Malditos datos del paro


 

 

Hoy se publican en casi todos los diarios nacionales los datos del último balance difundido ayer por el Instituto Nacional de Empleo. 95.367 nuevos parados en el país en el mes de septiembre, 608.005 nuevos parados en 12 meses. Vivimos en un país en el que cada día 1.600 personas se quedan sin trabajo. Estas cifras son demoledoras, se miren por donde se miren. Sin ánimo de hacer demagogia, ni crítica fácil, la situación refleja de manera elocuente la magnitud de una crisis que requiere de manera urgente que se adopten medidas para paliar esta situación, medidas que fomenten activamente el empleo y la contratación más flexible. Y, lo más importante desde mi punto de vista, se deben tomar decisiones para dirigir la inversión en otros sectores productivos como el de la tecnología y la investigación. Es imprescindible una apuesta por la modernización y la diversificación de nuestro sistema productivo para hacerlo más competitivo y para no centrarlo, como hasta ahora, sobre todo en la construcción y en el sector servicios. No podemos ni debemos depender sólo de un sector productivo. Lo estamos comprobando ahora y estamos sufriéndolo. Algunos culpan al PP de esta situación y yo pienso que en esa dinámica han entrado todos desde todas las Instituciones estatales, autonómicas y municipales de todos los colores políticos. Y ahora estamos viviendo las consecuencias. Como decía Einstein con mucho acierto, si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo.

En Málaga, los datos son aún peores. En septiembre, cada día 152 malagueños se quedaron sin trabajo. Y a mí de toca muy de cerca toda esta situación. Esas cifras frías que vemos en los periódicos o en televisión tienen todas cara, cuerpo y alma. Y ya tenemos, por primera vez en la historia democrática de la ciudad, colas en los Centros de  Servicios Sociales. Ana Belén, Rafael, Fabiola, Sonia, Fran, y Samuel estuvieron ayer aquí, viendome en Bienestar Social porque querían contarme a mí en persona, y no a ningún trabajador social, cuál es la nueva situación a la que se enfrentan tras haber perdido sus empleos. Los seis menores de 40 años y con hijos a cargo. Los seis con hipotecas de casi 600 euros y sin empleo. Los seis avergonzados porque tenían que venir a pedir ayuda.  Cuatro de ellos con titulación universitaria y sumidos en una situación de angustia que les ahoga porque el mes que viene no tienen como afrontar el pago de las deudas contraidas. Vamos a intentar ayudarles, no ya con ayudas económicas que sólo pueden paliar la angustia durante uno o dos meses, sino orientándolos para que puedan salir adelante por ellos mismos. Es lo que quieren y lo que necesitan. Eran independientes y libres y se ven de pronto atrapados por una situación casi límite. Y mientras tanto, desde otros ámbitos no se quieren dar cuenta de que hay que apoyar a los Ayuntamientos que son los que al final tienen  delante suya a todas estas caras, cuerpos y almas con nombres propios a los que es imposible decirles que vayan a otro lugar a pedir ayuda. Al menos yo no puedo. Hay que intentar redistribuir imprescindiblemente los recursos de tal manera que sea proporcional a la proximidad. Sólo así seremos un poco más eficaces.

5 comentarios sobre “Malditos datos del paro

  1. Hola Mariví.

    Realmente, la crisis que estamos viviendo es tremenda, y no es coyuntural, sino estructural de todo el sistema económico mundial. Está claro que el capitalismo sin intervención ni control del Estado no funciona. Se terminó el discurso del liberalismo de derechas de “laisser faire, laisser paser”. Esperanza Aguirre (y Oña) deberían tomar nota de esto, si su dogmatismo neoliberal se lo permite.

    En cuanto a tu comentario, quiero hacer una precisión al primer bloque. ¿Cómo es una contratación más flexible? Lo que es flexible, es el despido, no la contratación. En realidad, es un eufemismo clásico de los conservadores para llamar de otra manera a lo que, desde siempre, defendéis, que es el libre despido. Puede ser discutible, pero por favor, llamad a las cosas por su nombre.

    En segundo lugar. Estoy totalmente de acuerdo con cambiar el modelo productivo, excesivamente centrado en la construcción, y apoyar la investigación y la tecnología. Ejemplo de ese modelo es el PTA, que promovió Aparicio hace años y funciona bastante bien.

