Se va Septiembre


 

Se va Septiembre, mi mes preferido junto con Enero y Junio. Es el mes en el que nací. El martes cumpliré 37 años y me haré algún balance como hago cada año. Este año ha sido un año cargado de novedades en mi vida. Y de muchos cambios, que han sido inesperados, de esos que no se buscan pero que llegan sin avisar. 

Este fin de semana nos dejó Paul Newman y ya le dediqué un post en vida. Por eso sólo quiero hoy decir que nos dejó uno de los mejores actores de la historia del cine, pero sobre todo, nos dejó una buena persona. Espero que su mujer, la que le ha acompañado y le ha entregado un amor incondicional aprenda ahora a vivir sin él.

Y ayer dos mujeres muertas más en la lamentable lista del terrorismo doméstico y familiar. La que fue asesinada en Nerja tenía orden de alejamiento y de nada sirvió. Por eso pienso que hay que tomar medidas mucho más drásticas y contundentes contra los violentos, cobardes y asesinos en potencia que amenazan y amedrentan a sus compañeras. Sólo así y, por supuesto, con el convencimiento absoluto de que que todos y todas debemos poner nuestro grano de arena para acabar con esta lacra que termina con vidas de mujeres, podremos combatir esta situación tan dramática que estamos viviendo.

Y como dijo Antonio Banderas en una entrevista que vi en TVE el pasado jueves, en los telediarios nos muestran sólo los acontecimientos desagradables que son noticia, pero hay miles de personas que son felices, se quieren e intentan vivir en paz y eso no es noticia pero de vez en cuando es bueno también tenerlo presente porque si no entramos en una espiral de negatividad que no es buena para nadie y que sólo trae más acontecimientos negativos.

Y comentando sobre esto, el sábado estuve en la boda de la hermana del Alemán, en Mijas. Mijas es de esos lugares que por mucho tiempo que pasa, sigue afortunadamente conservando la esencia de pueblo blanco de la Costa del sol. Estábamos en la cuna del marinismo.  La novia iba espectacularmente guapa y sobre todo, lo que más me gustó fue percibir esa mirada de amor con la que miraba al novio antes de entrar al convite. El Compadre muy elegante parecía tener título nobiliario esa noche. Los Ojos de Cartagena impresionante con su vestido rosa palo y su elegancia insuperable. La Librera, algo cansada, muy guapa con su mantón vintage rojo. Y nosotros viviendo nuestra primera boda juntos. Ese día estrenábamos una vivencia juntos y me encantó. Me gustó también ver a Joaquín con su prole, todos juntos y a Marta, que la conocí siendo una niña, hace ahora 10 años, es ahora toda una mujercita con un cuerpo espectacular y la misma cara que su prima, que era la novia. Y Pablo estrenando sus 18 años, nos sorprendió por su empeño en ser empresario. Ojalá muchos jóvenes pensaran como él y emprendieran más. Vimos las fotos de el Niño de pequeñito y es cierto lo que dice su padre; no me extraña que los pararan por la calle porque era un niño precioso. Y vi la cara de su mamá, cara de ángel cargada de dulzura.

En el convite disfrutamos muchísimo, con algún sobresalto, pero que no empañó las ganas de bailar y de reírnos que teníamos todos. Y me quedo con la cara de el Alemán cuando cada vez que gritaban el típico “vivan los novios” nosotros desde nuestra mesa añadíamos “¡ Y viva Pastor!”. El Alemán estaba muy feliz, se le notaba demasiado. Estaba casando a su única hermana a la que adora y estaba disfrutando de ver a su mamá que comenzó a bailar sin parar todos los estilos que existen. Conocí a María Isabel. Me habían hablado mucho de ella pero no la conocía. Maria Isabel es motor, fuerza y entrega a los demás y lo capté rápido. Disfrutamos, nos reímos mucho, unos más que otros. Bailamos Paquito El Chocolatero mientras me miraba desde la mesa sin parar de reír con una cara de felicidad que no veía hace tiempo. Y cerramos la boda, como mandan los cánones. Fueron horas en las que conseguí desconectar de verdad. Disfrutar de esos momentos es lo que hace que la vida valga la pena.

