Hablar por hablar


 

Pensaba que al arrancar mi regreso a este lugar iba a tardar un poco más en entrar de lleno en los asuntos que me preocupan y me ocupan de la realidad que estamos viviendo, y de la actualidad política y social de la ciudad. Eso pensaba. Pero esta mañana no puedo dejar de comentar aquí y hacer una reflexión en voz alta sobre las declaraciones de algunos responsables políticos en cuanto a la prostitución, la esclavitud de nuestro siglo, y la ordenanza que estamos elaborando entre todos y todas y la mesa intersectorial creada para ello.

Vaya por delante que mi postura en cuanto al asunto de la prostitución es la de la legalización. Ya lo he comentado en este espacio. Defiendo que la legalización de la prostitución porque llevaría a que las personas que realmente quieran dedicarse a ello lo hagan con las máximas garantías, con su alta en la Seguridad Social y todos los derechos y obligaciones que tienen los trabajadores en nuestro país. Y es el Gobierno el que debe dar el paso de hacer algo en este sentido o en el que crean conveniente. Pero deben hacer algo como han hecho en otros países, y no mirar para otro lado, cuando lo que está en juego son las vidas de cientos de miles de mujeres y cada vez más hombres en nuestro país.

La Delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Málaga, María Gámez, ahora también candidata del Psoe en las próximas elecciones municipales, antes de hacer de valoraciones y declaraciones, debería venir una noche  a recorrer las calles del Polígono Guadalhorce. Antes, debería comprobar con sus propios ojos, lo que esta sucediendo allí y ver, ella misma, como cientos de mujeres y cada vez más hombres son denigrados cada día, expuestos y expuestas a tantos riesgos que carecen ya de lo básico, que es el propio ejercicio de sus Derechos Humanos. Cuando una persona tiene una responsabilidad pública, como es su caso, tiene la obligación de conocer todas las realidades. Eso es básico e imprescindible.

Cuando la Delegada se de una paseo por allí, que le recomiendo que vaya entre las 2 y las 4 de la madrugada de un fin de semana cualquiera, cuando compruebe, como yo hago, que allí hay mujeres muy jóvenes que apenas te miran a los ojos porque tienen miedo, que no se pueden comunicar contigo porque no saben hablar castellano y, como pueden, te relatan las historias de sus vidas, será entonces cuando la Delegada estará preparada para valorar la situación. La invito además a que venga al Centro Café Calor que con tanto empeño se hizo una realidad gracias a la Asociación Mujer Emancipada. Allí, y con la excusa de que las mujeres entren y tomen algo caliente, trabajamos con ellas para intentar orientarlas y sepan que , si quieren, pueden ganarse la vida de otra manera. La gran mayoría no quieren estar en la calle. La gran mayoría llegan a Málaga de la mano de mafias que trafican con sus vidas, con la promesa de un trabajo en la Costa del Sol. En pocas horas se ven expuestas a estar en la calle y ser esclavas del sexo en contra de su propia voluntad. Tienen que pagar su billete, el que las trajo a este supuesto paraíso, y hasta que no abonen sus deudas no son supuestamente libres. Mientras tanto, muchas pierden la virginidad en las calles del polígono. Mientras tanto, la gran mayoría de ellas se vuelven esclavas también de las drogas. Mientras tanto, la gran mayoría de la sociedad, sigue con su actitud hipócrita y lamentan la situación, pero ellas están ahí porque hay muchas personas que van cada noche a requerir sus “servicios”.

Además de todo esto, Médicos del Mundo, trabaja a pie de calle con ellas y ellos para intentar que su salud se vea lo menos perjudicada posible en estas situaciones. Y hacemos posible que en el momento que una o uno de ellos manifiesten su voluntad, apartando el miedo, de  salir de ahí, tengan inmediatamente un lugar donde vivir, un tratamiento de desintoxicación de las malditas drogas y formación para que puedan encontrar un empleo lo antes posible y ser libres de verdad.

