11 puñaladas


 

Va acabando la semana y pensaba (que ilusa otra vez) que no iba tener que escribir este mes sobre la violencia machista que padecemos las mujeres y que no nos permite desarrolarnos en igualdad. Ayer se celebraba en Málaga la vista oral del juicio contra un maldito maltratador que asestó 11 puñaladas y dos traumastismos, uno craneoencefálico y otro facial a su ex- compañera sentimental. Ayer sus palabras me estremecieron y me hicieron pensar que los instintos violentos y salvajes de este hombre acusado solamente de un delito de homicidio con grado de tentativa quisieron de nuevo aniquilar la vida de una mujer en Marbella.

Y lo más tremendo es que declaró que lo hizo porque ¡la quería con locura! Que como la quería tanto pues ella llegó a casa y cuando le preguntó de donde venía y antes de que ella articulara palabra, la apuñaló 11 veces para matarla. Sin palabras. ¿Qué se le puede pasar por la cabeza a una persona para hacer esto? El instinto de posesión absoluta le hizo atacarla para acabar con su vida porque ella no quería seguir la relación con él. Y él actuó intentanto acabar con su vida. Los servicios sanitarios acudieron rápidamente y por eso ella no murió. Ayer se sentó frente al asesino en el juicio. Porque para mí este señor es un asesino, independientemente del fallo judicial. Y espero y deseo que cada vez que se produzca una situación de este tipo los jueces sean más sensibles. Aún queda mucho camino por recorrer también en este sentido.

Una vez, Adela Utrera, experimentada abogaba malagueña especialista en malos tratos me dijo que había también que trabajar para dar tratamiento a los maltratadores, mientras estaban en prisión (por supuesto). Y yo, que pienso que todos tienen derecho a una nueva oportunidad para salir adelante, pensé si realmente merece o no la pena. Aún tengo la duda. Si una persona es capaz en menos de un minuto de desarrollar una actitud tan violenta y tan asesina como la de este hombre, no sé si realmente ese trabajo psicológico con los maltratadores daría o no sus frutos. Dejo abierto el debate.

Caja única


 

 

Sería algo demagoga y un poco injusta si hoy no valorase las declaraciones de Juan Ignacio Zoido, Portavoz del PP en el Ayuntamiento de Sevilla. Tampoco quiero saltarme así, de repente, mi firme convicción de que en política las críticas a tus compañeros, si las hay, deben hacerse en los órganos del partido que para eso existen. Por eso sólo quiero en el día de hoy, que estoy absolutamente embriagada de ilusión y de esperanza tras la toma de posesión de Obama ayer, pedir desde aquí que no caigamos en el debate absurdo en el que, de nuevo, nuestros gobernantes de la Junta de Andalucía, nos quieren meter. Los sentimientos localistas existen e incluso pueden ayudar al progreso de un pueblo o de una ciudad. Pero cuando ese sentimiento localista aparece por una, dos o tres provocaciones, entonces cambia la cosa. Cuando te das cuenta que es una chispa la que enciende este sentimiento de nuevo, es cuando caes en cuenta de que quizás haya detrás y fuera de aquí un interés especial en que el fuego se expanda. Es una trampa en la que solemos caer una y otra vez con el objetivo de desviar nuestra atención de lo esencial. Estoy convencida de que en algún despacho de algún alto responsable del gobierno andaluz, están de nuevo frotándose las manos y satisfechos de que, una vez más, hayamos entrado todos en el eterno enfrentamiento Málaga/Sevilla.

Dice Zoido, al que admiro, respeto y quiero porque me ha demostrado más de 20 veces que es generoso, humilde, respetuoso, que tiene una gran capacidad política y un gran ser humano, que la sede de la Caja Única debe estar en Sevilla porque es la capital de Andalucía. Es lo que tiene y debe decir. El representa a muchos sevillanos y sevillanas que han depositado su confianza en él. Y pone como argumento que allí está la capital de la comunidad. Al menos ha dado un argumento, que no comparto, pero es un argumento. Hace dos días, Monteseirín decía que no había lugar para el debate y que había más de mil razones (y no explicó ninguna). El Alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ya manifestó que lo natural, lo que nos corresponde es que esté aquí en Málaga. Nunca he escuchado al Alcalde de Málaga atacar a otra cuidad cuando reivindica lo que nos corresponde.