Tsunami femenino en Israel


 

 

 

En un país en el que en su Parlamento tan sólo hay un 15%  de representación femenina y donde en los ayuntamientos esta representación no llega al 1%, sería un gran logro que se convirtiese en el primer país del mundo con mujeres al frente de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial. Me refiero a Israel que al parecer adelantará sus elecciones. Tzipi Livni, número dos del actual gobierno y titular de varios ministerios, obtuvo la victoria en el proceso dentro de su partido, Kadima. De esta manera, será ella la que tenga opciones de formar gobierno. Será entonces la segunda mujer en ser primera ministra en este país tras Golda Meir que accedió en 1969. Si esto se produce y teniendo en cuenta que actualmente Dalia Itzin preside el Parlamento desde 1996 y que en Israel es otra mujer, Dorit Beinisch, la que preside el Tribunal Supremo, es que algo está cambiando en un país que sigue estando en el lugar 82ºde la lista mundial con mujeres en política.

Lo que más me gusta de todo esto es que, si se dan estas circunstancias, la participación de las mujeres va a crecer cualitativamente y esto servirá para que desde donde realmente se toman las decisiones la visión femenina sea imperante en una sociedad claramente machista como es la israelí.  Y también me gustaría que Livni pudiera ser primera ministra de Israel porque su trayectoria política se ha caracterizado por preferir la paz y no la guerra y estas actitudes y posiciones son muy necerarias en el orden mundial.  Ojala que esa “intuición femenina” en la que cree Livni impregne la acción de gobierno en un país donde el diálogo, el consenso y la paz son fundamentales para el desarrollo de las personas.

Legalizar la prostitución


 

Ayer la Ministra Aído presentó los objetivos del Plan integral contra la trata con fines sexuales. Y hoy, aunque en líneas muy generales, he leído muy temprano cuáles son esos objetivos concretos. Llevo diez años trabajando en este asunto desde el ámbito municipal y he participado en cientos de conferencias, seminarios y comisiones a nivel autonómico y estatal. En Málaga, es estos últimos años ha aumentado considerablemente el número de mujeres que ejerce la prostitución en la calle. Esto me parece la mayor vulneración de los Derechos Humanos que se produce en este momento en las calles de nuestras ciudades y de nuestros polígonos industriales.

Desde mi responsabilidad ya hemos sensibilizado a la ciudadanía sobre esta grave vulneración, que es el primer objetivo del plan de la Ministra. En cuanto al segundo, me parece muy acertado que se trabaje el problema desde el origen y que se fijen políticas activas de cooperación con las que combatir las causas que tienen que ver con el hambre, la miseria y la guerra en muchos países de origen de muchas mujeres, niños y niñas que llegan a España. Esto debe hacerse fundamentalmente desde el ámbito estatal, aunque desde otros ámbitos pongamos pequeños granitos de arena financiando y haciendo posible programas para erradicar la feminización de la pobreza en algunos paises a través de las convocatorias de cooperación al desarrollo. En tercer lugar, la Ministra propone  garantías jurídicas y condiciones suficientes para que las víctimas se sientan seguras y denuncien. En este momento una mujer que denuncie a sus “jefes” tiene posibilidad de obtener la documentación española, pero no existe ningún mecanismo para su protección. Desde el Ayuntamiento de Málaga ofrecemos un lugar seguro paraque puedan vivir, además de un itinerario personalizado de formación para que puedan acceder a un empleo normalizado. Por eso, celebro que el Gobierno ahora vaya a poner en marcha esos mecanismos de protección que son básicos para que una mujer de el paso de denunciar sin que su vida corra peligro. Y como cuarto objetivo, se propone la Ministra la participación de 11 Ministerios, ong´s y las Comunidades Autónomas. Pero, ¡ay! le faltó a la Ministra incluir a los Ayuntamientos, que son los que realmente y desde hace años, estamos tratando de apoyar a estas mujeres que son machacadas todos los días delante de nuestras narices en las calles de nuestras ciudades. Aquí ya tenemos coordinación con las ong´s, en concreto con Mujer Emancipada y Médicos del Mundo.

