Ética y política


Ayer no tuve tiempo de pasar por aquí. Lo digo porque algunos de los que visitáis a diario este lugar me enviasteis correos para preguntar si me pasaba algo. Ayer tuvimos Pleno del Ayuntamiento y fue un día bastante intenso. Por eso no pasé por aquí, del Pleno lo que más me gustó fue la intervención del Alcalde sobre la ética y la política en relación al triste asunto del Garabato en el que, de nuevo, el PSOE de Málaga, pretende sacar tajada política basándose, como ha hecho desde el principio en esta especie de fábula con bastantes errores y alguna que otra falsedad. Y es que cuando se ataca desde el cualquier ámbito y se usan mentiras para atacar a alguien directamente, es cuando te das cuenta de que hay personas en los partidos que no tienen escrúpulos y son capaces de usar cualquier cosa, hasta la mentira con tal de difamar y hacer daño. Y eso no puede ser. No puede ser porque esto hace mucho daño a la calidad de nuestro sistema democrático, porque con estas fabulaciones intentan confundir a la opinión pública y por que somos, antes que nada, personas de carne y hueso, con sentimientos, con familias, con dignidad.

Por eso me encantó la intervención del Paco de la Torre ayer en el Pleno. Hizo un alegato a la ética en la política para defender la dignidad de todos los que estamos en la noble tarea de la política, y dijo verdades como puños sobre el asunto que el PSOE presentó como el gran caso de corrupción e inflo un globo con un gas demasiado fétido que hizo que, al estar basada la denuncia publica en datos falsos, el Alcalde, que es una persona ante todo, pusiera una demanda para que esas personas que han atentado contra su honor usando mentiras, rectificaran. Y ayer, de nuevo el PSOE sacó el asunto en el Pleno para tratar de que retirásemos la reprobación pública que en su momento hicimos a los que levantaron las falsedades. Y yo me pregunto, ¿no deberían antes los que maquinaron desde el PSOE la denuncia vacía verdad pedir disculpas públicas y reconocer que los datos sobre los que se basaban eran falsos? Por eso, como he dicho al principio del post, en la vida y en política no vale todo. Y mucho menos usar mentiras para manipular y tratar de sacar rédito político. La ética en una persona que se dedica a la política debe estar elevada a la décima potencia. Es que resulta que los que estamos en una responsabilidad pública, representando y gestionando los intereses colectivos, debemos ser escrupulosamente honestos en todo, y no tratar de manipular a las personas creyéndonos que no tienen la suficiente capacidad para pensar y darse cuenta de la realidad. Pero la verdad es la que es, y las personas al final, se dan cuenta rápidamente de lo que persiguen los que andan todo el día malgastando su tiempo para pensar en maquinaciones insidiosas en vez de gastar esa tiempo y ese esfuerzo en pensar nuevas fórmulas para que podamos vivir un poco mejor, y mas con la situación que estamos viviendo ahora en nuestro país.

El Tribunal Supremo ha dictado una sentencia en la que, sin entrar en el fondo de la cuestión que es donde esta la mentira, dice que prima el derecho a la información frente al derecho al honor. Yo creo que también debe primar un derecho sobre otro, pero cuando lo que se denuncia tiene una base de realidad. Si el hecho en sí sobre lo que se basan los socialistas está basado en errores y falsedades, evidentemente el honor de la persona que se ve afectada, queda dañado por mentiras. Por eso, y porque Paco de la Torre es una de las personas más honestas y transparentes que conozco, y porque sé que él es incapaz de hacer ese daño a nadie porque es buena persona antes que político, es por lo que ayer, una vez más, fui testigo de una de las mejores lecciones de ética en la vida y en la política. Y por eso hoy quiero reivindicar desde este lugar, que es como la república independiente de mis pensamientos y de mis sentimientos, que esos valores de la ética, la honestidad y la trasnparencia son los que seden estar siempre presentes en cualquiera de los aspectos de la vida, y mucho más en la política. Los ciudadanos y ciudadanas no se merecen otra cosa.

