A Carmen Olmedo Checa


 

 

 

 

Hoy he tenido un día bastante frenético, pero sin ningún tipo de duda me ha marcado demasiado la visita que hemos realizado a una residencia de mayores de Málaga. Cuando estoy cerca de las personas mayores el tiempo suele pararse para mí. Se detiene todo y procuro abstraerme para dedicar ese espacio de tiempo a estar con ellos. Me da mucha fuerza estar cerca de las personas mayores y de cada una de la conversaciones que mantengo con ellos saco una gran lección.

Esta mañana junto al Alcalde y a Amparo Bilbao, hemos saludado primero a un grupo de mayores que, junto a los trabajadores de la residencia nos esperaban en el hall de ese precioso lugar, que más que una residencia de mayores, parece un hotel de cinco estrellas. A continuación, los directivos de de la residencia querían enseñarnos el centro en pleno funcionamiento, es decir, con la vida que tiene la residencia a las 11 y media de la mañana de un miercoles cualquiera. Primero nos han llevado a las dependencias médicas y a la unidad de ciudados intensivos y a continuación a una sala en la que una psicóloga se encontraba en ese momento en plena terapia para recuperar la memoria. Habría unas 20 personas en el grupo y a muchas de ellas se les notaba en la cara los signos del alhzeimer y de la demencia senil.

Ha sido entonces cuando ha ocurrido. Una señora no demasiado mayor en comparación con el resto del grupo, se ha emocionado al vernos entrar y alzó la voz y dijo mirando al Alcalde ” ¿ Tu me quieres?”. Entonces se ha hecho un silencio en la sala y el Alcalde se ha acercado a ella para besarla. No la ha reconocido de entrada porque es cierto que está muy cambiada. De repente, Amparo Bilbao que estaba a mi lado se ha acercado mientras me decía , ” Marivi, es Carmen Olmedo”. Entonces la emoción nos ha embargado instantaneamente a los tres. El Alcalde le ha hablado de su hermano, que trabaja en el ayuntamiento mientras ella nos miraba y, con los ojos llenos de lágrimas, nos preguntaba donde trabajaba su hermano. Yo no he podido evitar acercarme y darle un beso. Le he dicho quien era y le he recordado la última vez que nos encontramos en la peluquería. Yo acababa de tener un accidente de coche y ella me regañó por no llevar el cinturón puesto en la parte trasera. Me ha mirado perpleja. Su mirada, esa mirada de hoy jamás podré olvidarla.

Carmen Olmedo ha sido Diputada por Málaga en la VII Legislatura del 2000 al 2004 del Grupo Parlamentario Socialista y ha sido  Directora del Instituto Andaluz de la Mujer de la Junta de Andalucía, de 1989 a 2000. Fue Vicepresidenta Primera de la Comisión Mixta de los Derechos de la Mujer del 2000 al 2004 y vocal de la Subcomisión estudio medidas respuesta a violencia de género del 2002 al 2003.  Fue también ponente de la Ponencia sobre la erradicación de la violencia doméstica del 2000 al 2002, dando las primeras claves para luchar contra esta lacra social. Además ha pertenecido a movimientos feministas abriendo camino a muchas otras que hemos luchado más tarde.

Yo me enteré hace un año que tenía una enfermedad neurodegenerativa, pero cuando la ví esta mañana allí sentada, mucho más jóven que el resto de compañeras, asistiendo a ese taller de memoria y ví como ella, que no sabía en ese momento quienes éramos, y sin embargo,  se emocionó cuando entramos, y percibió algo que le emocionó. Yo cuando me di cuenta de quien era tuve que contener mis lágrimas y se me cogió un nudo enorme en la garganta. Está claro que esto le puede pasar a cualquiera,  pero me impresionó verla hoy en esa sala después de haber recibido hace ahora tres años una buena reprimenda cuando me la encontré aquel día en la peluquería.

Para ella el post de hoy. Para esa Carmen que luchó tanto por la igualdad desde el respeto a todos y con el diálogo y el consenso presente en todo momento. No es demasiado justo que le pase esto a nadie, pero cuando una persona tiene la capacidad, además, de contribuir a mejorar la sociedad, te da más rabia que una maldita enfermedad nos prive de sus aportaciones.

Anuncios

17 comentarios sobre “A Carmen Olmedo Checa

  1. Sin palabras me dejas, no se ni que decir.
    Es horrible cualquier enfermedad pero el no conocerse ,el no teNer la capacidad de decidir,sobre todo cuando las personas aunque tienen mucho que aportar, es lo mas triste que hay.
    quedate con esa cara que no se te va a olvidar nunca, para disfrutar de la vida a tope.

  2. Hola Esther! Imaginate como me quedé yo cuando la ví. Hoy hablé con su hermano por teléfono y le comenté que estuvimos ayer con ella. Aún tengo un pellizco en el estómago y ahora estoy leyendo algunos artículos de Carmen que escribió no hace mucho tiempo. Al parecer su enfermedad va demasiado rápido desgraciadamente para ella.

  3. Hola Alejandro. No te conozco en persona pero quiero que sepas que, como le dije esta mañana a tu tío Manolo, aqui me tienes para lo que necesites. Sé que tu madre está en muy buenas manos y también sé que estais permanentemente pendiente de ella.
    Enhorabuena por tener esa madre y estoy segura que ella te ha sabido transmitir todos esos valores tiene y que tento ha defendido para intentar mejorar aquello que no le gusta de la sociedad. Mucho ánimo y mucha fuerza Alejandro.