    Por eso no entendí que el PP rechazase de plano el proyecto del PSOE de hacer una ciudad financiera en unos terrenos estratégicos que están muertos más de 11 meses al año. La demagogia de “el PSOE quiere quitar la Feria” fue el recurso fácil y bastante bajo políticamente, además de irresponsable dada la economía municipal que tenemos.

    Por el contrario, el alcalde promueve proyectos improductivos como el de las torres de Repsol, ejemplo de colapso urbanístico en una zona de gran población, algo que se repite en Martiricos. ¿Por qué, en vez de zonas verdes, o centros de negocios, se hacen más y más viviendas de renta libre hasta saturar aún más esta ciudad?

    Creo que la política económica del alcalde de Málaga es de todo, menos estratégica y a largo plazo. Ningún proyecto productivo. Todo ha sido ladrillo, en Repsol, en Martiricos, en Arraijanal, al norte de la ronda y donde pille. Cuando ve un hueco libre, en vez de pensar en puestos de trabajo, piensa en ladrillos.

    Un saludo.

  2. Y lo peor de todo, es la forma tan despreciable que tiene la Junta de Andalucía derrochando el dinero de los andaluces, con esa campaña bochornosa, en la cual aparece la catedral de Palma de Mallorca, en un folleto sobre el Guadalquivir turístico. Nada más y nada menos que 52 millones de euros, 8.632.000.000 de las antiguas pesetas.
    A que estamos jugando señores.

  3. Hola Antonio, de nuevo gracias por participar en este espacio. llevas razón en cuanto a la contratación. No me explique bien. Soy consciente de que estamos atravesando un agran crisis mundial pero también se de primera mano cuales son las medidas que los gobiernos de diferentes países están adoptando para que los efectos sean menores y afecten lo menos posible a las personas. Yo en ningún momento he culpado al PSOE de la situación en mi post. Es más, he dicho que en la cultura del ladrillo han entrado todas las instituciones de todos los colores políticos. Y pienso, como tú, que eso es un gravísimo error.

    El aumento del desempleo es la consecuencia más dolorosa de la desaceleración económica asociada a los periodos de crisis. En el caso de España, el hundimiento del mercado de la construcción y las dificultades en la liquidez del sistema financiero, que empiezan a ser muy graves, están elevando las cifras del desempleo a cotas preocupantes.

    Más allá de las comparaciones que suelen establecerse en estos casos, por ejemplo, que es el número más alto de parados desde 1997, la ciudadanía empieza a alarmarse por el acelerado deterioro del mercado laboral y por la triste evidencia de que el desempleo agravará la debilidad del crecimiento.

    Antonio, el número de parados aumenta al mayor ritmo en 30 años y el crecimiento del paro duplica el registrado en la recesión de 1993.

    Supongo que el Gobierno ha descartado ya la complaciente visión inicial, según la cual atravesábamos por un paréntesis coyuntural, y dispone ya de un diagnóstico realista de la espinosa situación económica. Parte de este diagnóstico, quizá la principal, exige que el Ejecutivo adopte las medidas necesarias para restablecer la confianza de los mercados en las entidades financieras españolas. Porque, aunque la solvencia de la banca española es probablemente superior a la media europea, recibe un castigo superior, en forma de primas de riesgo más altas, que los bancos e instituciones financieras de otros países.

    Pero en el ámbito laboral y meramente macroeconómico, Pedro Solbes y el equipo económico también tienen mucho que hacer, siempre y cuando el Gobierno acepte dos criterios básicos: que esta crisis se extenderá cumplidamente más allá de 2009 y que es mejor adoptar medidas que la mitiguen que dejar toda la tarea correctora al mercado. La tasa de paro superará probablemente el 13,5%, en términos de Encuesta de Población Activa (EPA), en la fase más deprimida de la crisis, que probablemente se situará entre este trimestre y mediados de 2009.