Por todo esto, y porque hacemos cientos de acciones de prevención con Médicos del Mundo, Málaga Acoge, Mujer Emancipada, Accem ,Asima y otros muchos colectivos, no puedo estar de acuerdo con la Delegada. Porque además, el grupo municipal socialista ha tenido y tiene la posibilidad de hacer propuestas a una ordenanza que se ha elaborado con la participación de todos. Y porque nunca he tenido la oportunidad en los 11 años que llevo en mi responsabilidad, de oír ni una sola propuesta desde la Junta de Andalucía para dar solución o paliar del daño que provoca la prostitución  de calle en las personas que lo ejercen.

Pero antes, creo que la Delegada debería pisar más la calle. Sólo así se dará cuenta de que las personas que ejercen ese tipo de prostitución son las esclavas de nuestro siglo. Y sólo así se dará cuenta de que sobre este espinoso asunto, antes de hablar hay que conocer en profundidad la realidad. De todas formas, y para que conozca lo que desde el ayuntamiento hacemos para paliar los daños y prevenir, le enviaré a la Delegada todas las acciones que integran un plan de intervención y prevención, elaborado con todas las entidades sociales que trabajan desde hace años con las personas que ejercen la prostitución en la calle.

Anuncios

15 comentarios sobre “Hablar por hablar

  1. Totalmente de acuerdo Mariví con el contenido de este escrito. Pienso lo mismo que tú, la prostitución hay que legalizarla y controlarla como pasa en otros países, por ejemplo Holanda. Siempre que he tenido ocasión lo he dicho claro y alto. Es algo que no soporto, que me indina muchísimo, porque sé que detrás de cada mujer, que ejerce la prostitución, hay una historia personal, que como tú bien dice son las victimas de nuestra sociedad en general y de los proxenetas en particular que las explotan y se lucran a costa de ellas.
    Ni a la Junta ni al Gobierno les interesa este terma, quizás, no le sea rentable electoralmente, por eso miran hacia otro lado. Ellos que tan adicto son a prohibir a sacarse leyes de la chistera se tendrían que preocupar y tomarse muy en serio el problema. Como no lo hacen, aplaudo al Ayuntamiento por la decisión, que al respecto, ha tomado y que no retroceda ni un paso. Hace muchísimo tiempo que la sociedad malagueña, quería soluciones al respecto. Y si lo han hecho otras provincias
    ¿ por qué no se puede hacer en Málaga?

    La prostitución es un problema que hay que solucionar cuanto antes: Controlando la emigración, cogiendo a las mafias, informando y formando a las mujeres, dándole cobertura social, sanitaria………. Todo dentro de un clima de legalidad. Porque la libertad de las personas terminan donde empiezan los derechos de otras.

  2. Totalmente de acuerdo contigo. Fuera de puritanismos y de hipocresías del feminismo ramplón, la única medida realista que procede es la legalización y regulación. Necesitamos cotizaciones a la Seguridad Social, y ese “sector” necesita cierta regularización que lo extraiga de la marginalidad. No estoy de acuerdo con penalizar a los clientes, aunque hay que ser muy duro con los chulos y demás elementos del rufianismo más inhumano. Los empresarios del sector están deseando esta regularización, que podría establecer el tipo de control sanitario de las mujeres. Se está dejando pasar demasiado tiempo, por falta de valentía política para agarrar a este toro por los cuernos.

  3. La Sra Delegada no sabe de lo que habla, si no le parece bien las medidas del Ayuntamiento sera porque a ella no le afecta está situacion. Mal empieza está Sra. para ser candidata a la alcaldia de Málaga.

