Sábado de bodas


 

 

 

 

 

Bueno pues hoy escribo desde el Ayuntamiento. Son las 13:36  y he casado ya a 7 parejas. Me quedan sólo dos para terminar una mañana cargada de nervios, ilusión, y mucho amor en casi todas las miradas de los novios. En noviembre cumpliré 10 años en mi responsabilidad en el Ayuntamiento. He casado ya a cientos de parejas. Y también ya se han divorciado unas cuantas. Esta mañana ha sido un tanto especial porque en casi todas las bodas, menos en una, de las siete que llevo, ha habido una singularidad que hará que no se me olvide. En la primera, a las 10, recibí a los novios y a los testigos y metí la pata yo solita. las novias son inconfundibles. La gran mayoría de ellas se casan vestidas con el traje de novia de toda la vida, con su ramo, sus pajes preciosos que portan los anillos y bueno, en cuanto a indumentaria, todo exactamente igual que si de una boda religiosa se tratara. Pero entre el novio y el testigo barón es más dificil de distinguir a veces cual de ellos es el novio. y en la primera boda no me dió tiempo de revisar el expediente que me entregan desde alcaldia, con lo cual no había visto el carnet de identidad de los nivios y testigos. Entonces entré en Alcaldía y alli me esperaban los cuatro. Siempre me dirijo primero a la novia , la saludo y después, me diriji hacia el hombre más joven , dada la juventud de la novia. Y ahí fue cuando metí la pata. Cuando iba a besar al más joven, el más mayor, que era el novio, me dio una palmadita en la espalda y me dijo que el novio era el,  que era 30 años más mayor que ella. Primera en la frente. Que apuro he pasado de verdad. Le pedí disculpas y después bromee un poco para salir de la situación un tanto tensa. En todas las ceremonias de hoy, menos en una, hemos tenido sorpresas de familiares, amigos y música en vivo. Y ahora en la de las 14 horas, hemos tenido desmayo de la mamá de la novia  antes de comenzar que estaba muy nerviosa. Pero la levantamos, le dimos agua y se ha recuperado pronto. Esto ha provocado que su hija, la novia, que ya venía bastante seria, haya roto a llorar durante la ceremonia.

Pero sin duda, la mas bonita de hoy ( aún me queda una más) ha sido la de David y Leticia. El malagueño y ella de Paraguay. Como ya he oficiado bodas que se notaba a leguas que eran bodas de puro trámite para la obtención de la nacionalidad, al ver las fotos de los novios antes de que llegaran, he pensado que se trataba de otro caso similar. Pero a veces soy algo  apriorística, y eso lo voy corrigiendo cada día. Pues bien cuando he visto en persona las caras de David y Leticia he visto en sus miradas amor en estado puro. Y eso me ha gustado mucho. Habrá miles de parejas que se disuelven cada día, pero también ahy otras miles que se aman y que quieren compartir sus vidas el uno con el otro. Y entre los invitados me sonó demasiado la cara de unos de los invitados que destacaba por que estaba bastante entrado en kilos. Esta ha sido la boda de hoy para mí y la de el último año en el que he casado a mas de 80 parejas. David no podía soltar de la mano a Leticia,  y los padres de David desprendían alegria por todos lados. por parte de la novia, sólo unas cuantas amigas paraguayas como invitadas. Y Leticia estaba muy emocionada porque no estaban alli sus padres y ninguno de sus hermanos que desde Asunción le habían mandado cien kilos de cariño y de ternura a Leticia. Se casaba su hija y ellos no han podido venir por no tener dinero para pagar el vuelo. La madre de David le colocaba a Leticia el velo y la cola del vestido que era precioso y la hascía a ella aún mas guapa. Los amigos de David lloraban de alegria al ver a su  mejor amigo emprender una vida nueva con su amor. Me emocionó mucho esta boda hoy y jamás olvidaré esa mirada de amor que se cruzaron cuando yo dije que ya estaban unidoa en matrimonio.

 

Al terminar, ese invitado grueso que yo creía que conocía de algo se acercó al despacho de alcaldía para pasar a verme. Entró y me dijo que era concejal en Puerto Real y que me conocia de haber coincidido en varios actos del partido. Entonces le pregunté si era familia de los novios. Y me contó que estabab allí porque había sido testigo de una preciosa historia de amor. Leticia llegó de Paraguay y a las dos semanas comenzó a trabajar en su casa para ayudar a la familia con las tareas del hogar. Entonces un fin de semana David apareció en escena ya que es amigo íntimo del hijo de este señor. Se quedó en su casa a pasar el fin de semana y surgió el amor entre Leticia y David. Desde entonces hasta ahora han pasado 2 años, y hoy han querido dar el paso de unirse en matrimonio y seguir amándose aún más todavía. Yo creo que este amor perdurará, pero prefiero no ser apriorística, porque luego seguro que meto la pata.

Anuncios

Un comentario sobre “Sábado de bodas

  1. Hola,

    perdón por poner esto aquí pero no he podido encontrar otra forma de ponerme en contacto, puede borrarlo una vez leído.

    Solo quería que supiera de la existencia del directorio de blogs directorio-de-blogs.net, donde usted puede dar a conocer su blog totalmente gratis.

    Saludos,
    Mónica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s