Su primer mundial

Estándar

 

Supongo que lo que toca es hablar de lo que sucedió ayer en España.  Lejos de caer en un análisis cargado de tópicos, voy a comentar como lo viví yo. Es el primer mundial que vive mi hijo, que cumplió hace poco 4 años. Víctor llegó un día del cole y me pidió una camiseta de España. Me sorprendió porque ni le había hablado nunca de fútbol, ni solemos verlo en casa. Así que me puse manos a la obra y conseguí la equipación en una de esas tiendas multicosas que invaden ahora el centro de la ciudad.

Ayer, cuando lo fui a recogerlo a casa de mi madre, lo primero que me dijo es que teníamos que ganar. Así, después de compartir un rato con los mejores amigos, paramos un momento en casa para cambiarnos y lanzarnos a la calle para ver donde veíamos los dos el partido. Mientras tanto, no paraban de llegarnos invitaciones en forma de sms para que fuésemos a El Carmen, ese lugar con algo de magia, que he descubierto hace poco. Así que Raúl nos esperaba impaciente para vivir el partido. Víctor, con sus inseparables gormitis, me dijo que él esperaba en la terraza para saber si ganaba España o no. Fueron llegando amigos, y más amigos y amigas, y se fue llenando el bar. Víctor, que había montado su campamento en la terraza, observaba como iban pasando todos con las banderas y las caras pintadas en la Plaza de la Merced. Y el partido transcurrió entre salidas y entradas al bar, entre idas y venidas de Víctor con Raúl a comprar helado, entre besos y emoción contenida del pequeño que no miraba hacia la tele, sino nuestras caras. Y llegó así la prorroga, en la que yo tampoco pude resistir más tiempo dentro del bar. En la terraza, cruzábamos los dedos para oír cantar ese deseado gol. Víctor, cada vez que oía un “uyyyy!”, coreaba a continuación un ” campeones, campeones!” Y yo le tenía que decir que no, que aún no habíamos ganado. Y así, llegó el gol de la victoria y entonces, la Plaza de la Merced entera retumbó. Me agarró del cuello fuerte y me llenó de besos. Me quedo con la cara de emoción, y de pasión y ese salto que dio Víctor de la silla cuando esto pasó. Y sin decirle nada, corrió hacia dentro del bar para abrazar a Raúl y a Boxó. Lo cogieron en brazos y dimos saltos un rato mientras veíamos a nuestros jugadores llorar de la emoción. Oscar arrancó a llorar también y creo que a Carrete, le vi caer alguna lágrima también. Creo que hasta Fran se emocionó.

Al instante Víctor le dijo a Boxó que le diese ese paseo en su coche que le había prometido si ganábamos. Y nos fuimos en ese 4×4 a recorrer las calles de Málaga con las banderas que habíamos comprado por la tarde. Casi no podía agarrar a mi hijo, que nunca de había montado en un descapotable. Y su cara, y ese baile que se marcó en el coche mientras ondeaba la bandera de España y gritaba una y otra vez que somos los campeones, jamás la olvidaré.

Momentos para no olvidarlos, momentos vividos junto a él que no volverán otra vez. Y no lo digo porque no volvamos a ganar un mundial, lo digo por la inocencia y la curiosidad con la que Víctor lo ha vivido en esta ocasión. Su primera vez. Su primer mundial, y somos los mejores del mundo. Me hubiera gustado compartir este momento también con alguien, que no estaba. Pero lo compartí con esa persona, ausente ayer,  lo mejor que pude o que supe.

About these ads

3 comentarios en “Su primer mundial

  1. Francis. M

    Maravilloso!!! Mariví. Si me conocieras verias que te lo digo de todo corazón. Mi historia es muy parecida. Coma sabras tengo una niña de 2 años y tres meses es una niña muy despierta para la edad que tiene. Un dia vino de la guardería con la cara pintada de banderitas y me decia mami oe oe España el mismo dia que jugaba… y desde ese día nos pusimos a ver juntas el futfol (como he mensionado en ocasiones) no soy futbolera y mi marido es más bien del tenis y del padel. Pero anache los tres juntos en casa por primera vez viendo un mundial de futbol disfrutamos como nunca y mi niña al vernos reia diciendo España!!!! Besitos para los dos. YA SOMOS CAMPEONES!!!

  2. Angeles

    Llevo desde anoche sin parar de emocionarme por una u otra cosa, y tu comentario ha sido una de ellas. Te comprendo tan bien! cuando vi a mi hijo de 9 años llorar porque somos campeones del mundo, lo que sentí es indescriptible.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s