Y desde el Ayuntamiento de Málaga y en coordinación con la Juna de Andalucía, que ha financiado parte del proyecto, hemos hecho posible gracias a una propuesta de la Asociación Mujer Emancipada, un centro Café Calor para que las mujeres que están en la calle tantas horas, casi todas ellas obligadas, tengan un lugar para descansar, sentarse unos minutos y comer algo. Al lado, en un módulo adjunto, tenemos un equipo de psicólogas para que aquella mujer que necesite hablar y quiera dejar de ser esclava de las mafias tenga como hacerlo. Está dando muy buenos resultados. Celebro que la Ministra quiera ahora participar en estas buenas prácticas pero lamento que, una vez más, excluya a los Ayuntamientos.

Y de fondo, el toro que nadie se atreve a coger por los cuernos: la legalización de la práctica de la prostitución es una asignatura pendiente en nuestro país. Soy defensora y partidaria de la legalización porque creo que es la única manera de acabar con las mafias para proteger de ésta manera a miles de mujeres que en nuestro país tienen vulnerados sus Derechos Humanos. De esta manera aquellas que voluntariamente quieran ejercer la prostitución podrían hacerlo con unas garantías sanitarias y sociales cubiertas y aquellas, que son la mayoría en este momento, que están amenazadas y obligadas a vender su cuerpo dejaran de estarlo. En Alemania han sido valientes y desde el 1 de Enero de 2002 está legalizada la prostitución y es considerada una actividad laboral más, permitiéndose los contratos a hombres y a mujerees, acogiéndose a la Seguridad Social, gozando de asistencia médica y pensión por jubilación. En Grecia, las mujeres y los hombres que ejercen la prostitución deben inscribirse en un registro y son sometidos regularmente a exámenes mádicos que los autorizan oficialmente a ejercer el oficio que han elegido. Y en Holanda es suficiente haber cumplido los 18 años y residir en el país para poder ejercer las prostitución que es considerada una profesión más.

Creo que la legalización puede ser el primer paso hacia el abolicionismo. Y pienso que no es contradictorio, aunque se presenten como corrientes enfrentadas. Y me explico. Comparto las manifestaciones de Rosa María Fernández Sansa, Presidenta del Lobby de Dones de Catalunya que dice que se ha de acabar progresivamente con la cultura de la prostitución porque es una cultura de dominio y de privilegio para los prostituidores, así como de discriminación y violencia. Yo defiendo que para poder combatir estas actitudes hay que legalizar primero la actividad para acabar con las mafias que dominan a estas mujeres y a cada vez más hombres en nuestro país.  El Parlamento Europeo estima que 100.000 personas al año caen en redes de los traficantes de personas en todo el territorio de la Unión y el Fondo de Población de Naciones unidas cifra en 4.000.000 el número de mujeres y niñas vendidas cada año en el mercado mundial de la prostitución. Y España ocupa un lugar destacado, desgraciadamente, en el primer informe que ha realizado la Oficina sobre Droga y Delito de la ONU en el que se afirma que en el estado Español todos los días alrededor de 1.500.000 hombres ejercen de prostituidores. Creo que todo esto pone de manifiesto que de una vez por todas, y sin quitarle valor al Plan de la Ministra Aído, nuestro país debe abordar de manera urgente cambios legislativos sobre la prostitución, que desde mi punto de vista deben pasar por el camino hacia la legalización.

Con mi experiencia en la ciudad de Málaga y en mis encuentros algunas noches que he salido con la Unidad de Calle para conocer en vivo y en directo los problemas de las mujeres y los hombres que están en la calle  y ofrecerles directamente una salida a sus vidas,  me he encontrado con algunas que me han dicho directamente que aunque tuviesen otro trabajo, ellas seguirían estando un rato ahí, en ese lugar, por las noches porque quieren hacerlo. Y también he estado con otras muchas, la mayoría, que me han confesado que vinieron a Málaga, pagando a plazos 3.000 euros por su billete con una semana de hotel incluido en el precio, hotel cuya direccion no existía en el callejero malagueño, y que en 24 horas fueron literalmente  obligadas a estar 10 horas en la calle para vender su cuerpo, durmiendo en un sótano  con otras más de diferentes países, con un bocadillo y un zumo como único sustento diario.

