colectivos por el mandato ciudadano, no lo tiene tan afianzado todo el mundo. La ejecución del bulevar sobre las vías del AVE es una obra de vital importancia para una zona  de la ciudad por la que hemos hecho una apuesta importante de transformación. Es una de las zonas de la ciudad con más población y hemos conseguido que vayan teniendo los mejores servicios. Por eso, y porque no es justo para la ciudad que tengamos que esperar a que se solucionen litigios entre  administraciones para comenzar la obra, y porque me gusta mucho más el consenso que la confrontación, hoy quiero dedicar el post al valor del consenso. Cuando se quiere apartar la demagogia y el sectarismo, cuando de verdad se vela por los intereses generales frente a los partidistas, cuando en 50 minutos somos capaces de desbloquear algo que nunca debió estar bloqueado, hay que felicitar y dar las gracias y darnos la enhorabuena. La vía del consenso es siempre la mejor y muchos y muchas deberían practicarla mucho más. Es, para mí, la mejor de las formas de entender la política y la vida.

Un comentario sobre “El consenso y el bulevar

  1. Pues eso hace falta, consenso y buena voluntad por las partes. Buena voluntad que muchas veces no hay. En Málaga muchas veces, demasiadas, las grandes soluciones para grandes problemas han sido unas grandes chapuzas, por lo que los grandes problemas han seguido siendo muy grandes, además de eternos. Llevo años sin explicarme por qué si se habían puesto a soterrar las vías, no se ha soterrado hasta el final. Adif, o Fomento o no sé qué ente aducían a la claustrofobia de las personas para entrar a una estación. ¿Entonces qué hacen en todos los metros del mundo? ¿O en todas las estaciones subterráneas del mundo?. También barajaron la posibilidad de semi-soterrar todas las vías desde la entrada a Málaga, aduciendo como escusa el nivel freático. Otra solución cobarde, mezquina y chapucera. ¿Entonces cómo se ha hecho el tunel del canal de la Mancha? ¿O qué hacen los holandeses o los japoneses? Porque en esos sitios no es que el nivel freático esté cerca de la superficie, es que lo que tienen que meter lo meten debajo del nivel freático, o debajo del mar. Al final la solución que buscaron en Málaga respecto a las vías fue soterrar una parte sí y otra no. Evidentemente la postura del Ayuntamiento, es hacer o buscar una solución duradera, una solución beneficiosa para los malagueños, algo que no sea una racanería por parte de las otras administraciones implicadas, sea la Junta o el Estado, o sus multivariantes de entes pensantes. Sin embargo Málaga siempre se ha topado con enorme tijeretazos para grandes obras de infraestructura que solucionaran grandes problemas o descongestionaran grandes espacios. Aeropuerto, puerto, estación, rondas. Parece que nunca vamos a acabar con las obras, ni nunca se van a encontrar soluciones que duren. Y además muchas veces nos encontramos con escollos que son cuestiones nimias para que los proyectos no salgan adelante. Discutir que si en la puerta del puerto va una tienda de discos o si en la capilla de la Vírgen del Carmen va una pizzería, creo que es una solenme tomadura de pelo. Comparar lo que dedican otras administraciones a otra ciudad “andazula” con un puerto de río, respecto a lo que dedican a Málaga, es otra tomadura de pelo, además de un cabreo im-presionante. A ver si alguna vez, con consenso o con la varita mágica, se terminan de arreglar las cosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s