  4. Pues yo veo desde hace muuuuho tiempo que la ¿Delegada-candidata o candidata-Delegada? pisa mucho la calle…..pero siempre con una cámara de “afotos” de escolta, ya que sistemáticamente tooodos los días, en dos diarios muy concretos de máxima difusión local sieeempre sale su “afoto”, en especial en un diario que “opina” mucho. Hace unos pocos años y hace unos menos meses se hablaba de la Delegada de Innovación tal y cual, y últimamente se habla de la super-Delegada sobre cualquier cosa (claro, ya que la Delegación de Gobernación da mas juego). Y de repente al título de delegada se añadió el de candidata (“asín a deo”, con ese sistema tan democrático que los partidos designan sus candidatos). Mi conclusión personal, subjetiva y arriesgada es muy clara: Hace muuuucho tiempo que el PSOE estaba fabricando una candidata a la Alcaldía, y por eso la “afoto” tenía que salir siempre en los papeles, para que a los futuribles votantes les suene de algo.
    Como suele suceder, el fin se convierte en el medio, y lo que debería ser la actividad cotidiana normal del desarrollo de un cargo político (Delegada de esto o de lo otro) se utiliza para propaganda electoral de sí misma y de su partido. Es decir: Se utiliza un cargo para intentar conseguir otro más gordo, se utiliza unos medios públicos (el ejercicio de un cargo político-administrativo), para conseguir unos intereses privados (yo y mi partido quiero/queremos la Alcaldía).
    Sobre la opinión de la candidata, también la veo alejada de la realidad, una opinión vacía, sin aportar ninguna solución. Una opinión sobre este tema o sobre cualquier otro que tenía que dar por su “segunda actividad”, pero que no lleva a ninguna parte
    Aparte de esta puntilla anecdótica sobre esta candidata, opino que sobre la prostitución siempre ha habido mucha hipocresía. Y desde hace pocos años, al eterno y secular problema habitual se ha añadido el de la inmigración irregular y la proliferación de mafias. En este y en otros problemas como las drogas, siempre he opinado que habría que apuntar más alto que a las/los que padecen el problema, y atacar directamente a las mafias, pero sobre eso no veo que se vaya a solucionar con una ordenanza municipal. Creo que desde el ámbito municipal se trata de buscar alguna solución o hacer algo, ante la demandas de los vecinos afectados por el problema, pero las competencias o los medios no creo que sean del municipio, sino de otras administraciones.
    Si se pone una multa a un cliente, posiblemente la pagará y con prontitud, temiendo que la notificación llegue a su domicilio, en el caso de un joven que viva con sus padres o de un “marido infiel”. Si se pone una multa a una prostituta, no creo que la multa ni la pague ni vaya a ninguna parte, pues no tendrá domicilio conocido, o estable, no tendrá cuentas bancarias ni propiedades que embargar, etc. Por lo cual el hecho de denunciar en este caso será una actuación o trámite que se convertirá en papel mojado. Y lo mismo sucederá denunciando a los chulos o macarras. En el caso de estos explotadores creo que la solución pasaría más por el ámbito penal que del administrativo. Por lo cual soy pesimista y no veo que con una ordenanza municipal se vaya a solucionar gran cosa, pese a que la voluntad del Ayuntamiento sea buscar alguna solución. Ojalá me equivoque.

  5. Totalmente de acuerdo…todo lo que no sea la legalización son paños calientes…Se multarán, se irán a otro sitio y las mafias seguirán explotando a las mujeres. Salud.

  6. Mariví, comparto tu entrada en la bitácora al cien por cien. No obstante me gustaría hacer un pequeño e irónico inciso sobre el.

    Aunque soy de Cádiz, suelo visitar el Polígono Guadalhorce casi todos los meses, así que sería conveniente, para evitar que la Sra. Gamez trasnoche, informarle que si quiere puede hacer la visita al polígono incluso de día. No hace falta que vaya de noche, no vaya a coger un resfriado; que lo haga de día que tambien verá un “simpático” espectáculo.
    Como siembre, un abrazo.