Otras  llorando a escondidas, me contaron que habían perdido la virginidad en las calles de un polígono industrial de la ciudad. Yo a todas les pregunto que por qué aguantan todo eso y ellas, asustadas, me dicen que deben pagar su cuenta del viaje y que sus “jefes” saben como localizar a sus familias, que muy lejos de aquí creen que ellas están trabajando en bares, en el servicio doméstico o ciudando a niños y a personas mayores para enviar algo de dinero desde España. Esta es la pura y dura realidad,  y por eso defiendo que hay que acabar con las mafias que trafican con las personas, legalizando esta profesión para que, quien voluntariamente quiera ejercerla, lo haga con todas todas las garantías jurídicas, sanitarias y sociales. Sólo así sacaremos de la nueva esclavitud del siglo XXI a miles de personas que están obligadas a ejercer la prostitucion es este momento en nuestro país.

Empezamos por Benamejí


 

 

Bueno y he dejado para este post la otra cara del congreso. Hemos trabajado los tres días y hemos madrugado para estar a tiempo en las ponencias y debates. Pero también hemos disfrutado por unas horas de la judería cordobesa, de los patios, del salmorejo, de los flamenquines. Y, en definitiva, me he saltado la dieta y prometo confesárselo todo a Fernando Urdiales el jueves que me toca ir a pesarme. He compartido viaje y habitación con Los Ojos de Cartajena y con Pineda del Puerto. En mi coche, que creo que cada vez conduzco mejor, tuve la mejor de las copilotos posible. Me advertía de todo. El GPS nos jugó una mala pasada de nuevo y esa señora tan fina y educada que me habla indicándome por donde debía tirar, nos metió para llegar al hotel por las calles más estrechas de la judería cordobesa. Tan estrechas eran que casi nos quedamos encajadas al girar entre dos calles. Y un señor nos dijo que estábamos locas al entar por allí con el todoterreno. Y nos reimos mucho al comprobar que el hotel estaba justo en la puerta de la Mezquita y llevabamos un rato dando vueltas en ese precioso laberinto de calles blancas con arcos mozárabes.

Después de esos dos menús de 7 euros nos fuimos para el congreso y trabajamos toda la tarde. Y la primera noche Pineda del Puerto no quiso salir, prefería descansar porque sus hijos putativos habían tenido pesadillas nocturnas y había dormido poco. Ella que se cuida tanto, cenó en la habitación. Yo me fuí con un grupo y cenamos por 17 euros por cabeza de maravilla. Gamboy se había empeñado en ir a Bodegas Campos y yo insistía en que ese lugar es muy elegante y muy pijo pero muy caro y para guiris, y que nos iban a clavar. Afortunadamente llegamos y no se cabía. En la plaza del Potro cenamos muy bien y muy baratito. Luego fuimos al Soho, bar de moda en Córdoba en la planta 4 de un edificio que es un parking, con vistas al Guadalquivir. Un lugar precioso con una mezcla árabe y oriental, que le hace tener un ambiente muy original. No estuve mucho tiempo porque al día siguiente empezábamos muy pronto pero tuve tiempo de charlar y de compartir un  rato con buenos amigos con los que hacía tiempo que no había coincidido.

La noche del sábado fue mejor, aunque yo tenía muchas ganas de volver a Málaga por varios motivos, pero se incorporaron Juanma Moreno y Manu, su mujer. Con Juanma, que es la persona que me metió en política, tengo muy pocas oportunidades de estar porque vive en Madrid y viene poco a Málaga. Hablo mucho con él por teléfono, pero no es lo mismo. Con Juanma tuve oportunidad de hacer un repaso de todo, de lo político, del pasado, del presente, del futuro, de lo divino, de lo humano y de nuestras vidas. Y recordamos juntos algunos momentos inolvidables en esa furgoneta que alquilábamos y en la que recorrimos, como la cuadrilla de un torero, toda España para conserguir los apoyos necesarios para que Juanma fuese presidente nacional de Nuevas Generaciones. Hace 11 años de esto y parece que fue ayer. De Juanma he aprendido y aprendo mucho cada día y pude comprobar cómo hay cosas que nunca cambian, menos mal. Podemos pasar sin vernos dos meses y cuando nos vemos esa complicidad sigue existiendo como si todos los días estuviesemos juntos. Y eso me gusta, me da seguridad y me motiva para seguir trabajando. Juanma tiene una capacidad innata de generar ilusión.

