Un encuentro inesperado


 

 

El martes acudí a un encuentro convocado por Ana Porras, Directora en Málaga de Mujer Innovadora. Me habían convocado telefónicamente para asistir a un almuerzo/coloquio con otras mujeres para tratar el tema de la conciliación de la vida familiar y laboral. Ni conocía a la Directora ni a su revista. Cuando llegue lo primero que me impresionó fue el lugar escogido. Conozco bien la ciudad pero no sabía que habían transformado el Club de Padell de El Limonar en un magnífico centro de negocios, con salas espaciosas, jardines relajantes y un estupendo restaurante, sede a su vez de una empresa de catering. Elisa Alameda , creadora de Momo   (así se llama el centro y el restaurante) ha conseguido crear un espacio polivalente de encuentros donde además se puede disfrutar una carta de platos exquisitos. Cuando entré, Ana estaba esperándome. Ana es de esas mujeres que parecen poca cosa pero que son de bandera. Me presentó a Elisa y ella misma me explicó el nuevo concepto de su negocio. Después conocí al resto de convocadas. Y de verdad que me encantó el panorama que me encontré así de entrada sin entablar con ninguna de ellas conversación. Luego las fotos individuales para el reportaje. Por cierto que el fotógrafo, que era el único hombre, también me resultó peculiar y bastante simpático. Pasamos a sentarnos y primero nos tocó presentarnos a cada una de nosotras, que de alguna manera representábamos a un sector o una actividad, pero había mayoría de periodistas. Tesi Romero, periodista, tomó la decisión de dejar el ejercicio de su profesion en Tele 5. Se preparó unas oposiones y ahora  es una feliz mamá profesora en un Instituto de Enseñana Secundaria a sus 33 años. Le encantaba su profesión pero era absolutamente imposible para ella conciliar su vida familiar y laboral. Ahora le dedica las tardes a su niña de 8 meses a la que adora y cuando la pequeña se duerme prepara sus clases.

Angela Callejón, Catedrática en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Málaga, mamá de 4 hijos aportó una reflexión muy interesante: la vida es un continuo elegir. Su mirada con esos enormes ojos entre verdes y azules, se iluminó cuando comentó que desde pequeña tenía claro que de mayor quería ser mamá. Y me impactó oir a Sira Antequera, creadora y directora de Sí Quiero, una empresa de organización de eventos, cuando dijo que ella no tenía hijos pero que decidió hace tiempo dedicar tiempo a su pareja, el amor se su vida. Y más me gustó cuando dijo que no le gusta la palabra “conciliación” que de por sí tiene inherente poner de acuerdo dos posturas encontradas. Y lleva toda la razón. Prefiero la palabra “equilibrio” que ella apuntó. La innovación la trajo Mª Eugenia Martínez Oña, Directora de Comunicación de Unicaja, cuando dijo que las nuevas tecnologías pueden hacer más flexibles los horarios y reducir las horas de trabajo presencial para poder estar más tiempo en casa y trabajar desde ahí. Y el ejemplo lo puso Pilar Ruiz Rosas, Directora y fundadora de El Cuartel, empresa innovadora de diseño, comunicación y publicidad, cuando nos contó como flexiviliza los horarios de las mujeres de su empresa cuando son madres. Y la más realista Pilar García, abogada y socia de CFG asesores. Ella dijo que las soluciones debían de venir desde las instituciones y apuntó que la Ley de 1999 hacía falta reformarla. Además piensa que deben existir muchos más incentivos económicos para los empresarios y así facilitar la conciliación. Y lleva razón.

El toque original lo puso Laura Standbridge, Directora General de Ksi Costa Consulting, abogaba norteamericana afincada en nuestra provincia que trajo por escrito una lista de trucos e ideas prácticas para conciliar. Y quizás el lado más humano lo aportó María Romero, ginecóloga de la Clínica Gutemberg cuando nos contó su experiencia como mamá de tres hijos y cuando nos dijo que no hay que temer a ser mamá después de los 35 (¡menos mal!). Un aspecto en el que casi nunca reparamos cuando hablamos de conciliación es en aquellas personas que tienen que ciudar de sus padres. Allí estaba Linda Echeverría, archiconocida relaciones públicas de Marbella para aportar este otra cara de la conciliación al tener a su madre enferma a su cargo. Elisa Alameda, también nos contó su experiencia como mamá con una profesión de 24 horas dedicada a un trabajo que exije tanta dedicación como la hostelería.  Y todas coincidimos en que éremos unas privilegiadas porque la gran mayoría de mujeres trabajadoras no tienen la posibilidad de tener la misma ayuda que tenemos nosotras por falta de recursos o de apoyo familiar. Para todas ellas hay que conseguir muchos más beneficios en sus puestos de trabajo. Para todas nosotras y para conseguir el verdadero progreso en equilibrio en nuestra sociedad tenemos que seguir conquistando derechos que otras mujeres ejercen en otros países europeos.