¿Por qué existe ese temor fuera de nuestra provincia a que tengamos más peso político e institucional? ¿Qué temen algunas de esas personas que equivocadamente nos quieren arrebatar lo que nos corresponde? El progreso de la provincia de Málaga se debe a muchos factores y tiene muchos protagonistas. El principal motor son los ciudadanos y nuestra capacidad de generar ideas, de emprender y de arriesgarnos. Tenemos excelentes comunicaciones y un sector turístico que se mantiene a pesar de la crisis en la que estamos inmersos. Nuestra área metropolitana es, según los expertos, una de las que más expectativas está generando en España. Si todo esto es beneficioso para Málaga, también lo es para Andalucía. Por eso no quiero pensar que tantas veces que nos niegan los que nos corresponde por justicia, lo hagan para frenar nuestro crecimiento, que es el de todos, por miedo a que superemos determinados parámetros.

Hay que vertebrar un nuevo modelo en el que seamos capaces de convencernos de que debemos funcionar unidos y no enfrentados. Debemos y tenemos la obligación de conseguir una verdadera cohesión y no mirarnos tanto el ombligo. Creo que debe producirse un amplio y sereno debate sobre nuestro modelo territorial. Pienso que, como dice Javier Arenas, hay que llevar a cabo un nuevo modelo de vertebración territorial más justo y más coherente.  Un nuevo modelo en el que la solidaridad entre provincias y entre ciudades no sea incompatible con la singularidad de cada una de ellas. Un nuevo modelo en el que lo que nos una sea mucho más que lo que nos separa. Un nuevo modelo en el que no quepan estas disputas porque exista una firme convicción en los que gobiernan de que el verdadero progreso se consigue sin discriminación y con más equilibrio. Un nuevo modelo en el que todos y todas nos podamos sentir justamente tratados. Creo y defiendo que nuestra fuerza como comunidad autónoma depende de cómo seamos capaces de vertebrar ese nuevo modelo. Sólo así dejaremos espacio para generar más y enfrentarnos menos.

¿ Podría tener cura el alzheimer?


 

Una buena noticia: Antonio Alcalá, neurocientífico malagueño podría haber dado con una posible cura del alzheimer. Dejo aquí la información completa publicada hoy por La Opinión de Málaga.

http://www.laopiniondemalaga.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2009012100_2_231462__Malaga-Podria-tener-cura-alzheimer

Habló Monteseirín


 

 

 

Hoy que pensaba disfrutar de todos los preparativos de la toma de posesión de Obama, me encuentro muy temprano en la prensa con unas declaraciones de Monteseirín. De Málaga suele hablar poco (es el Alcalde de Sevilla), pero cuando habla de Málaga lo hace con un despotismo y un desprecio fuera de lo normal. Yo, que llevo 10 años en la vida municipal, siempre me he encontrado con un lazo de unión muy fuerte con todos los compañeros y compañeras que se dedican a la gestión municipal. Por eso no puedo llegar a entender las actitudes de este Alcalde que demuestra, una vez más, que es corto de miras y, sobre todo, que no cree en la verdadera vertebración de Andalucía.  Ayer nos golpeó diciendo no sólo que la sede de la caja única de Andalucía va a estar en Sevilla, que por otra parte es legítimo que el lo reclame, sino que dijo que no tiene ningún sentido que alguien pueda pensar que la sede va a estar en Málaga. Yo creo que a este señor le dan igual las consignas de partido, las estrategias regionales y los intereses generales. Lo ha demostrado ya en varias ocasiones. Ya en 2003 abrió la boca para pedir que Málaga no tuviese ese estatus especial de la Ley de Grandes Ciudades. Todo para él. Si Sevilla iba a tenerlo, ¿por qué mostró su rechazo para que Málaga tuviese los mismos privilegios que Sevilla? ¿qué temor tiene Monteseirín? ¿le molesta que podamos tener el lugar que nos corresponde tener? ¿o es que piensa que si ocupamos el lugar que nos corresponde podemos superar las expectativas?