Anuncios

5 comentarios sobre “Ética y política

  1. Los partidos políticos se sustentan sobre una base de irregularidad manifiesta, tolerada e incluso acordada. Me refiero principalmente a la financiación pero es extensible a otros aspectos básicos de su funcionamiento.

    Partiendo de esta base, la actividad política enmarcada dentro de cualquiera de los grandes partidos de este país parte con un grave déficit ético y moral. Cualquier político que desarrolle su función debe asumirlo así o, de otro modo, parte con otro tipo de déficit igual de grave; la ignorancia. Algo que, en cualquier caso, no le exime de lo primero.

    No es posible que en política, lo normal sea resaltar y significar cualidades que deben darse por supuestas y que sean algo digno de elogio o recompensa.

    Por eso, mientras no se asuman reformas de calado en materia de Ley Electoral y Ley de Financiación, no se puede hablar ética y moralidad en ningún eslabón del sistema político por mucho que estos valores habiten en el cerebro o en el espíritu de alguno de sus miembros y dirigentes.

  2. Hola Mariví:

    Aunque estoy de acuerdo en casi todo lo que escribes, mi impresión es que al Alcalde le ha faltado humildad y saber encajar la derrota, tenía que haber pedido disculpas, acatar la sentencia y reoonocer que no debía haber ido tan lejos, ya que el primer error lo cometió él, cuando no se abstuvo en la votación del caso, aún sabiendo que tenía intereses indirectos. Pero eso remover, que es lo que le interesa al Psoe. Sí te digo, que somos muchos los que pensamos que va siendo la hora de arriesgar y dar entrada a nuevos valores, incluyendote a tí misma, creo que ha llegado la hora del relevo al alcalde, ojalá volváis a ganar las elecciones, pero por favor no perdáis la humildad que os hizo ganar la alcaldía con Celia.

    No me preocupa para nada María Gámez, lo que me preocupa es que no seamos capaces de ganar la diputación, hay es donde de verdad hay que currarselo, ya sabes que puedes contar conmigo para lo que sea.
    Muchas gracias y un saludo.

    Chicho

  3. Asi como predomina el derecho a la información frente al derecho al honor,utitizando el mismo criterio la verdadera información es la que debe predominar cuando se trata del derecho al verdadero honor. Todos somos seres públicos, dependiendo del grado que tengamos de implicacia en la sociedad será la magnitud de la intensidad de la rectificación, aunque la sensación de impotencia ante la mentira que pretende destruir nuestros principales valores es la misma en cada honesta persona. No me gustaría que mis seres queridos, conocidos, compañeros de trabajo ,vecinos creyeran a un tribunal que se basa en premisas falsas para dictaminar un juicio de valor hacia mi. Por eso creo que no todo vale, ni en política ni en cualquier ámbito de la vida. Por encima de todo interés , están ciertos valores que tienen valor pero no tienen precio. Sin ética la sociedad se deshumaniza y nos convierte en depredadores. En mayor o en menor medida todos necesitamos reivindicar la verdad. Supuestamente somos seres civilizados y las relaciones y valoraciones interpersonales nos importan.Sino solo seríamos aves de rapiña.Hacer de la verdad una causa y llevarla por delante nos hace humanos,porque todos necesitamos muchas veces llegar hasta las últimas consecuencias cuando de nuestra ética y valores morales se trata. Desde aquí quiero apoyar al Alcade ya que para mi,su trayectoria desmiente cualquier dictámen y también porque todavía creo en ese difícil arte de ponerse en los zapatos del otro, que tiene tanto que ver con eso que hace tantos años llamamos JUSTICIA, aunque muchas veces por muy legal que sea, siga siendo en el fondo INJUSTA.

  4. Ética y política. Solo los grandes políticos como Paco de la Torre pueden presumir de ir a la par en estos dos conceptos. De todas maneras, sabes de sobra, Marivi, que muchas veces, estas dos cosas van disociadas.

  5. ÉTICA + POLÍTICA, ÉTICA + PODER, ÉTICA + DINERO, difícilmente “casan” pero, como soy bastante optimista, hay excepciones que rompen la regla.
    El “fin justifica los medios”, es el recurso de los mediocres.
    Estoy contigo en la honestidad de nuestro primer Edil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s