Y yo, allí, entre todas aquellas mujeres tan entregadas, tan sensatas, tan racionales y a la vez tan sensibles, pues aporté mi experiencia dentro de mi actividad pública y política como mamá tambien de un niño de 2 años y medio. Sólo dije dos cosas. Lo más importante fue una advertencia para todas nosotras. No podemos caer en el planteamiento perverso que hacen algunos de que ahora los niños y adolescentes tienen más problemas porque nosotras no estamos en casa, sino que estamos trabajando. Han sido muchos años de lucha para conseguir empezar a recorrer el camino hacia la igualdad, ahora no vayamos a poner piedras nosotras mismas sobre ese camino. Y la segunda fue que desde que mi hijo cumplió un año y se empezó a dar cuenta de que su mamá se tenía que ir a trabajar, prefiero la calidad a la cantidad para disfrutar plenamente de la maternidad. De lo contrario, los malditos sentimientos de culpa aparecen. Y eso no puede ser. Cuando Tesi habló de su niñez y de sus recuerdos, me conmovió porque mi madre también trabajaba muchas horas fuera de casa para poder mantenernos a las tres, pero yo sabía que aunque ella estuviese tantas horas trabajando, mis dos hermanas y yo éramos lo más importante para ella.

El encuentro del martes fue especialmente significativo para mí. Nos encontramos un grupo de mujeres que, sin habernos visto nunca antes, éramos cómplices a los dos minutos de estar sentadas en esa maravillosa mesa en Momo. Quiero darle las gracias a Ana Porras por haber hecho posible que estas mujeres se hayan cruzado en mi vida así, de repente. Así pasan las mejores cosas en la vida.

Anuncios

6 comentarios sobre “Un encuentro inesperado

  1. Cuidado con las faltas de ortografia……por otro lado es una utopia eso del “equilibrio”….yo me incorporo dentro de 5 dias a trabajar….y ya hay malos rollos con mi jefe por mis horas de lactancia que por “ley” me pertenecen….tu crees que el va a facilitar mi equilibrio entre mi trabajo y mi familia?

  2. Querida Carmen! Gracias por participar en este espacio. La verdad es que me gustaría saber tu opinión sobre tantos temas! Debo tener más ciudado con las faltas. No quiero excusarme en moso alguno pero de verdad que hay días que escribo demasiado rápido y no me da tiempo a repasarlo. Intentaré corregir para la próxima.

    Sobre el ontenido de tu comentario sólo decirte que de eso también hablamos en el encuentro. Una cosa es lo que establezcan las Leyes y otra es la realidad. Precisamente Pilar, abogada laboralista nos comentó que aún queda mucho por hacer para mentalizar a los empresarios, en su gran mayoría hombres, de los derechos que las mujeres afortunadamente hemos conquistados. Ella proponía más ventajas fiscales y económicas para ayudarlos a esa concienciación. Yo pienso que debemos ser muy inttransigentes con esoa jefes que ni siquieran respetan los permisos de maternidad y las horas de lactancia por ejemplo. También entiendo que cuando una se ve en la tesitura de reclamar sus derechos y la posible amenaza de perder por ello tu puesto de trabajo, la cosa se complica aún más. Testimonios como el tuyo ponen de manifiesto que aun queda mucho por hacer en conciliación o equilibrio. Besos

  3. Yo nunca hubiese resumido tan bien nuestro encuentro. Tienes mucha razón en que las mujeres, todas, tenemos muchas cosas en común y por las que trabajar unidas. Lo vamos a conseguir como todo lo que nos proponemos. Como dice Tesi en un mail que nos ha mandado a todas; ganas en las distancias cortas. Los malagueños/as tienen mucha suerte de tenerte como concejala. Un beso

  4. no creo que este discurso empalagoso y decorativo que nos has relatado sirva en modo alguno para tranquilizar a las madres que trabajan un momnton de horas al dia y no precisamente en trabajos agradables y bien remunerados,piensa en esas mujeres que en sus horas laborales están deseando colgar la bata ó la fregona para volar al lado de sus hijos, porque realmente lo que importa no es sólo la calidad como tú dices sino las ganas que tu tengas de estar con ellos

  5. Hola Alaska, en primer lugar gracias por participar en este espacio que lo que pretrende es precisamente esto, que haya debate y discusión sobre los temas que nos preocupan. Lamento que no te haya gustado la descripción que he hecho del encuentro. Pero quiero decirte que todas las que alli estuvimos hablamos de esa gran mayoría de mujeres a las que tu haces referencia. Y lo refiero en el post. Precisamente yo comenté que eramos unas privilegiadas todas las que estabamos alli y que la gran mayoría de mujeres pasan por grandes dificultades y no tienen apoyo de nadie. Por ellas y para ellas hay que seguir trabajando para que puedan desarrollar sus vidas en igualdad de oportunidades. Y sobre las ganas que tú tengas de estar con tus hijos yo creo que hay no hay debate. Yo estaría las 24 horas del día con mi hijo si pudiera.

  6. Hola Alaska, yo estuve presente en el coloquio y debo reafirmar las palabras de Mariví en tanto en cuanto la situación de las mujeres con una situación de disprivilegio laboral y económico supusieron el eje de la discusión. Antes al contrario, todas intentaron que ese debate supusiera un grano de arena en la mejora de todas las mujeres que hacen esfuerzos mayores de conciliación y bienestar familiar. Muchas pusieron como ejemplo a sus propias madres que no tuvieron la ayuda que muchas se pueden permitir hoy en día al ser profesionales. En todo momento se mantuvo la perspectiva del tema propuesto a debate. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s