Los Ojos de Cartagena llegaron el sábado al medio día y ella nunca había vivido el congreso de un Partido. Le deslumbró Gallardón y conoció a Arenas. Muchos y muchas me preguntaban que quién era esa chica tan guapa. Yo les informaba sobre quien era, añadiendo que además de guapa es muy inteligente y muy trabajadora. Y se adaptó de maravilla y me sorprendió su saber estar y su manera tan sutil de quedarse absolutamente con todos los detalles. Y gracias a ella llevé unos ojos preciosos en la velada del sábado ya que ella me maquilló los ojos con esos potingues tan bonitos que trae su hermana de Colombia.

Y el domingo de vuelta ya a Málaga, paramos las tres a comer en Benamejí al no encontrar ni una sola gasolinera en todo el camino hacia Málaga. Tuvimos la suerte de llegar a un bar, por indicación de un joven del pueblo, que estaba lleno hasta la bandera. “Puerta del sol”, así se llama el bar-restaurante de Antonio Artacho, que nos atendió de maravilla y acabó enseñándonos cómo cura sus quesos que están deliciosos. Mientras nos ponían la comida llamamos a Michael Briones para decirle que estábamos en su pueblo. Y el caballero Briones nos hizo los honores a distancia y nos sorprendió invitándonos a comer.

Un Congreso es todo esto, es mucho trabajo, debate de nuevas propuestas e ideas, renovación de ilusión y también convivencia, estrechar lazos personales con compañeros y compañeras, vivir y recordar momentos inolvidables y volver a escuchar a Jota Jota contar sus chistes, que son muy malos, pero que él los cuenta con tanta gracia que es imposible no soltar una carcajada.

El cambio ya está aquí


 

Después de los tres días en Córdoba vengo cargada de más energía y de más fuerza para seguir trabajando todos los días para lograr ese cambio tan necesario en el gobierno de Andalucía. Llevo 20 años militando en el PP y en éste Congreso he percibido por primera vez que el cambio político está cerca. Es muy llamativo que más de 80 asociaciones y entidades de la sociedad civil andaluza hayan estado presentes no sólo los tres días en el congreso sino que hayan participado aportando enmiendas a las cinco ponencias que son desde hoy nuestro programa político y de trabajo para los próximos tres años. Y me he dado cuenta también que milito en un partido moderno, abierto, vanguardista, formado por personas trabajadoras. En definitiva gente corriente, lo que soy yo. Y lo resalto porque esto no pasa en mi partido en otras comunidades. Y lo resalto porque yo llevaba tiempo anhelando que la gente corriente fuésemos la mayoría.  Y me siento feliz por eso. Y me he pasado el congreso al lado de un Javier Arenas cargado de ilusión, de fuerza y de pasión. La transmitía en cada mirada, en cada comentario, en cada gesto y cada vez que atentamente escuchaba la opinión de cada militante y de cada colectivo. Han venido y han participado entidades que han reclamado un cambio por la salud democrática de Andalucía. Y es cierto que es necesario. Hace falta aire fresco, nuevas ideas, nuevos proyectos y hace falta que Javier Arenas pueda poner en práctica todo un programa de gobierno que hemos aprobado este fin de semana en Córdoba. Ahora nos toca trabajar mucho para conseguirlo pero creo que el cambio ya está aquí, esta más cerca. Respiré aires de cambio este fin de semana.

Y tuve la oportunidad de ver y estar con amigos que he cosechado en todos estos años como Juanma Moreno, Sandra Moneo, Jorge Moragas, Ana Mato. Y Gallardón brilló de nuevo cuando entró en la sala y cuando desde el atril mostró su visión de Andalucía sin ofender a nadie y dando su entrega absoluta a Javier. Y Cospedal me sorprendió porque en pocos meses, apenas tres, ha evolucionado y es ahora la número dos real del PP y eso me encanta. Primero porque es la primera vez que una mujer está en ese lugar y eso es muy importante y segundo porque está demostrando lo que vale por ella misma. Mariano Rajoy estaba cómodo y se le notaba demasiado. Sabe que tener el apoyo de Javier Arenas, que se lo ha dado incondicionalmente desde el primer momento, es tener una parte de PP junto a él. Porque Javer Arenas es Andalucía y mucho más. Javier Arenas es una forma de vivir y de entender la política que aglutina, que te impregna de fuerza, que te da seguridad y te contagia de ilusión y de optimismo. Tiene la facultad de positivizar y buscar soluciones y eso es muy importante en la vida, en la política y en un equipo.