  7. Buenas tardes Mariví. Te sigo hace tiempo y he de felicitarte por la sensibilidad y lucidez de tus comentarios. Me consta que tu preocupación es mejorar la calidad de vida de los ciudadanos y especialmente de los más desprotegidos. Me saca de quicio que se saque de contexto las normativos y que algunos (o algunas) lo vean como una limitación de la librtad. Creo que como ciudadanos debemos tener, y reclamar, un marco de relación que establezca de manera clara los límites hasta los que podamos llegar. Me cansa que un gran núero de personas amparados en el “todo vale” aprovechen para extender su inciviso por la ciudad. Ruido, poequería, botellón, mujeres que trabajan la calle presionadas por pobreza y proxenetas, parques públicos destrozados por salvajes… Es evidente que nos hace falta más educación pero también normas y agentes del orden (que lamentablemente brillan por su asencia) que hagan cumplir las leyes.
    Un abrazo, sigue así.

  8. Antes de todo felicitarte por tu sinceridad. Legalizar es una postura tan legítima como la de sancionar, pero antes de nada hay que educar, educar ya que se gastan muchos esfuerzos en políticas de pseudo igualdad cuando hay mujeres ejerciendo la prostitución en manos de grupos orgnizados, garantiza esa legalización que dejará de ser una actividad marginal?, no solo desde el punto de vista económico sino que desarticulará definitivamente las situaciones que con la ley en la mano no se ha querido o no se ha podido desarticular hoy por hoy ?;en segundo lugar no podemos olvidar que la situación de riesgo para la salud de las prostitutas y sus clientes , se produce ahora y se producirá con legalidad o no(aunque se atenuara) , tampoco creo que la solución sea simplificar la sexualidad a un puro intercambio o transacción mercantil , un servicio puro y duro , como un masaje terapeútico pero no se puede ocultar que la prostitución no es un vicio oculto sino que es una práctica muy habitual y una demanda que ha existido y existirá siempre, concierne a una parte de nuestra identidad humana esencial la sexualidad y no entraré a valorar si al ejercerla o contratarla se desvirtua su propia esencia y se menoscaba la integridad de las personas que interactuan. lo que si diré sin juicios es que una mujer no es un jamón de pata negra que podamos consumir, sino una biografía en muchos casos de las mujeres que ejercen degrada y condicionada y por lo tanto lo que importa es actuar sobre las causas y circunstacias que obligan , y su cliente no es un perro inhumano, como no lo es el drogadicto , pero si se puede educar y pensar que en ese acto nadie quisiera ver a su madre a su amiga , a su hermana; diré que si una mujer o un hombre deben usar el sexo como un fin desposeído de todo contenido simbólico y existencial , olvidamos algo esencial:”Que somos seres humanos y no objetos humanos” . Un saludo.

  9. Mariví, tengo que felicitarte no sólo por la claridad con que relatas la realidad de las mujeres que se dedican a la prostitución en Málaga y el trabajo que realizas para intentar mejorar su situación, sino, y sobretodo, por ser valiente a la hora de pronunciarte sobre la LEGALIZACIÓN de la prostitución. Como compañera tuya en el equipo de gobierno del Ayuntamiento y en el Partido, te digo que pienso exactamente igual. Legalizar la prostitución permitiría que estas personas pudieran acceder a una situación laboral y unos derechos que ahora se les niegan y sería una forma de permitirles escapar a las mafias que controlan el negocio de la prostitución y que debería ser objetivo prioritario del Gobierno Central desmantelar, pero que, como lamentablemente vemos, no es así.

    Enhorabuena por tu artículo y por tu valentía.

