4 años


Hace justo ahora 4 años, estaba a punto de ver la cara de la persona que ha cambiado mi vida para siempre. Hace 4 años estaba dando a luz en el Materno a la persona que me ha dado la felicidad de verdad y que ha hecho posible que me dé cuenta de la importancia real y verdadera de todo. Mi hijo me da cada día una lección diferente. Y ahora, que ya puede mantener conmigo una conversación con cierta coherencia, me expresa cada día sus sentimientos, sus pensamientos, sus miedos y sus ilusiones. Ser madre es, si duda ninguna, lo mejor que me ha pasado en la vida. Y ser la madre de Víctor es lo que más orgullosa me hace. Víctor además es un ser lleno de vida, de fuerza y de sentimientos. Es inmensamente sensible, para lo bueno y para lo malo. Tiene una inteligencia emocional superior a una persona de su edad y se da cuenta al instante de cual es mi estado de ánimo.  Es también un niño con genio, con temperamento y bastante terco a veces. Por eso, cuando quiere a toda costa salirse con la suya e imponer su criterio, tenemos nuestras pequeñas discusiones que acaban siempre con la pregunta que me parte el corazón después de la discusión: ” mamá tu me quieres, ¿verdad?”. Entonces es cuando me pide perdón y me reclama un abrazo dándome a entender que ya no pasará más. Dejaré para otro post alguna anéctoda de nuestras conversaciones porque de su sentido común aplastante estoy aprendiendo cada día. El sábado me acompañó a la manifestación de lucha contra los malos tratos y en repulsa por los asesinatos de este año a 30 mujeres, y me preguntó que por qué había hombres que mataban a mujeres y, lo que más me llamó la atención fue que me preguntó que donde estaban los hijos de esas mujeres ahora. La imagen que dejo aquí  es de la manifestación del sábado. Ayer aún me preguntaba por esos niños de las mujeres asesinadas.

Cuando con 34 años me propuse ser mamá, no me podía imaginar lo inmensamente llena que me iba a sentir por dentro. Y, a pesar de los momentos de dificultad y de la angustia que me entra por dentro cuando le pasa algo, tiene fiebre o se da un trastazo porque es un poco bruto, a pesar de la inquietud que tengo dentro cuando me separo de él para acudir a mis responsabilidades en el trabajo, a pesar de todo eso, mi hijo es lo mejor que me ha dado la vida. Además, al cambiarme por completo las prioridades en mi vida, me doy cuenta de que yo he pasado a un segundo plano porque lo más importante de mi vida es ahora él y todo lo que le suceda. Jamás podía imaginar que esos ojos abiertos, tan abiertos, que me miraron fijamente al salir de dentro de mí hace justo cuatro años en aquel paritorio del Materno, iba a darle todo el sentido a mi vida.

Anuncios

8 comentarios sobre “4 años

  1. Tu hijo se impregna de tus buenos sentimientos y de tu corazón bondadoso. El hecho de que seas persona con principios, creo que ayuda mucho en la formación personal de él. Por otra parte, el hecho de ser una madraza, te aporta un toque de humanidad, tan necesario en el cargo que desempañas. Pienso que los ciudadanos malagueños tienen suerte contigo, y espero conocerte, a tí y a tu hijo, algún día en persona.

  2. Jo Marivi! una vez más a expresado a la perfección (como siempre) lo que llevo días pensando y sin decir a nadie.
    Quizás sea porque estoy haciéndome a la idea de que no volveré a experimentar la sensación de un nuevo embarazo y eso me pone algo nostálgica de experiencias pasadas. Coincido contigo en que tener un hijo te hace cambiar tus prioridades, te calma, te dulcifica el carácter y hace que tus reacciones ante cualquier inconveniente sean más meditadas.
    Pero que no te quepa la menor duda, tener más de un hijo merece la pena. Las alegrías son proporcionales al número de hijos y también los pequeños sinsabores.
    Mi pequeñajo tiene ahora 2 años y no deja de sorprenderme y cuando creo que no puede hacer nada nuevo, va y lo hace.
    Para mi mis hijos son dos tesoros que han cambiado mi vida y la de todos los que me rodean. Soy mejor persona desde que los tengo a mi lado y desde luego mucho más sensible a cualquier tipo de dolor o problema ajeno.
    Felicidades Marivi por ser como eres. Besos desde Vélez-Málaga

  3. pues si marivi, yo soy abuelo de dos nietos mellizos niño y niña, van a cumpir la misma edad que tu hijo y no sabes lo diferentes que son los dos, ahora empiezan con las preguntas, que como tu dices te quedas anonadado de la contundencia de las mismas, y que a veces no sabes que responderle, mi deseo es que lo veas crecer con salud y que le inculques tu sabiduria que es mucha y muy buena, felicidades marivi un beso

  4. Tu hijo es especial,te lo está demostrando y lo verás dentro de poco.Todo lo que hace tiene un porqué. Debemos aprender a dejar de manifestarnos encontra de lo que ocurre.Nuestra obligación es manifestarnos en favor de los hombres que tratan bien a las mujeres, de las mujeres que tratan bien a los hombres, de los padres que tratan bien a sus hijos, de los hijos que tratan bien a sus padres. Esto lo hacía la inolvidable Teresa de Calcuta, ella jamás acudió a manifestaciones encontra del hambre o la guerra, si lideraba manifestaciones para solucionar el hambre o en favor de la Paz. Gracias por todo, Ana Fernández.

  5. Verdaderamente, felicidades!!! a ti por ser madre, y a tu hijo por tener la madre que tiene.

    Los valores que aprenda hoy serán los que le ayudarán mañana.

    un beso!!! y enhorabuena!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s