Fuerza y pasión


 

 

Se acerca el momento del inicio de 12 Congreso del PP Andaluz. Y hemos aprovechado para cambiar la imagen corporativa. Más moderna, con más fuerza. Comentaba con Antonio Sanz el lunes en Málaga que me ha encantado que hayamos introducido pictogramas tan modernos en la imagen del congreso y que hayamos sustituido de nuestro logo la palabra “Andalucía” por “Andaluz”. Ahora soy militante del PP Andaluz y creo que tiene como más fuerza esta nueva nomenclatura.

Y Javier Arenas ha estado pendiente, como siempre, de hasta el último detalle. Se presenta de nuevo a la Presidencia del PP Andaluz con un partido con más de 150.000 militantes y casi 1.800.000 votos, con alcaldías muy importantes y con estructuras territoriales fuertes. Admiro profundamente a Javier Arenas y ha sido y es una de las personas que más me ha apoyado y me apoya en mi trayectoria política. Recuerdo que lo conocí cuando tenia 18 años. ¡Ay cuantos años han pasado ya! Y parece que fue ayer cuando en la Plaza de Toros de La Malagueta ejercí de azafata para cambiar el agua del atril de los que intervenían ese día. Celia Villalobos, Javier Arenas y José María Aznar. Tengo una foto de ese día y tenía cara de pánico. Tenía que subir al escenario cada vez que uno de ellos se bajaba para cambiar el vaso de agua. Cuando subía y veía la Plaza llena, a rebosar de gente, me impresionaba mucho ver la ilusión y la pasión de las personas con las banderas reclamando un cambio.

Después en 1994 fui la candidata de Nuevas Generaciones en la lista al Parlamento de Andalucía y con Juanma Moreno, que es la persona que me introdujo en política, recorrí toda Andalucía con Javier Arenas como candidato. Entonces me tocó intervenir a mí la primera de nuevo en la Plaza de Toros de La Malagueta. Jamás olvidaré ese día cuando tuve que subir y ponerme detrás del atril para inaugurar el mítin. Recuerdo que las piernas me temblaban y que los focos me deslumbraban y también recuerdo las caras de esa primera fila: de Aznar, de Javier Arenas, de Celia Villalobos y de Juanma Moreno que me ayudó a preparar mi intervención. Sólo estuve cinco minutos, pero aún me siguen pareciendo 5 horas.

Inimaginable todo lo que aprendí en aquella campaña electoral en la que tuve la oportunidad de conocer a un Javier Arenas líder de una formación política emergente en Andalucía y que necesitaba de esa persona para girar hacia el centro político. Mítines, actos, jornadas, paseos por mercados, visitas a centros de mayores, reuniones con asociaciones de todo tipo y una actividad frenética que yo no llegaba a entender. ¿Cómo Javier Arenas era capaz de resistir?. Luego me dí cuenta que era él mismo el que imprimía a su equipo más cercano esa intensidad y esa fuerza y que era él quien no permitía que quedase ni un solo domingo libre en la agenda durante meses, hoy ya años. Y fue entonces cuando me di cuenta que existen personas que tienen una vocación política tan inmensamente grande que viven inmersos y movidos por ella.

Desde lo más sencillo a lo más complejo, sin perder detalle de nada y recordando cada rasgo característico de nosotros, Javier Arenas es un líder con una capacidad innata de generar equipo, de ilusionar de una marera arrolladora y de transmitirte esa rebeldía que tiene para hacer que todo se mueva para avanzar a mejor. Y sus conviciones personales, que son de él, que no del PP, su talante abierto, negociador, su profunda sensibilidad con los asuntos de los que menos oportunidades tienen, su profundo respeto a la diversidad, unido a tu caracter, a su inteligencia y a su aplastante sentido común, hacen que sea una de las personas más apasionantes que conozco. Recuerdo también el congreso de Nuevas Generaciones en el que fui elegida presidenta que clausuró Javier y tengo grabado en mi mente ese salón lleno de gente joven que lo jaleaba al entrar mientras sonaba la música del partido. Nos dijo a todos y me pidió a mi que teníamos que ser rebeldes, mucho más rebeldes con el propio PP para ser la vanguardia. Para que me dijo eso. Un mes después estábamos con mesas en la calle repartiendo preservativos gratis con motivo del Día del Sida.

Y me hice mayor. Y Javier Arenas contó conmigo para determinadas responsabilidades orgánicas en el PP provincial y en el PP andaluz. Y mientras estuvo en el Gobierno, manteníamos el contacto permanentemente. Recuerdo que el primer día que estuve visitándolo en Moncloa, era entonces Vicepresidente del Gobierno, de nuevo me impresionó todo bastante. Era la primera vez que yo estaba allí dentro, en el lugar desde donde se toman las decisiones más importantes que afectan a todos. Virginia me pasó a una sala de espera mientras acababa un reunión y yo no paraba de mirarlo todo: las paredes, los cuadros, los tapices. Entonces me tocó entrar y, como siempre, Javier Arenas me hizo sentirme como si hubiese pasado por allí todos los días. Campechano, sencillo y humilde, me dice que lleva un día duro y que va a poder ahora tomar un café conmigo tranquilo. Y, de nuevo,  más lecciones de ese master intensivo que yo hago cada vez que departo con él.

Es apasionante escuchar de su boca las ideas y los proyectos que tiene para transformar Andalucía y convertirla en la primera comunidad del país. Lo tiene tan claro, que cuando lo explica me gustaría que pudiera hacerlo en persona y directamente a cada uno de los 8.059.461  de andaluces y andaluzas . Este fin de semana tenemos el Congreso y desde allí voy a intentar escribir. Tenemos mucho trabajo por delante para conseguir que esa ilusión, esa manera de ser, esa capacidad de trabajo, incansable, motor y fuerza que es Javier Arenas, llegue a presidir Andalucía. Estoy orgullosa de que un día Javier Arenas contara conmigo y, sobre todo, nunca podré devolverle todo lo que he aprendido y aprendo junto a él cada día.

Anuncios

2 comentarios sobre “Fuerza y pasión

  1. Marivi, nosotros también tenemos congreso…y por dios…que renueven, que renueven….y barran con lo que hay en algunos pueblos de esta divina Extremadura que si no…vamos para rato con el forense y sus amigos…suerte y al toro.un besazo.

  2. Siiiiiiii tienes razón en todo lo que comentas de Javier Arenas, lo que más me gusta de él, es que transmite ilusión y optimismo y sobre todo fuerza mucha fuerza. El otro día estuvo aquí con Mariano Rajoy en Granda ( ahhhhh mi nombre es Dori Marquez y soy concejala del PP en Monachil un pueblo de Granada) y la verdad que estar un ratito escuchandole te fortifica jeje de verdad. bueno un besote, si tienes que venir alguna vez a Granada y necesitas algo me avisas si puedo enseñarte o ayudarte en algo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s