    1. Muchas gracias por tus palabras Puri. Afortunadamente sé que somos mas los que defendemos la legalización de la prostitución. Hay varias posturas dentro de los dos grandes partidos en nuestro país. Pero lo que realmente hace falta, como dices en tu comentario, es que de verdad se actúe ya, porque no podemos ppermitir que haya mujeres y hombres que se vean con sus Derechos Humanos machacados en las calles de las ciudades de nuestro país, y se mire, siempre, para oro lado. Tu eres valiente, como yo. Y vtenemos la inmensa suerte de militar en un partido en el que se puede opinar y tener criterio propio sobre asuntos de esta naturaleza. Gracias amiga.

  10. Hola Marivi

    De acuerdo contigo en lo esencial, hay mucho hipocrita en la politica y en la sociedad que usa los servicios de estas mujeres y luego se rasga las vestiduras con este tema.
    Hay que hacer algo, no pueden estar en la calle a la vista de niños y como erradicarse no se va a poder pq hay muchos miles de años que lo avalan; habra que legalizarlo y hacer que tengan su seguridad social y que ejerzan en sitios acondicionados para ello, donde como cualquier actividad molesta este regulada al maximo.
    Seguramente no se va a poder erradicar totalmente la prostitucion callejera pero se les dara un marco para que lo hagan la mayoria.
    Muchas mujeres estan ahi por necesidad y otras con las que yo personalmente he hablado lo hacen pq su nivel de vida con eso es muy bueno, hay de todo, tb mucha leyenda negra sobre la explotacion, hay explotacion tb yo no lo niego, pero llega un momento que valoran tb el dinero que ganan, eso es asi y no podemos tampoco negarlo.
    Asi que veo tu postura muy valiente, animo, pues con esto pasa como con el tema de los gays y sus matrimonios, que era un tema que estaba ahi y que pedia a gritos que se solucionara,
    En esto no entran ni derecha ni izquierda, sino el sentido común, ese sentido que en nuestro pais y por los radicalismos politicos hoy dia es tan poco común.
    Saludos.
    Pedro.

  11. Hablar por hablar, sencillamente la prostutición es necesaria (evita psicólogos)y por ello debería ser legal, para hombres y mujeres. El sexo no pertenece al alma y si a la salud y al cuerpo, tiene que ver con la cosa pública y con la privada por eso sería necesario hasta para las personas más espirituales y más íntimas pero quizá no interese su solución. 1beso Marivi

  12. Como mujer que soy , puedo y tengo la suficiente , empatia para pensar en la dificultad y el gran sufrimiento , que éstas mujeres , pueden llegar a tener . Que terrible debe ser , tener que estar con un tipo , al que ni siquiera conoces , no sabes de que leche, sin saber si está sano , limpio etc . Y pienso que el que busca , sexo , en las esquinas , deja mucho que desear en cuanto a su calidad humana . ¿no seria viable , el poder controlar , a esos tipos , que se aprobechan de la necesidad de éstas mujeres?.Esto me gustaria que se oudiese llevar a cabo , (en la medida de la demanda , así será el mercado )

  13. Claro que hay que conocer esta realidad, pero eso es más que “darse una vuelta” una noche. Mariví, la señora Gámez desconocerá esta realidad… pero seguramente usted también. ¿Cada cuánto las ve? ¿Puede quedar con ellas fuera del trabajo? ¿Se ha hecho amiga de estas chicas? ¿No? Pues como la dije en el otro comentario (entrada sobre legalizar la prostitución), tenga a bien visitar mi blog y formularme las preguntas que desee que la responderé muy a gusto.

    Lo que a mí no me agrada en absoluto es que bajo la bandera de la supuesta “legalización” (diríase mejor regularización porque ilegal no es) de la prostitución se enmascare su PROHIBICIÓN. Que es de lo que trata su ordenaza, señora concejala. Ofrezca alternativa, no se limite a prohibir como suele hacer el PSOE… aunque no en esta ocasión, lo que dijo Gámez sobre el respeto a las libertades me pareció muy sensato.