  4. Hola Marivi, muchas gracias por el cariño que le demostrastes a mi hermana en el momento que la reconociste, esta tarde en uno de los momentos en los que recuerda un poco me ha comentado la visita y aunque no pueda demostrarlo ella siente algo cuando ve a personas que han formado parte de su vida.

  5. Queridas Pilar y Eva, no tenéis que darme las gracias. De verdad que lo que yo sentí creo que no fui capaz de plasmarlo en el post. Y como le he dicho a Alejandro, cuando me necesitéis para cualquier cosa, por favor, no dudéis en llamarme. Yo me di cuenta rápidamente que Carmen sintió también algo mu especial cuando nos vió porque se emocionó muchísimo cuando entramos en la sala donde ella estaba. Anoche encontré en la red varios de sus artículos y es increíble como sus planteamientos han ido siempre por delante de las acciones legislativas.
    Mucha fuerza para vosotros.

  6. Soy amiga de Carmen, Evita (su hija) me dijo que habías escrito sobre su madre, para ella y Alejandro significa mucho todo el cariño y reconocimiento que se le pueda dar. He sentido alegría al ver que alguien la recuerda.

  7. he recibido por casualidad lo escrito por ti en tu blog y me ha emocionado profundamente, no te conozco pero te doy las gracias por visibilizar a Carmen en su trayactoria. Para mi ha sido una persona muy importante tanto como amiga como porque me enseño a ver el mundo con las” gafas violetas”. He captado tu impresion al verla porque a mi me pasó lo mismo. fui con mi marido desde Granada y a la vuelta del viaje no hablamos nada, solo meditabamos de ! Cómo era la vida de injusta!, Nos reconoció, a mi me pregunto por mi hijo, que habia estado malo, y durante la enfermedad de mi hijo me llamaba para saber de él cuando ella ya estaba bastante enferma. Nunca lo olvidaré . Esta bien cuidada y creo que no sufre, sufrimos nosotros por no poder disfrutar de su alegria y de su bondad y su saber hacer. Gracias de nuevo Marivi

  8. El que una política del partido tradicionalmente contrario al de Carmen haya escrito algo a corazón abierto sobre su situación personal actual y haya recordado algunos de sus muchos méritos – lo que injustamente no han hecho muchos de sus teóricos amigos/as y compañeros/as de partido-, abre un rayo de esperanza sobre otra forma de hacer política desde la perspectiva de la mujer, que creo que puede contribuir no sólo a mejorar los derechos de las mujeres sino los de la sociedad en su conjunto. Gracias a personas como Carmen, la realidad de las mujeres de Andalucía ha mejorado en la actualidad y es de agradecer que, rompiendo las absurdas barreras partidistas, lo hayas resaltado. Los esfuerzos de Carmen no han sido en vano y somos muchas las que los valoramos y estamos dispuestas a continuarlos contribuyendo en lo que podamos.

  9. Como Carmen nos enseñó, las redes funcionan y gracias a ellas puedo darte las gracias por el cariño que hablas de Carmen y como has conseguido revolver muchos sentimientos y muchos recuerdos, mas de una hemos llorado de impotencia, pues ella que tanto hizo por las demás vemos lo poco que podemos hacer por ella. Creo que no se le ha reconocido a Carmen todo lo que ha hecho en Málaga y sobre todo en Andalucia por las mujeres. Llegó a ser el IAM el punto de referencia de las politicas de Igualdad de toda España,fué una lider feminista, congruente con sus ideas y respetuosa con las demás,a Carmen la quiero mucho,y siempre además de compañeras hemos sido grandes amigas,le hubiera gustado lo que has escrito de ella, gracias Marivi por tu cariño

  10. Hola….no sé si está bien que escriba aquí…pero al leer éste articulo me he emocionado.Tengo la suerte de ser una de esas personas que ahora cuidan de Carmen…..ésta profesión me encanta,me apasiona..y cuido y trato a todo el mundo de la misma forma…pero si es cierto que cuando ves personas más jovenes que el resto..sin querer piensas..!!podría ser mi madre!!Carmen me llegó al alma desde el primer momento..no sabía quien era..o había sido…pero me produjo una ternura increible…su mirada…al principio triste..ahora sonriente….que afortunada ésta mujer por tener amigos que la quieren tanto…pienso que a veces tu mente puede no recordar….pero que los sentimientos nunca se deterioran…y estoy segura que ella se da cuenta de tanto afecto….Un abrazo fuerte para todas las personas que siguen creyendo en que los sentimientos curan de alguna forma….

    1. Muchas gracias Yoli, a mi madre le ha venido el cambio estupendamente, ha recuperado la sonrisa……después de dos meses, y esto para nosotros es muy muy importante, ya que era de las pocas cosas que no había perdido en el trascurso de estos últimos cinco años. Muchas gracias por ser como sois. Eva )

      1. Hola Eva, encantada de conocerte aunque sea por aqui. Me alegro que esa sonrisa haya vuelto a la cara de tu madre. La aprecio mucho y es una persona con mucha valía. Besos grandes a las dos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s