Izaskun y Pablo


 

Una de las mejores experiencias que he vivido como responsable en Málaga de Asuntos Sociales, ha sido tener la oportunidad de trabajar en equipo con personas con Síndrome de Down, que han hecho prácticas laborales en el Ayuntamiento de Málaga. Gracias a la labor y el esfuerzo de la Asociación Síndrome de Down en Málaga, de los padres y madres, y, sobre todo, de ellos y ellas mismos, han sido muchos los jóvenes que han pasado por Bienestar Social para desempeñar una tarea y terminar de formarse para incorporarse al mundo laboral y poder vivir en igualdad de oportunidades.

Hasta el más laureado de todos, el que recibió la Concha de Plata del Festival de Cine de San Sebastián, Pablo Pineda, ha estado aquí, con el equipo de Bienestar Social y Más Cerca. Y hasta Pablo, que es un ejemplo al esfuerzo y al tesón, ha seguido un proceso parecido para poder incorporarse con normalidad y en igualdad de oportunidades a la vida que él mismo quiere vivir. Ni siquiera la oportunidad que ha tenido Pablo para convertirse en actor y protagonizar una de las mejores películas que ha dado el cine español, ni siquiera esa Concha de Plata, ha conseguido que Pablo separe ni un minuto los pies del suelo. Sabe que todo llega tras un proceso duro de formación y esfuerzo continuo. Ahora está preparando oposiciones y estoy segura que logrará las mejores calificaciones.

Escribo todo esto porque esta mañana, mientras ojeaba la prensa del día, he visto publicado que Izaskun Buelta, la chica con síndrome Down que tuvo la inmensa fortuna de ir el 26 de enero de 2009 a ” Tengo una pregunta para usted” y le entregó en mano a Zapatero su curriculum para conseguir un trabajo, ya tiene trabajo seguro y por mucho tiempo. Estoy segura que Izaskun está preparada, eso no lo dudo. Por su desparpajo además, creo que tiene buenas dotes para relacionarse con los demás. Pero el caso de Izaskun y, sobre todo, el gesto de Zapatero, pone en evidencia todos los procesos que se llevan a cabo en toda España y desde más de dos centenares de organizaciones no gubernamentales para que todos y todas tengan igualdad de oportunidades. Ella ha sido una afortunada. Me alegro por ella y por su familia. Pero me gustaría que el Presidente del Gobierno además de hacer estos gestos, se preocupara también por los miles de jóvenes con discapacidad que en nuestro país están en este momento buscando un empleo, como el que ahora tiene Izaskun en una de las Fundaciones del Psoe.

Los gestos en estos casos visten mucho, y dan muchas fotos y más titulares de prensa. Pero lo que verdaderamente importa, como dice Pablo Pineda, es pensar que todo requiere un esfuerzo muy grande en personas que, supuestamente, deben esforzarse hasta diez veces más para conseguir llegar a la meta por sí mismos. Pablo podría haberse dejado llevar por las fotos, los titulares, la popularidad y convertirse en un fenómeno mediático y vivir de eso. Pero él es lo suficientemente inteligente para saber que todo eso es pasajero y que, lo que consiga lo debe conseguir con el esfuerzo y luchando para superarse a sí mismo, como está acostumbrado a hacer desde muy pequeño.

Y lo que espero es que haya muchos menos gestos y más acciones reales que hagan posible romper esas barreras mentales que aún existen en nuestra sociedad, para que ellos y ellas puedan de verdad tener esa igualdad real para poder vivir en igualdad.

2 comentarios sobre “Izaskun y Pablo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s