    ¿Que generan suciedad y desperdicios? Habilite infraestructuras (papeleras, baños públicos, etc) para que su impacto sea el menor posible. PREGÚNTELAS que desean, eso del café y los condones ya está muy visto. ¿Por qué no monta unos prefabricados para que puedan descansar, resguardarse de las inclemencias del tiempo o incluso atenderse con sus clientes más a gusto? Eso sí sería una medida altamente beneficiosa para este colectivo.

    ¿Que se quiere que abandonen la prostitución? Bueno, no se las puede obligar, pero sí estoy a favor de que las ofrezcan alternativas laborales VIABLES. No curros de fregona o costurera, así no… podrían ser becas para entrar en la universidad. Estas chicas tienen capacidad de sobra para sacar una cerrera superior, y además es algo que pueden compatibilizar con su trabajo. Pero muchas ONGs no creen en ellas, normal, porque no las conocen.

    ¿Que quiere librarlas de las mafias? Mujer, eso ya es difícil, mucho más… Requeriría una firme voluntad política y decisiones bastante incómodas. De todas maneras es posible, aunque hay que hacerlo con cuidado. Si desea que la presente un plan para ello puede escribirme. Pero la advierto de que muy posiblemente se vea atada de pies y manos, usted no va a tener competencias para ello.

  14. Hola Mariví,

    Soy un hombre joven que desde hace unos 12 años leo e investigo un poco el fenómeno de la prostitución. En algunos momentos de tan extenso período, me acerqué viví el fenómeno en primera persona en calidad de cliente y conocido de algunas mujeres (jóvenes y no tan jóvenes) que se encontraban realizando dicha actividad. Tuve contacto tanto con mujeres nativas (españolas) como migrantes (iberoamericanas sobre todo)…
    El asunto de cuál sería la ‘política prostitucional’ más adecuada para nuestro país a mí -personalmente- no me resulta nada sencillo. Por un lado soy favorable a una política basada fundamentalmente en los supuestos ideológicos que defienden las asociaciones y colectivos pro-derechos y representantes de algunos sindicatos, unos supuestos entre los que están incluídos las recoceptualizaciones de la prostitución como ‘trabajo sexual’ (cfr. por ejemplo los trabajos de la española Ruth Mestre i Mestre, del colectivo LICIT o de la italiana Paola Tabet sobre este particular)… Pero por otro lado, considero que bajo la etiqueta ‘prostitución’ se encuentran realidades muy complejas y diversas y toda una escala de grados de opresión que pueden estar viviendo las personas que ofrecen (o incluso) que consumen tales “servicios”. Quiero con esto decir,por ejemplo, que a mí la oposición ‘economicista-liberal’ entre ‘prostitución voluntaria’ y ‘prostitución forzada=trata’ no me resulta satisfactoria del todo por la simple razón de que las realidades humanas diversas que forman parte de este fenómeno forman un todo más complejo. Yo, particularmente, he conocido personas en la prostitución (algunas oferentes de sexo y algunos hombres clientes) que aunque participaban “voluntariamente” de este comercio, me parecieron sujetos alienados (individuos que no han asumido verdaderamente su libertad, que se auto-engañaban o que obraban con mala fé -entendida esta mala fé en el sentido beauvoiriano-sartriano de la palabra). Por esto, para mí la prostitución no es algo equiparable a un trabajo o a un servicio como cualquier otro. Y por tanto creo que nunca se debería normalizar del todo, y que en esa ‘política prostitucional’ que se pudiese plantear, debería contemplarse unos aspectos referidos a lo asistencial (dirigido a las oferentes) y a lo educativo+sensibilización (dirigido sobre todo a los varones, que constituimos más del 99% de la clientela de prostitución, pero también a las personas que se encuentren ejerciéndola, pero que no se encuentren satisfechas realizando este “trabajo”).
    En resumen, si tuviese que defender una política prostitucional para abordar el fenómeno en nuestra sociedad, yo me decantaría por una política prostitucional de tipo MIXTO.
    Muchas gracias por escucharme.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s