    Creo que el primer paso es garantizar la protección de los desempleados. No se trata sólo de mantener la protección en sus prestaciones actuales sino, si se puede, ampliarla. Es una de las palancas de que dispone cualquier Gobierno para estimular la demanda. Además, puede y debe incentivar la oferta de empleo a través de mecanismos fiscales. Después de haber leido mucho y comparado que medidas se están tomando en otros países creo que se debe explorar la hipótesis de una rebaja de las cotizaciones sociales a cambio de un aumento del IVA, a pesar de la resistencia sindical. Además, hay que intensificar, esto es, financiar, la formación profesional con mayor cualificación; y, por supuesto, urge activar un pacto de rentas salariales.

    A nivel autonómico son muchas ya las Comunidades Autónomas que han adoptado medidas urgentes para reducir los daños de la crisis. En Asturias, por ejemplo, el Gobierno autonómico ha abierto una línea urgente para ayudar económicamente a las familias que menos recursos tienen a soportar la subida de su hipoteca. En Valencia, se han adoptado unas medidas fiscales para apoyar la los pequeños y medianos empresarios, con el objetivo que qu no tengan que despedir a los trabajadores.

    Y Antonio, aquí en Andalucía, aún no se ha adoptado ninguna medida concreta y tangible de cara a apoyar a las familias que más lo necesitan.

    Desde el ámbito local, hemos adoptado medidas urgentes de congelación de salarios de cargos electos y de confianza. Los impuestos y tasas subiran por dejabo del IPC. Y se han redudido todas las partidas de protocolo, de dietas y de gastos que pueden suprimirse sin que afecte a los malagueños. Y desde luego la manera de incentivar que nuestro sistema productivo no se sostenga sólo con el ladrillo intentamos evitarlo cada día desde nuestra tarea de gobierno. Y se ha facilitado la ampliación tanto de la Universidad, como del PTA porque estamos convencidos de que Málaga debe ser Capital de la Innovación y del Conocimiento.

    Pero, tu sabes que las medidas importantes para ayudar a las familias deben tomarse desde el ámbito estatal y, como tu sabes, desde el ámbito municipal se pueden aportar medidas, que en Málaga ya se están tomando, además de incrementar como ya hemos hecho, las partidas económicas para ayudas económicas de emergencia para las familias que acuden por primera vez a los servicios sociales.

    Si desde la Junta de Andalucía se hubiese puesto en marcha ya la Renta Básica, como sucede en el País Vasco, que es una novedad en nuestro Estatuto de Autonomía, los que menos tienen estarían ahora un poco mejor.

    Sobre Repsol, Arraijanal y Martiricos podemos discutir todo lo que tu quieras. A los ciudadanos les convenció mucho más nuestro programa de gobierno, que incluía estos proyectos,y por eso nos dieron su confianza para dirijir durante cuatro años más el destino de la ciudad. También podemos discutir de los diferentes Planes Generales de Ordenación Urbana que gestó tu partido desde el gobierno municipal donde se planificaron actuaciones urbanísticas sin apenas dejar espacio para zonas verdes o equipamiento social y cultural; operaciones que, ahora, 15 años después, se traduce en barriadas enteras llenas sólo de edificios sin espacios de convivencia ciudadana. O te puedo relatar los metros cuadrados de zonas verdes que se han creado desde 1995 hasta ahora, pero eso sería demasiado aburrido quizás contarlo aquí.

    ¡Ah! Y gracias de nuevo por participar aqui. Besos desde Málaga.

  4. Cristina, a mi me parece igual de llamativo, no sólo el tremendo error de usar la imagen de la Catedral de Palma de Mallorca, sino que en estos momentos que estamos viviendo, se derroche de esa manera. Besos y gracias por participar en este espacio.

  5. Sugiero que se `congelen’otros gastos fijos municipales como los que producen el botellón semanal del Paseo de los Curas. ¿Cuánto vale mantener tres noches a la semana más fiestas de guardar el botellodromo malagueño? Cortar ese gasto sería aplaudido desde el Observatorio de la adolescencia y desde otros ámbitos familiares, no sólo por lo que reprresenta el estipendio en sí, sino por el gesto de preservar la salud mental de los jóvenes que allí gastan sus neuronas ‘remojándolas’ en alcohol. La administtración pública está para proteger no para dar calle libre a una moda. Mariví sigue escribiendo en tu BLOG, que es hacer pollítica de la buena…el futuro lo dirá…eres una mujer grande en este terreno, donde nadie tiene los cojones de escribir lo que tú escribes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s