Estos días he oido hablar, con motivo del traslado de la Cuenca Mediterránea a Sevilla, y he reflexionado sobre el modelo territorial andaluz y sobre cómo es muy importante que se produzca una revisión de este modelo que tiene demasiadas dosis de centralismo.Un día tuve una conversación muy interesante con un ex-alcalde de Málaga que me aseguraba que jamás habrá intención desde el gobierno autonómico de que Málaga tenga el lugar que le corresponde en Andalucía y en España. Me decía que era algo inherente al que gobierna fuera de aquí. Yo, que entonces era un poco más jóven que ahora, me quedé perpleja. Creo que es tan injusto como incomprensible.

No me gusta el victimismo, ni mucho menos caer en la mediocridad del continuo lamento al compararnos con Sevilla. Si las declaraciones las hubiese hecho el alcalde de Granada estaría exactamente igual de indignada por el asunto. No se trata de compararnos una y otra vez. Se trata de que cada una de las ciudades puedan explotar al máximo sus potencialidades y de que a nadie le moleste que seamos el motor económico de Andalucía.  Si de verdad hubiese un modelo territorial vertebrado, deberíamos aprovechar las sinergias de unas ciudades para potenciar otras y así, evitar los desequilibrios que se producen en nuestra tierra.

Ayer, Manuel Gracia, Portavoz del PSOE en el Parlamento Andaluz, estuvo aquí y dijo algo así como que Málaga tenía que tener preferencia para ser la sede de la caja única. Apoyaba así a la estructura de su partido en Málaga. Y por la tarde habló Monteseirín y zanjó la discusión. Dice que aquí no hay debate. Así de claro y porque lo dice él. Y dice además que tiene más de mil razones, pero no las explicó. En Málaga pienso que tenemos algunas razones con más peso, quizás son sólo unas cuantas, pero pueden tener más peso que las mil que tiene él. Estoy cansada de tantas palabras cargadas de mediocridad, estoy cansada de los debates estériles  y también estoy cansada del eterno discurso del agravio porque ese discurso tiene el recorrido corto y porque hasta que no se corrijan los desequilibrios territoriales y sociales que existen en nuestra tierra no conseguiremos tener el lugar que nos corresponde.

Elegimos la esperanza, y no el miedo


 

Hoy dejo en este post uno de los discursos que más me gustan de Obama. Lo dió tras su victoria en Iowa.  Fue en Enero de 2008. Hoy, un año después, dará uno mucho más importante. Le deseo toda la suerte del mundo.

Gracias, Iowa. Dijeron que este día no llegaría nunca. Dijeron que nuestras expectativas eran demasiado elevadas. Dijeron que este país estaba demasiado dividido, demasiado desilusionado para unirse en torno a un propósito común.

“Sin embargo, en esta noche de enero – en este momento definitorio de la historia-, habéis hecho lo que los cínicos decían que no podríamos hacer. Lo que el estado de Nueva Hampshire puede hacer dentro de cinco días. Lo que Estados Unidos puede hacer en este Año Nuevo del 2008.

“En colas que se han extendido en torno a escuelas e iglesias, en pequeñas y grandes ciudades, habéis venido como demócratas, republicanos e independientes para alzaros y decir que somos un único país, que somos un pueblo y que ha llegado nuestro momento de cambio.

“Habéis dicho que ha llegado la hora de superar la amargura, la mezquindad y la rabia que ha consumido Washington; de acabar con la estrategia política basada en la división y de optar por otra basada en la adición; de construir una coalición por el cambio que se extienda por los estados republicanos y demócratas. Porque así venceremos en noviembre, y así nos enfrentaremos por fin a los desafíos que tenemos como país.

“Elegimos la esperanza en lugar del miedo. Elegimos la unidad en lugar de la división, y también elegimos enviar un poderoso mensaje de que el cambio está llegando a Estados Unidos.

“Habéis dicho que ha llegado el momento de comunicar a los lobbistas, que creen que su dinero y su influencia hablan más alto que nuestras voces, que no son ellos los dueños de nuestro gobierno, que somos nosotros; y que estamos aquí para hacernos de nuevo con él.

