El Oráculo


 

 

 

 

 

Hace ahora 7 años que Carlos, “Charlie” para mí, apareció en mi vida. Fue una decisión del Alcalde incorporar como Director de Comunicación a Carlos Pérez Ariza. Me lo comunicaron y yo jamás había oído ese nombre así que al día siguiente aprovechando que tenía una reunión en el Ayuntamiento pasé por el área de comunicación para verle la cara a la persona recién nombrada. Venía directamente de la mano del Alcalde y yo creo que ningún concejal lo conocíamos. Cuando entré y nada más mirarle a los ojos tuve el presentimiento de que esa persona iba a ser importante en mi vida. Y tanto que lo es. Me recibió muy cortés y me explicó con la humildad que le caracteriza que tenía la misión de coordinarnos a todos para que el Ayuntamiento tuviese mejor imagen y un mensaje unificado. También me aclaró que a través de un amigo común el Alcalde había contactado con él para unirse al equipo y desarrollar esa importante tarea.

Después me sorprendió que me dijese que los temas sociales que yo llevaba y llevo en la actualidad eran una prioridad para él. Normalmente los Directores de Comunicación ven en el área de Bienestar Social sólo problemas y nada positivo. Aunque tengo que decir que Ana Benavides, que fue nuestra primera Directora de Comunicación también le dio prioridad a los temas sociales. Aquello me gustó. El gesto de aquel señor tan serio, tan sereno y tan humilde hizo que al salir de mi primer encuentro con él sintiera buenas vibraciones. Comenzamos a trabajar y cada día que pasaba me demostraba que además tenía talento y mucha inteligencia. No le gustaba dorar la píldora a nadie y con una gran maestría y elegancia me decía cada día los errores que iba cometiendo y como podía mejorar para comunicar mejor.

Así al poco tiempo y por el roce diario fui fraguando, poco a poco una sólida amistad con Charlie. Me presentó a su compañera, Flori, que es la mejor de las compañeras que se puede tener. Abierta, sencilla y muy generosa, Flori es capaz de convertirse en muy poco tiempo en una persona imprescindible en tu vida. Pasados dos años y unos meses, un día cualquiera de una semana cualquiera, acudo al Ayuntamiento para un despacho semanal con el Alcalde. Me encuentro sentada en antealcaldía revisando unos documentos que iba a exponer al Alcalde, cuando veo salir a Charlie del despacho del primer edil. Con la cara descompuesta se acerca a mí para decirme que el Alcalde va a nombrar a otro Director de Comunicación a propuesta de la entonces concejala del área.

Yo casi no me lo podía creer porque pasado un tiempo Charlie me había demostrado, ante todo, una gran lealtad hacia el Alcalde y una enorme capacidad de trabajo. Un minuto después le pedí al Alcalde que Charlie trabajase conmigo como asesor de comunicación ya que en ese momento era además la portavoz del grupo. Y así fue. Y le agradezco al Alcalde que me diese la oportunidad y el privilegio de estar junto a Charlie dos años y medio. De él aprendí mucho en comunicación pero también me hizo más grande como persona. Cada día me daba una lección magistral y eso jamás podré olvidarlo. Y pasó junto a mí dos momentos muy importantes en mi vida. Uno cuando me puse enferma por una infección grave de riñón que paralizó mi vida durante 20 días y otro, el más importante de todos, el nacimiento de mi hijo. Se comportó como un padre en esos momentos.

Después de estar junto a mí, ha estado otros dos años en Alcaldía en el departamento de comunicación interna y ayer, le hicimos un homenaje por su salida definitiva del Ayuntamiento. Ahora es Profesor de Teoría de la Comunicación en la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Málaga, columnista en La Opinión de Málaga y está terminando su tercer libro. Yo estuve en el homenaje pero Charlie no se va de mi vida. Ojalá encuentre más personas así en mi vida. Es todo un lujo y un privilegio ser amiga y alumna de “El Oráculo” como le llaman algunos. Gracias Charlie por darme tanto.

 

3 comentarios sobre “El Oráculo

  1. Gracias Mariví por tus palabras llenas del verdadero amor de la gran amiga que eres para nosotros (Flori y yo). Lo sabes, pero te recuerdo que siempre contarás conmigo en los buenos y en los malos momentos. Besos y hasta pronto.

  2. Me parece muy bonita la relación que te une con Charlie. Y el buen ambiente de trabajo que describes en la sección que tú diriges es como un sueño para mí. Yo nunca lo he tenido, ni en el trabajo ni en la convivencia en mi vida privada.
    Últimamente conozco gente magnífica con la que comparto momentos bonitos, y la vida en mi pueblo ahora es agradable, porque me ocurren cosas bonitas; no me siento excluida, ni invisible, como hace unos años (aunque hay cosas difíciles de olvidar). Y me veo empezando de cero con 40 años.
    Debo decirte que cualquier directivo que sabe mantener un buen ambiente de trabajo, lo está haciendo bien.
    Eres una buena mujer, y te mereces un hombre especial, como Charlie cuando estuvo a tu lado al llegar tu bebé

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s