Pequeños triunfos cotidianos


 

 

 

El martes tuve la oportunidad de tener un encuentro con una persona que conoce muy bien la realidad social de Málaga. Lleva años trabajando por y para que Málaga está cada vez más en vanguardia y tiene en su cabeza un modelo de ciudad que comparto. Cuando estoy con él hablamos de muchos temas. Pero el martes me preguntó como estaba yo y cuales eran mis objetivos a corto y medio plazo en el Área de Bienestar Social. Ahora, con la que esta cayendo con la crisis, hemos tenido que dar un giro inesperado y nos hemos propuesto ser los principales aliados de las miles de familias que lo están pasando tan mal. Pero eso no ha hecho que me desvíe de lo esencial. Esta circunstancia no puede cegarnos ni puede hacer que perdamos los objetivos que nos marcamos.

Entonces el me preguntó que como medía yo los logros en bienestar social. Es cierto que hemos impulsado una red de equipamiento social que está ahí ahora y son edificios con alma que antes no existían. Es cierto que hemos puesto en marcha acciones para atender las necesidades específicas de grupos de personas que necesitan una discriminación positiva. Es cierto que todo esto puede tocarse, es tangible y puede formar parte de una memoria de gestión. Pero para mí los logros verdaderos son esos pequeños triunfos cotidianos de miles de personas que con un pequeño impulso salen adelante por sí mismos.

Estas pequeñas victorias cotidianas son las que hacen que las personas vivan un poco mejor. La unión de todas ellas, miles de satisfacciones, cientos de caras que retoman una sonrisa y abandonan poco a poco la angustia, ilusión renovada y la fuerza retomada por  cada uno de ellos es lo que hace realmente que la sociedad vaya avanzando. Yo creo en las personas y en el potencial que hay en cada una de ellas, especialmente en las que creen que no lo tienen. Cuando descubren su fuerza y retoman sus vidas, es cuando yo noto mucho mejor que las políticas sociales dan los mejores resultados. Esos pequeños triunfos cotidianos son los que me dan fuerza a mí también.

 

Anuncios

7 comentarios sobre “Pequeños triunfos cotidianos

  1. Marivi:
    Gracias a personas como tú merece la pena seguir creyendo en el ser humano.
    Que Dios os bendiga a tí y los tuyos.
    Desde Marbella, a tu disposición.
    Un abrazo ASÍ de GRANDE!!

  2. No hay nada más satisfactorio, que ver como alguien recupera la ilusión, despues de pasar una mala racha. Yo tambien lo experimento, cuando vienen a mi casa, pidiendo un consejo ó esperando una solución. Dentro de mis posibilidades, ya que estoy en la oposición, intento asesorarles, y marcarles el camino a seguir. Con estas acciones me siento completa y agradecida, de poder poner mi granito de arena, en estos momentos tan dificiles, que vivimos.

  3. Si es cierto que son esas pequeñas gratificaciones las que te llenan y hacen que sientas valorado todo el esfuerzo. Te deseo el mejor final de Semana Santa y que LA VIRGEN DE LA ESTRELLA siempre te cuide!

  4. Es un ida y vuelta …hacer algo por alguien en maravilloso ,sobre todo para uno mismo. Es un bien–estar de el que da y del que recibe.
    uno se nutre y al hacerlo puede seguir haciendo obsequios materiales y emocionales.
    No todos podemos hacerlo. Tampoco durante todo el tiempo. Algunos incansables si lo lograron. Eres un buen referente Mariví :de los que no paran en esto de hacer y hacer . Que recibas el doble de lo que das.Es mi deseo para vos en esta Semana Santa.

  5. Marivi

    Sobre como haces las cosas y para que lo se hace mucho tiempo

    Creo que todos deberiamos estarte muy agradecidos

    Me permito el atrevimiento de hacerte una segurencia,dado que tu responsabilidad es el tema social

    Con lo que esta cayendo con la crisiss hay mucha gente que pasa hambre. surgen comedores sociales,se rebusca en la basura de los supermecados etc

    Eso desgraciadamente ya lo sabemos todos

    Pero a mi me parece un crimen que hoy se tire la comida.

    Mercadona por ejemplo no tira sus alimentos a punto caducar en los contenedores y no se que hara con ellos

    Si yo fuera tu, les pediria a las grandes superficies, a los restaurantes, o supermercados, que llevaran toda esa comida a algun organismo que no generara desconfianza, tipo Caritas o cruz Roja.

    Ademas asi aprovecharian para hacerse publicidad mostrando lo solidarios que son con la crisis y los ciudadanos mas lo padecen.

    Sigue con tu labor.

  6. Ya lo dice Jesús: Lo que hagáis en mi nombre a los necesitados me lo hacéis a mi. ¡Qué mejor recompensa que devolverle la millonésima parte de lo que nos regala día tras día…

    Y que mejor regalo que una sonrisa del Señor. Tu ya sabes lo que eso significa, porque haces lo que tienes que hacer. Que Dios te bendiga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s