Defender la alegría


Siempre he pensado que los duelos y las misas de difunto, las de despedida de un ser que nos deja, son unos acontecimientos demasiado desagradables. De hecho, cada vez que tengo que ir a Parcemasa para estar un rato con la familia y compartir con los amigos esos momentos, cuando voy de camino, una inmensa sensación de desasosiego me recorre siempre. Desasosiego porque sé que me estoy acercando a vivir el sufrimiento, y quizás también por el miedo que me produce el imaginarme que ese será el mismo camino que tendré que recorrer cuando se marchen mis padres. Antes de nacer mi hijo le tenía pánico a la muerte. Ahora sólo pienso que me quiero marchar de esta vida antes que él. No sería capaz de soportar lo contrario.

Pero hoy me di cuesta de que hay otra forma diferente de manifestar y de compartir los sentimientos de dolor y la melancolía que te deja siempre el hecho de perder a una persona a la que quieres y aprecias. Esta mañana estuve en el homenaje a Alejandro Rodríguez Carrión, mi profesor de Derecho Internacional y, sobre todo y ante todo, un ser excepcional. Alejandro, que nos dejó hace unos días. No ha querido duelo ni entierro. Decidió donar su cuerpo a la Facultad de Medicina. Así que desde la Universidad han organizado este gran homenaje para que los que, como yo, lo queríamos y lo apreciábamos, pudiésemos estar un rato reunidos en su honor. El acto ha sido sencillo pero cargado de emoción t de sentimientos. Su maestro el Profesor Carrillo Salcedo ha puesto el broche de oro. En representación de los ex-alumnos, Bernardino León Gross ha relatado con mucho detalle anécdotas del Alejandro más humano y entregado en cuerpo y alma a sus alumnos. Francisco de la Torre, en representación de los ex- alumnos de post grado nos ha pedido que la mejor manera de que el homenaje sea para siempre es seguir el camino de Alejandro.

José María Martín Delgado en nombre de sus amigos, intervino de manera majestuosa y sus palabras se notaban que salían del corazón.  Juntos, José María y Alejandro, planificaron la construcción de la nueva Facultad de Derecho de Málaga y pocos años mas tarde nos trasladamos de las viejas aulas de El Palo, al Campus de Teatinos, siendo esta una de las primeras facultades del nuevo campus.

Después Magdalena, una de sus discípulas del departamento, habló en nombre de todo su equipo, su “tribu”, como Alejandro llamaba a todos esos magníficos profesores que serán los encargados de mantener vivo ese espíritu tan particular enseñar que tenía Alejandro. Ella dedicó unos párrafos de una poesía de Benedetti, que nos dejó justo unos días después que Alejandro. Y yo dejo aquí la poesía completa porque sé que estas letras definen muy bien cómo era Alejandro. Además me gusta mucho esta poesía que defiende la alegría. Muy pocas veces hablamos de la alegría, y Benedetti supo hacerlo de esta manera tan sencilla y a la es tan extraordinaria. Así era Alejandro.

 

 

Defender la alegría como una trinchera
defenderla del escándalo y la rutina
de la miseria y los miserables
de las ausencias transitorias
y las definitivas

defender la alegría como un principio
defenderla del pasmo y las pesadillas
de los neutrales y de los neutrones
de las dulces infamias
y los graves diagnósticos

defender la alegría como una bandera
defenderla del rayo y la melancolía
de los ingenuos y de los canallas
de la retórica y los paros cardiacos
de las endemias y las academias

defender la alegría como un destino
defenderla del fuego y de los bomberos
de los suicidas y los homicidas
de las vacaciones y del agobio
de la obligación de estar alegres

defender la alegría como una certeza
defenderla del óxido y la roña
de la famosa pátina del tiempo
del relente y del oportunismo
de los proxenetas de la risa

defender la Alegría como un derecho
defenderla de dios y del invierno
de las mayúsculas y de la muerte
de los apellidos y las lástimas
del azar
y también de la alegría.