“Ha llegado el momento de un presidente que sea honrado con las opciones y los desafíos a los que nos enfrentamos; que os oiga y aprenda de vosotros incluso cuando estamos en desacuerdo; que no sólo os diga lo que queréis oír, sino lo que tenéis que saber. Y, en Nueva Hampshire, si me dais la misma oportunidad que en Iowa esta noche, yo seré ese presidente para Estados Unidos.

“Gracias.

“Seré un presidente que hará por fin asequible y disponible la asistencia sanitaria para todos los estadounidenses, del mismo modo que amplié la asistencia sanitaria en Illinois, uniendo a demócratas y republicanos para que hacer el trabajo.

“Seré un presidente que podrá fin a las amnistías fiscales para las compañías que trasladan nuestros puestos de trabajo al extranjero y crearé una reducción fiscal dirigida a la clase media y que vaya a parar a los bolsillos de los trabajadores estadounidenses, que la merecen.

“Seré un presidente que aprovechará el ingenio de agricultores, científicos y empresarios para liberar a este país de la tiranía del petróleo de una vez por todas.

“Y seré un presidente que pondrá fin a la guerra de Iraq y traerá los soldados a casa; que restaurará nuestra posición moral; que sabrá que el 11-S no es una forma de obtener votos a través del miedo, sino un desafío que debería unir a Estados Unidos y al mundo contra las amenazas comunes del siglo XXI: las amenazas comunes del terrorismo y las armas nucleares, el cambio climático y la pobreza, el genocidio y la enfermedad.

“Esta noche nos encontramos un paso más cerca de esa visión de Estados Unidos gracias a lo que habéis hecho aquí, en Iowa. Y por eso quiero agradecer de modo especial a los organizadores y los jefes de distrito, a los voluntarios y al personal que ha hecho todo esto posible.

“Y ya que estoy en el apartado de los agradecimientos, para mí tiene mucho sentido dar las gracias al amor de mi vida, la roca de la familia Obama, la colaboradora más cercana a lo largo de la campaña, un aplauso para Michelle Obama.

“Sé que no lo habéis hecho por mí. Lo habéis hecho porque creéis profundamente en la más estadounidense de las ideas: que, ante lo imposible, las personas que aman a este país pueden cambiarlo.

“Esto lo sé. Lo sé porque, aunque estoy aquí esta noche, nunca olvidaré que mi viaje empezó en las calles de Chicago haciendo lo que muchos de vosotros habéis hecho para esta campaña y para todas las campañas aquí en Iowa: organizar, trabajar y luchar para que las vidas de las personas sean un poco mejor.

“Sé lo duro que es. Y que el sueño es escaso, la paga pequeña y el sacrificio grande. Hay días de desilusión, pero a veces, sólo a veces, hay noches como ésta, una noche que, dentro de unos años, cuando hayamos hecho los cambios en los que creemos, cuando más familias puedan permitirse acudir a un médico, cuando nuestros hijos (cuando Malia, Sasha y vuestros hijos) hereden un planeta un poco más limpio y seguro, cuando el mundo perciba a Estados Unidos de modo diferente y Estados Unidos se vea a sí mismo como un país menos dividido y más unido, entonces seréis capaces de volver con orgullo la vista atrás y decir que fue en este momento cuando empezó todo.

“Éste fue el momento en que lo improbable golpeó lo que Washington siempre había considerado inevitable.

“Éste fue el momento en que rompisteis las barreras que nos habían separado durante demasiado tiempo, cuando unimos a personas de todos los partidos y de todas las edades en una causa común; cuando dimos por fin a los estadounidenses que nunca habían participado en política una razón para ponerse en pie y hacerlo.

“Éste fue el momento en que por fin hicimos retroceder la política del del miedo, la duda y el cinismo; la política en que nos derribamos los unos a los otros en lugar de levantar juntos este país. Éste fue el momento.

“Dentro de unos años, volveréis la vista atrás y diréis que éste fue el momento, que éste fue el lugar, en que Estados Unidos recordó lo que significa tener esperanza.

