Un mal sueño


 

 

 

 

 

Ayer  tuve un mal sueño. He tenido desgraciadamente casi tres decenas de malos sueños. Demasiado malos para olvidarlos. Demasiado duros para acostumbrarme a vivir con ello. Supongamos que te llaman porque han encontrado de nuevo a una pequeña que parece que ha sido violada por su padre. Supongamos que tiene 4 años . Y supongamos que cuando la ves y estas un rato con ella, y  su mirada se te clava en el corazón. Ayer tuve ese mal sueño de nuevo. Cuando tengo este mal sueño, después de un par de horas de inmenso impacto emocional que desemboca en rabia, furia e indignación, esas emociones se traducen en unas ganas tremendas de seguir luchando contra las injusticias sociales y por seguir avanzando en el camino de la protección real de los derechos de todas las personas, sobre todo de los más vulnerables. Ella tiene casi  la misma edad que mi hijo. Antes, cuando no era mamá y tenía estos malos sueños, me dolía siempre en el alma. Ahora directamente se me rompe el alma. Luego trato de recomponerme para seguir. Tardo 2 o 3 horas en que todo lo que siento pueda reconducirlo hacia más ganas de luchar y más fuerza para seguir encontrando soluciones a estas atrocidades que suceden cerca de todos nosotros.

Después yo  prefiero pensar que ha sido todo un mal sueño, una pesadilla. Lo malo es que estos malos sueños siguen siendo realidad. Suceden de verdad en nuestra sociedad. Lo malo es que cuando le sucede a niñas y niños que aún no pueden defenderse por sí mismos, una tremenda sensación de impotencia se apodera de mí. Y esas miradas inocentes se quedan grabadas en mi mente y en mi corazón para siempre. Y dentro de lo malo, porque preferiría que estos malos sueños no existieran, lo menos malo es que cada vez que sucede, renuevo fuerzas para seguir luchando y trabajando para conseguir alcanzar la erradicación de la violencia en nuestra sociedad en todas sus manifestaciones.

 

 

Anuncios

12 comentarios sobre “Un mal sueño

  1. Marivi, en mi espectáculo El Tiempo No Tiene Nada que Ver, en un momento previo a cantar la canción “Nadie te hará daño”, que es una canción dedicada a la infancia, recuerdo al público que Nacha Guevara decía como presentación de esta canción que la infancia es esa etapa maravillosa de la vida en la cual solamente se tienen pesadillas cuando se esta durmiendo y yo digo que me gustaría que esta canción sirviera como canción de cuna para hacer que comiencen a soñar tantos niños que en el mundo viven su infancia sumergidos en una pesadilla.
    Me uno a ti que nada de todo lo que hagamos para erradicar la violencia en nuestra sociedad será poco.
    Me uno a tu dolor porque el dolor que se le provoca a un niño inocente es el daño que con el tiempo se le esta haciendo a nuestra sociedad.
    Todo lo que se haga para proteger a un niño es poco, porque tampoco hay que olvidar que ese monstruo que hoy ha violado a su niña en algún momento también fue un niño y seguramente no conto con los pilares fundamentales para guiar su vida hacia el bien.
    Todo mi cariño para ti

  2. Acabo de revivir esa pesadilla, y lo peor de todo es que si no hay nadie que lo denuncie pueden pasar años viviendo esa pesadilla y robándote la infancia, la vida. Y luego qué, o lo dices o corramos un tupido velo, porque quien va a creer que eso estuvo pasando en tu propia casa, o acaso se sabia y se ha mirado hacia otro lado.

  3. Mariví: Me ha conmovido tu discurso y desgraciádamente esto está al día. Yo sé el porqué tanta crueldad. Es porque no hay justicia, si detienen a estas bestias no lo hacen para que el culpable pague sus culpas sino para reinsertarlo o sea para que sea bueno. ¡Que justicia! Son incapaces de proteger a las víctimas. Dicen los jueces condenar a 2.000 años de cárcel. Los internan en un hotel-cárcel con todos sus lujos y al año a la calle y así llegan las replesalias de la bestia a su indefensa víctima. Esto es política. ¿Es ZP feminista? ¡Ya veo! La justicia está hecha a imágen y semenjanza de los criminales. ¿Hasta cuando?

  4. Después de leer tus reflexiones no he podido evitar viajar en el tiempo, en ese tiempo que gracias a la bendita medicina del recuerdo parece borrado de mi mente, aquel en el que yo era la protagonista de esas pesadillas de la que hablas… Cuando no podía hablar porque no había aprendido aún…Y que cuando supe, tampoco pude porque los sentimientos de culpa de esa educación errónea que me inculcaron paralizaban mis actos, haciéndome sentir responsable de las atrocidades a las que los mayores, siempre más fuertes me sometían… y paralizada también por el miedo a las represalias familiares y sociales… y también a la incapacidad de poder verbalizar lo que durante tanto tiempo estuvo sucediendo a esa niña que gracias a Dios dejó de serlo y se prometió asimisma que NUNCA JAMÁS nadie volvería a violentar su cuerpo, su espacio, ni su alma.
    Tú que puedes… Por favor, sigue oyendo los silencios de esos niños que como yo, no saben o no pueden hablar porque no tienen voz y a veces sólo con sus miradas pueden pedir auxilio. Ellos necesitan que no miremos para otro lado. Gracias por estar ahí.
    Un besazo.
    Cosita.

  5. yo pienso que las personas que hacen esas barbaridades ,tendrian que pagar de otra manera mas dura sus acciones,incluso con sus propias vidas,pues es eso lo que pierden esos infantes,su vida.tal vez mis pensamientos sean muy drasticos,pero es lo que pienso

  6. Un mal sueño es lo que debería de vivir ese padre, “ me molesta solo el llamarlo así” , un mal sueño es ver como un echo como ese queda casi sin castigo para el autor y sin embargo para la víctima, una criatura inocente de cuatro años se convierte en cadena perpetua. Un maravilloso sueño seria ver como acaba en la cárcel y no sale mas.
    Gracias por lo que haces, un beso

  7. Hasta que no pongan la pena de muerte a esas cosas que no son personas ni tampoco bestias pr que estariamos ofendiendo a una bestia, seguiran por que no tienen remedio y la ley las devuelve a la sociedad, asi que a todas las madres del mundo no dejen que eso les suceda a vuestros hijos, si son vuestros tienen que defenderlos a muerte es la unica que queda.Pasan los años y esto sigue igual, es una burla a la sociedad.

  8. Para empezar, cualquier persona que viole a un niño es un enfermo mental. Hay muchos enfermos mentales en nuestra sociedad. Y no me extraña en una sociedad en la que tanto tienes, tanto vales, en la que no se valora el “ser” y sí el “tener”, en la que está instaurada la cultura del pelotazo, en la que “hay” que aparentar en vez de ser uno mismo, etc.

    No estoy justificando los maltratos, pero creo que si hubiera más y mejor educación en todos los aspectos, incluyendo ética y moral, habría menos problemas como este y como muchos otros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s