 

Anuncios

10 comentarios sobre “Defender la alegría

  1. Descanse en paz.

    Hay personas que dejan huella y, Alejandro, al que estoy conociendo ahora, por lo que leo y escucho, la dejó.

    Mariví: yo también lo paso mal cuando voy a un entierro. En la mayoría de las ocasiones, me gustaría no ir, pero reconozco que me comporto “políticamente correcto” y voy a algunos.

    Enhorabuena por tu blog y seguimos en contacto.

  2. Mi amiga despidió hace poco a su hijo. Iba a cumplir 6 años. Ya tenía la fiesta contratada y las invitaciones enviadas. Nació con un defecto congénito y murió en cuestión de minutos. La autopsia dirá. En el velatorio era un guiñapo, un despojo agarrada al ataúd.
    Cuando pensemos que tenemos un mal día o que somos desgraciados por no tener más cosas, una mejor casa o un mejor coche o un apartamento en la playa o un buen trabajo, no olvidemos que el infierno lo tenemos al lado. Disfrutemos cada momento de la vida al lado de nuestros niños. Un beso a todas las personas buenas y alegres de este mundo cibernético

  3. Hola Marivì… he leido tu post… si podrias soportarlo…. digo , el perder un hijo. Yo tambien pensaba como tu, q Dios se me lleve antes q a mis hijos, de otra manera , no lo podria soportar…. el 22 Marzo 2008, a las 4 de la mañana, llego la guardia civil a mi casa, un amigo, para decirme q mi hijo pequeño, Sandro, 19 años, no regresaria jamas…. esquivo un coche en un cruce, giro hacia la derecha…. primero un arbol, luego una farola, otro arbol, una jardinera de granito… finalmente el coche se paro entre dos columnas en la puerta de una Iglesia…. a 4 km de nuestra casa…. mi hijo mayor estaba en Londres para estudiar y trabajar…. pude verlo solo despues de 4 dias, (cuando lo expusieron en el tano, media hora antes q lo pudiesen ver todas las demas personas…) xq era semana santa y no hacian funciones funebres!!! q quieres q te diga…. yo todavia espero q vuelva a casa…. oigo pasos en las escaleras y sonrio pensando q es èl…. todabia no he elaborado el duelo todavia no me creo q sea verdad….. pero es as¡…. crees q no podras soportar el dolor, pero al final no se como, lo soportas….. a lo mejor, mintiendote a ti msma diciendo q volvera y sera todo como antes…. yo necesito mentirme…..

    1. Hola Marimar, no sabes como te admiro por la fuerza que tienes. Yo creo que no podría soportarlo. Animo y si prefieres pensar que lo tienes cerca, mejor así. Un beso fuerte

  4. Si hay que defender la alegria, pero para ello se necesitan cosas tan simples como el poder vivir con tus hijos y poder darles de comer y de estudiar, imagina ver los niños que pasan hambre ni ellos ni sus madres pueden saber lo que es la alegria, es por eso que para defender la alegria debemos defender muchas otras cosas mas antes.Te mando un gran abrazo y que todos podamos ser felices.

  5. A lo largo de mi vida, me ha tocado vivir el momento de la muerte de mis seres queridos, en numerosas ocasiones. Hace pocos años, vi agonizar a un hermano con cáncer de pulmón. Ya sólo quedamos dos. Creo que hay vida después de la muerte, que resucitaremos al final de los tiempos, y esta fe me hace afrontar el momento postrero con serenidad. He acudido a muchos funerales, pocas bodas, también a unos cuantos entierros. En el cementerio, se siente una sensación especial, una profunda paz, un sentimiento por aquellos que desde el cielo, velan por nosotros.

  6. Mariví….se que esto no te va a gustar y que a lo mejor me lo debería de callar….pero soy de los que mas vale una vez colorao que ciento amarillo y las cosas claritas aunque duelan….. Una de las últimas veces que viste a tu AMIGO él te dijo que terminaras tu carrera… piensa que si te lo puedes permitir, este sería el mejor tributo postumo que le puedes hacer…. ¡¡Hazlo por él!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s