“Durante meses hemos sido objeto de risas, incluso de burlas, por hablar de esperanza. Pero siempre hemos sabido que la esperanza no es el optimismo ciego.

“No es hacer caso omiso de la tarea que tenemos delante ni de los obstáculos que se encuentran en nuestro camino. No es sentarse en la cuneta ni rehuir una pelea. La esperanza es algo dentro de nosotros que insiste en que, a pesar de todas las pruebas que señalan lo contrario, nos espera algo mejor si tenemos el valor ir a por ello, de trabajar por ello y de luchar por ello.

“La esperanza es lo que vi en los ojos de una joven de Cedar Rapids que trabaja en el turno de noche tras todo un día en la universidad y que a pesar de ello no puede permitirse pagar la asistencia sanitaria para una hermana que está enferma; una joven que sigue creyendo que este país le dará la oportunidad de realizar sus sueños.

“La esperanza es lo que escuché en la voz de una mujer de Nueva Hampshire que me dijo que no había sido capaz de respirar desde que su sobrino se había ido a Iraq; que sigue rezando todas las noches para que vuelva sano y salvo.

“La esperanza es lo que llevó a una banda de colonos a levantarse contra un gran imperio; lo que condujo a la mayor de las generaciones a liberar un continente y sanar a una nación; lo que condujo a hombres y mujeres jóvenes a sentarse en comedores de los que estaban excluidos por su color, enfrentarse a las mangueras y desfilar por Selma y Montgomery en favor de la causa de la libertad.

“La esperanza, la esperanza es lo que me ha conducido hasta aquí, con un padre de Kenia y una madre de Kansas y una historia que sólo podría ocurrir en los Estados Unidos de América. La esperanza es el cimiento de este país, la creencia de que nuestro destino no será escrito para nosotros, sino por nosotros; por todos los hombres y mujeres que no se conforman con el mundo tal como es, sino que tienen el valor de rehacerlo tal como debería ser.

“Esto es lo que hemos empezado aquí, en Iowa, y éste es el mensaje que ahora podemos llevar a Nueva Hampshire y más allá.

“El mismo mensaje que teníamos en los buenos y los malos momentos, el mensaje que puede cambiar este país ladrillo a ladrillo, calle a calle, con manos encallecidas: que juntos, las personas corrientes podemos hacer cosas extraordinarias; porque no somos una colección de estados demócratas y estados republicanos, somos los Estados Unidos de América; y en este momento, en estas elecciones, estamos otra vez dispuestos a creer.

“Gracias, Iowa.”

Gracias Mario


Dejo aquí el precioso vídeo que le dedicaron ayer en el Congreso de Nuevas Generaciones a Mario Cortés, que pasó el relevo a Luis Verde. De Mario se pueden decir muchas cosas, pero una sobre todas ellas: es una gran persona. Ha sabido dirigir la organización en momentos un tanto complicados. Y de Mario lo más fuerte que se ha dicho es que es demasiado bueno para estar en política. Pues no, no y no. Esa es y será su principal virtud. Ahora ya está con nosotros en el partido como Secretario de Organización. Y va a trabajar mucho, lo sé. Gracias Mario por haber hecho de Nuevas Generaciones una gran organización en Málaga.

La fuerza de la esperanza


 

 

obama_shep_print_final2

 

He tomado un café esta mañana, como suelo hacer cada día, ojeando la prensa. Como no me da tiempo a leer todo lo que me interesa en ese breve espacio de tiempo, selecciono lo que quiero leer con detenimiento y lo suelo hacer de noche cuando terminan mis tareas laborales y después las domésticas. Hoy no tiene desperdicio alguno la información sobre los preparativos y algún análisis sobre la entrada efectiva de Obama a la presidencia de los Estados Unidos.  Ayer si tuve más tiempo para leer la gran cantidad de artículos informativos, de opinión y especiales en suplementos dominicales sobre la toma de posesión de Obama para la que faltan escasas 24 horas. Son tantas las esperanzas puestas en él que pienso que debe tener una inmensa carga de responsabilidad fuera de lo normal. En mis 37 años jamás he vivido un cambio político con tanta intensidad. Por eso y al haberlo vivido tan de cerca en esta ocasión quiero desde aquí que todos y todas nos metamos un instante en su pellejo. La situación a la que se enfrenta desde mañana no es fácil, nada fácil. Tiene ante sí un país sumido en una fuerte crisis económica que ha provocado una crisis mundial.  Tomará decisiones en este sentido que nos afectarán a todos. La esperanza que muchos hemos depositado en Obama para que sea él desde la humildad de sus planteamientos el que dirija el destino de millones de personas, desde mañana va a concretarse en acciones rotundas para paliar esta nueva situación.