Javier Arenas ha conseguido emocionarme de nuevo con sus discursos. Y me regaló de nuevo su magistral discurso de clausura del Congreso. Tengo ya  tres. Y casi me hizo llorar de emoción cuando el sábado por la noche Teófila Martinez en el salón plenario del Congreso en el que apenas quedaban compromisarios, proclamó los resultados de las votaciones y Javier Arenas se emocionó, como si fuese su primer Congreso. Por eso me apasiona estar en su equipo y trabajar con él porque es capaz de transmitir todo eso. Y por eso, y porque creo en su programa de gobierno para Andalucía, voy desde hoy ( bueno ya empezé ayer en Benamejí) a trabajar en mi nueva responsabilidad para conseguir ese cambio que percibo cercano.

Y lo siento por el Compadre, al que prometí no hacer campaña electoral desde aquí, pero hoy me apetecía escribir esto porque es lo que siento.

http://picasaweb.google.es/mariviromeroperez/12CongresoPPAndaluz#

Fuerza y pasión


 

 

Se acerca el momento del inicio de 12 Congreso del PP Andaluz. Y hemos aprovechado para cambiar la imagen corporativa. Más moderna, con más fuerza. Comentaba con Antonio Sanz el lunes en Málaga que me ha encantado que hayamos introducido pictogramas tan modernos en la imagen del congreso y que hayamos sustituido de nuestro logo la palabra “Andalucía” por “Andaluz”. Ahora soy militante del PP Andaluz y creo que tiene como más fuerza esta nueva nomenclatura.

Y Javier Arenas ha estado pendiente, como siempre, de hasta el último detalle. Se presenta de nuevo a la Presidencia del PP Andaluz con un partido con más de 150.000 militantes y casi 1.800.000 votos, con alcaldías muy importantes y con estructuras territoriales fuertes. Admiro profundamente a Javier Arenas y ha sido y es una de las personas que más me ha apoyado y me apoya en mi trayectoria política. Recuerdo que lo conocí cuando tenia 18 años. ¡Ay cuantos años han pasado ya! Y parece que fue ayer cuando en la Plaza de Toros de La Malagueta ejercí de azafata para cambiar el agua del atril de los que intervenían ese día. Celia Villalobos, Javier Arenas y José María Aznar. Tengo una foto de ese día y tenía cara de pánico. Tenía que subir al escenario cada vez que uno de ellos se bajaba para cambiar el vaso de agua. Cuando subía y veía la Plaza llena, a rebosar de gente, me impresionaba mucho ver la ilusión y la pasión de las personas con las banderas reclamando un cambio.

Después en 1994 fui la candidata de Nuevas Generaciones en la lista al Parlamento de Andalucía y con Juanma Moreno, que es la persona que me introdujo en política, recorrí toda Andalucía con Javier Arenas como candidato. Entonces me tocó intervenir a mí la primera de nuevo en la Plaza de Toros de La Malagueta. Jamás olvidaré ese día cuando tuve que subir y ponerme detrás del atril para inaugurar el mítin. Recuerdo que las piernas me temblaban y que los focos me deslumbraban y también recuerdo las caras de esa primera fila: de Aznar, de Javier Arenas, de Celia Villalobos y de Juanma Moreno que me ayudó a preparar mi intervención. Sólo estuve cinco minutos, pero aún me siguen pareciendo 5 horas.

Inimaginable todo lo que aprendí en aquella campaña electoral en la que tuve la oportunidad de conocer a un Javier Arenas líder de una formación política emergente en Andalucía y que necesitaba de esa persona para girar hacia el centro político. Mítines, actos, jornadas, paseos por mercados, visitas a centros de mayores, reuniones con asociaciones de todo tipo y una actividad frenética que yo no llegaba a entender. ¿Cómo Javier Arenas era capaz de resistir?. Luego me dí cuenta que era él mismo el que imprimía a su equipo más cercano esa intensidad y esa fuerza y que era él quien no permitía que quedase ni un solo domingo libre en la agenda durante meses, hoy ya años. Y fue entonces cuando me di cuenta que existen personas que tienen una vocación política tan inmensamente grande que viven inmersos y movidos por ella.

