Santa Rosa de Lima (II)


Bueno pues al comprobar que el post que escribí sobre el encuentro de antiguos alumnos de Santa Rosa de Lima ha tenido tanto éxito y dada las ganas que percibo de que se organize algo más duradero en el tiempo, lanzo desde aquí la idea de la creación de la asociación de antiguos alumnos. Para ello necesito que me envieis a mi correo electrónico (mariviromeroperez@gmail.com) vuestros datos para ponernos en contacto. También voy a crear un grupo en Facebook para invitaros a participar y ver así la posibilidad de crear la asociación. Yo me ofrezco para iniciar los trámites de creación solamente. Nos reunimos, si os parece bien, y allí decidimos quién se hace cargo de organizarlo todo porque yo carezco del tiempo suficiente para ello.

Anuncios

2 comentarios sobre “Santa Rosa de Lima (II)

  1. Me parece estupendo la idea de crear una asociación de antiguos alumnos de Santa Rosa, y aplaudo tu iniciativa de incentivarla. Yo creía que ya existía, pero por falta de tiempo no me puse a preguntar o a ir a Santa Rosa a ver si había algo. En lo que pueda intentaré colaborar con toda mi ilusión. Pero creo que no es fácil: Como dijo Mª Carmen Calvent, muchos ex-alumnos ocupan puestos de responsabilidad en la sociedad malagueña. Y esto supone estar muy apurados de tiempo libre. ¿Y qué te voy a contar a tí respecto a eso?

    Por mi experiencia creo que es cierto, si no muchos “superejecutivos” si sigo viendo o me encuentro con antiguos compañeros muy ocupados: médicos, abogados, empresarios, militares, profesores universitarios o maestros, ingenieros, bancarios o agentes de seguros. En fin me precio de estar en contacto con algunos y me alegro cuando me reencuentro con otros y de ver que les ha ido bien.

    Por otra parte, como sabrás por tu profesión y tu constante contacto con todo tipo de entes, no es fácil montar una asociación y tirar del carro. Muchas cooperativas, apas o asociaciones de todo tipo comienzan con mucha ilusión y después se van a la porra. Pero bueno, eso sería un reto más y a ver hasta donde se llega.

    Finalmente, aunque no quiero darte la paliza contándote mil batallitas del pasado te comento unos recuerdos que tengo. Cuando llegué a Santa Rosa en 1976 procedente de un disciplinado colegio de curas, aquello me pareció un paraiso: Aunque ese curso pusieron clases separadas de alumnos y de alumnas, por lo menos había alumnas y consecuentemente parejas u oportunidad de ligar. Cada mañana todas las paredes aparecían totalmente llenas de pintadas, fiel reflejo del ambiente callejero y de estar inmersos en plena transición. Pintadas que el Sr. Camacho y Salvador se empleaban en quitar cada jornada de forma totalmente inútil, al día siguiente aparecían de nuevo.

    Al salir de clase (y a veces durante ellas) todo eran movidas: Si no era para ir a una fiestecita era para ir a una manifestación o a un encierro, lo cual era lo mismo. Me acuerdo de la movida del 4-12-77-Día de Andalucía-, donde por cierto el actual Alcalde iba en la cabeza de la manifestación llevando una larga bandera andaluza con otros políticos. Y los días posteriores, con palos de todos los colores, botes de humo y pelotazos de goma. También me acuerdo del encierro o la toma del Rectorado por los alumnos de COÜ de todos los institutos en 1980, en protesta por la entonces LAU, siglas que 25 años más tarde el Ministerio de Educación volvió a tomar para bautizar otra ley. Y es que el patio de aquel entonces para la juventud malaqueña era un pasote. Tasa de paro “oficial” del treintitantos por ciento. COU + selectividad + numerus clausus + prueba de acceso en algunas facultades como en Informática. En fin, todo eran obstáculos para trabajar o para estudiar. Pero eso sí, el cachondeo no faltaba nunca.

    Ahora bien, de lo que más me acuerdo era lo variopinto que era mi grupito de compañeros. Había uno que decía ser maoísta (de la ORT-LCR-Bandera Roja), lo cual me parecía difícil porque aunque fuera muy leninista, yo le decía que ni era chino ni era agropecuario. Había incipientes andalucistas, anarquistas y algunos que les gustaban de todo pero del otro extremo: nazis, falangistas o de Fuerza Nueva. Con el tiempo me ha alegrado saber que los extremistas se han ido moderando, supongo que son cosas de la edad.

    Todos saliamos juntos, y nos reuniamos en casa de uno y de otro para supuestamente estudiar, y nunca tuvimos el más mínimo roce con el tema político de por medio. Tampoco ví en aquellos años ninguna bulla o altercado entre compañeros, por muy distinto color que tuvieran. Yo tenía algunos amigos en Cánovas del Castillo y estando un día allí se lió una gorda con el eterno tema de las banderitas. Habían puesto la bandera andaluza y llegaron unos cuantos de Fuerza Nueva y pusieron la de España y tiraron la de Andalucía y se lió el follón. Los de Fuerza Nueva presumían de que eran pocos y tenían al resto del Instituto echado encima, pero claro, estos nenes siempre iban con cadenas, machetes o lo que pillaran y los demás iban solamente con sus manos.

    Lo que quiero concluir con esta historia es que en Santa Rosa la movida política era diferente. Si en mi clase o en mi grupo algunos éramos de izquierdas e íbamos a manifestaciones lógicamente de izquierda, los fachillas no iban y ya está. Y si ibamos al rectorado o al edificio negro a montar el taco por cuestiones educativas, entonces sí iban todos. Y por supuesto en las juergas siempre había unanimidad.

    No quiero decir que exista un “espiritu de Santa Rosa”, me parece sensiblero o pusilánime, aunque pienso que algo hay o había de diferente “bajo los limoneros” que hacía que los que pasamos por allí lo pasáramos de forma distinta, en sentido positivo, al resto de los institutos.

    En mi caso la cuerda de Santa Rosa me duró bastante, mi mujer, su hermana, mi hermana, mi prima, son también de Santa Rosa. A mi compadre Pepelu Ramos lo conocí hace ya 31 años allí mismo. Y mi pandilla habitual, de vernos todos los fines de semana, hasta hace más bien pocos años, eran mayoritariamente antiguos alumnos y gamberros como yo.

    En fín, no te doy más la tabarra con las batallitas del abuelo Cebolleta. Como he empezado, en lo que pueda, me presto gustoso a colaborar.

  2. SOY EL MENOR DE CUATRO HERMANOS QUE ESTUDIAMOS EN EL INSTITUTO SANTA ROSA DE LIMA DE LA CALLE ARGENTEA. A TRAVES DE MI CORREO PUEDEN PONERSE EN CONCTACTO CONMIGO Y YO ME ENCARGO DE INFORMAR A MIS HERMANOS DE LAS POSIBLES ACTIVIDADES, REUNIONES, ETC. UN SALUDO. AUGUSTO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s