Además, toma posesión en plena ebullición  del eterno, injusto y dramático conflicto en la franja de Gaza y deberá también tomar decisiones al respecto. En este sentido tampoco lo tiene nada  fácil. Lo sé. Pero tengo la esperanza de que aplique ese sentido común aplastante que ha venido manifestando en toda su trayectoria política. Sería muy injusto por otra parte que le exigiésemos a él más que a los demás. Desde mañana estará al frente del gobierno de una de las principales potencias mundiales. Un hombre sencillo, sensato, sensible, humilde, ambicioso y que ha sido capaz de generar un sentimiento de esperanza para conseguir un mundo mejor, no sólo en la mayoría de los norteamericanos, sino en personas que vivimos fuera de sus fronteras. Creo que esto no ha pasado nunca, pero precisamente por todas esas esperanzas puestas en él, por la fuerza de sus ideas, por las firmes  convicciones solidarias que trasmite a miles de kilómetros de distancia, no debemos tampoco ser más exigentes con él de lo que lo séríamos con otro mandatario de este nivel.

Luis Verde


 

YMONTIEL-LVerde2.JPG

 

Mañana es un día muy importante en la vida de los que llevamos años en la actividad política. Mañana se celebra el congreso de Nuevas Generaciones de Málaga y los que hemos iniciado ahí nuestro trabajo sabemos que lo más importante de un proyecto político es que exista la continuidad y que cada vez más jóvenes formen parte de este apasionante proyecto. Mañana despedimos a Mario Cortés de NN.GG. Pero Mario sigue ahora con los más mayores como yo. Y coge el relevo Luis Verde, que con tan sólo 24 años es una persona que ya atesora una gran experiencia en Nuevas Generaciones. Ilusión, fuerza, trabajo, prudencia, perseverancia, rebeldía y capacidad de generar equipo. Todas estas virtudes tiene Luis. Seguro que va a rodearse de un gran equipo. Hoy publica Diario SUR una entrevista en la que Luis explica sus objetivos como futuro responsable de la organización. La dejo aquí para que podáis conocerlo un poco mejor. Mañana será un día de fuertes emociones para mí. Enhorabuena Luis por adelantado. Y suerte, mucha suerte.

http://www.diariosur.es/20090117/malaga/cierto-jovenes-interese-politica-20090117.html

Sobre la Ley de Dependencia


Comunicado de esta mañana recogido por Europa Press.

Dependencia.- Los geriatras solicitan al Gobierno y los partidos políticos un consenso sobre la Ley de Dependencia

   MADRID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) –

   La Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) ha solicitado al Gobierno y a los partidos políticos un consenso para realizar una revisión y modificación de la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia, más conocida como Ley de Dependencia, según informó hoy en un comunicado.

   El presidente de la entidad, el doctor Pedro Gil, afirmó que “el consenso es necesario si se quieren garantizar los derechos de las personas dependientes y sus familias y la equidad de las prestaciones sociales en todo el Estado español. Además, el doctor destacó que “la SEGG considera que es la única vía para vincular a las diferentes administraciones a un cumplimiento estricto y unitario de la ley”.

   “La SEGG considera que la aplicación de esta ley está siendo un caos y en algunos casos se está utilizando como arma política, lo que no se comprende, al tratarse de una normativa dirigida al apoyo social de personas y familias que lo necesitan”, denunció y añadió que “esto ha provocado que en ocasiones los beneficiarios de una posible prestación social se hayan convertido en víctimas de la misma”.

   En este sentido, el presidente de la SEGG precisó que “la diferencia de criterios entre las distintas comunidades autónomas a la hora de aplicar la Ley de Dependencia es manifiesta y en general no hay transparencia informativa”.

   Para esta sociedad científica no es suficiente la iniciativa de CiU aprobada en el Congreso de los Diputados para la constitución de una comisión de expertos que analice lo ocurrido hasta la fecha en la aplicación de la Ley de Dependencia y propongan modificaciones de la misma.

   Asimismo, consideran que es necesario un claro compromiso por parte de los partidos políticos para lograr su “riguroso cumplimiento” y que se garanticen los derechos constitucionales de igualdad y equidad en todo el territorio nacional.

“DISTINTAS VELOCIDADES” EN LA APLICACIÓN DE LA LEY

   El doctor Gil señaló que es evidente que hay distintas velocidades en la aplicación de la Ley de Dependencia, e indicó que “es inaceptable, por ejemplo, que se lleguen a tardar hasta nueve meses en tramitar las solicitudes o que haya diferencias en el importe de la prestación, o que ésta se conceda después de que haya fallecido el solicitante, o que no se preserve el núcleo familiar”.

   “Hay que tener en cuenta que más del 80 por ciento de las personas dependientes son mayores de 65 años, por lo que la SEGG, en la que se integran geriatras, trabajadores sociales, y otros profesionales especializados en la atención y el cuidado de las personas mayores, solicita al Gobierno y los diferentes partidos políticos participar activamente en las comisiones o grupos de expertos que se constituyan para revisar la ley y realizar las correspondientes modificaciones”, concluyó el doctor Gil.

Pido la paz y la palabra


 

 

He decidido que esta tarde voy a acudir a la manifestación convocada por la situación que miles de personas están viviendo en Gaza y por los que ya no están. Creo que la situación en tremenda. Están matando a niños, mujeres, hombres y personas mayores indiscriminadamente. Bueno yo, que detesto las guerras, los conflictos armados y soy una pacifista activa, no justifico bajo ningún concepto ninguna de las muertes de ninguno de los dos bandos en el eterno conflicto palestino-israelí. No creo que nada sea tan importante que justifique acabar con la vida de una persona. Soy defensora del diálogo, el consenso, el entendimiento y la resolución pacífica de los conflictos, sean del tipo que sean.

La comunidad internacional debe de intervenir de manera urgente para terminar con el bloqueo y conseguir negociar un cese al fuego de manera inmediata para proteger a esa gran cantidad de personas de ambos lados, palestinos e israelíes que no tienen absolutamente nada que ver con el terrorismo ni con los golpes de estado. De hecho, el estado de sitio de Gaza es un castigo colectivo contra un millón y medio de personas que están pagando todos por culpa de unos cuantos transgresores. Esto supone, no sólo una violación del derecho internacional, sino también una grave vulneración de los Derechos Humanos.

Como quiero y defiendo que hay que hacer todo lo posible para conseguir esa paz, el desbloqueo, el suministro de alimento y la vuelta a la normalidad en millones de vidas que ahora corren peligro, mañana estaré en esa manifestación para contribuir a la consecución de esa paz tan deseada y tan necesaria.

Me apetece terminar hoy con uno de mis poemas preferidos uno de Blas de Otero  y su poema titulado Pido la paz y la palabra:

 Aquí tenéis, en canto y alma, al hombre

aquel que amó, vivió, murió por dentro

y un buen día bajó a la calle: entonces

comprendió; y rompió todos sus versos.

Así es, así fue. Salió una noche

echando espuma por los ojos, ebrio

de amor, huyendo sin saber adónde:

a donde el aire no apestase a muerto.

Tiendas de paz, brizados pabellones,

eran sus brazos, como llama al viento;

olas de sangre contra el pecho, enormes

olas de odio, ved, por todo el cuerpo.

¡Aquí! ¡Llegad! ¡Ay! Ángeles atroces

en vuelo horizontal cruzan el cielo;

horribles peces de metal recorren

las espaldas del mar, de puerto a puerto.

Yo doy todos mis versos por un hombre

en paz. Aquí tenéis, en carne y hueso,

mi última voluntad