Desde lo más sencillo a lo más complejo, sin perder detalle de nada y recordando cada rasgo característico de nosotros, Javier Arenas es un líder con una capacidad innata de generar equipo, de ilusionar de una marera arrolladora y de transmitirte esa rebeldía que tiene para hacer que todo se mueva para avanzar a mejor. Y sus conviciones personales, que son de él, que no del PP, su talante abierto, negociador, su profunda sensibilidad con los asuntos de los que menos oportunidades tienen, su profundo respeto a la diversidad, unido a tu caracter, a su inteligencia y a su aplastante sentido común, hacen que sea una de las personas más apasionantes que conozco. Recuerdo también el congreso de Nuevas Generaciones en el que fui elegida presidenta que clausuró Javier y tengo grabado en mi mente ese salón lleno de gente joven que lo jaleaba al entrar mientras sonaba la música del partido. Nos dijo a todos y me pidió a mi que teníamos que ser rebeldes, mucho más rebeldes con el propio PP para ser la vanguardia. Para que me dijo eso. Un mes después estábamos con mesas en la calle repartiendo preservativos gratis con motivo del Día del Sida.

Y me hice mayor. Y Javier Arenas contó conmigo para determinadas responsabilidades orgánicas en el PP provincial y en el PP andaluz. Y mientras estuvo en el Gobierno, manteníamos el contacto permanentemente. Recuerdo que el primer día que estuve visitándolo en Moncloa, era entonces Vicepresidente del Gobierno, de nuevo me impresionó todo bastante. Era la primera vez que yo estaba allí dentro, en el lugar desde donde se toman las decisiones más importantes que afectan a todos. Virginia me pasó a una sala de espera mientras acababa un reunión y yo no paraba de mirarlo todo: las paredes, los cuadros, los tapices. Entonces me tocó entrar y, como siempre, Javier Arenas me hizo sentirme como si hubiese pasado por allí todos los días. Campechano, sencillo y humilde, me dice que lleva un día duro y que va a poder ahora tomar un café conmigo tranquilo. Y, de nuevo,  más lecciones de ese master intensivo que yo hago cada vez que departo con él.

Es apasionante escuchar de su boca las ideas y los proyectos que tiene para transformar Andalucía y convertirla en la primera comunidad del país. Lo tiene tan claro, que cuando lo explica me gustaría que pudiera hacerlo en persona y directamente a cada uno de los 8.059.461  de andaluces y andaluzas . Este fin de semana tenemos el Congreso y desde allí voy a intentar escribir. Tenemos mucho trabajo por delante para conseguir que esa ilusión, esa manera de ser, esa capacidad de trabajo, incansable, motor y fuerza que es Javier Arenas, llegue a presidir Andalucía. Estoy orgullosa de que un día Javier Arenas contara conmigo y, sobre todo, nunca podré devolverle todo lo que he aprendido y aprendo junto a él cada día.

Oír y rectificar


 

 Cinco años de reivindicaciones. No parecía un proyecto seductor ni necesario. Mucho se había especulado en los últimos meses sobre la posibilidad de que la Junta de Andalucía construyera un tercer hospital en Málaga. Como hacía ya tiempo que no escribía sobre temas de aquí, hoy lo voy a hacer aún sabiendo que me arriesgo demasiado ya que la noticia aparecida hoy en el diario SUR es algo imprecisa aún. No es imprecisa la noticia, mucho ciudado, lo es el auncio de un proyecto al que creo que le queda mucho para definirse. De todas formas, es una buena noticia que la Junta de Andalucía reaccione ante meses de reivindicaciones ciudadanas de CC.OO, U.G.T, CSI-SSIF, Sindicato Medico, Satse, representastes de FACUA, la Unión de Consumidores de Andalucía, asociaciones de vecinos, Colegio de Médicos de Málaga y Colegio de Enfermería.
El déficit de camas hospitalarias que sufre la provincia de Málaga merecía una respuesta de este tipo, ya que, y según un estudio realizado por CC.OO, para el 2010 o 2015 habrá un déficit en torno a 950 y 1.190 camas respectivamente, siendo nuestra provincia la que tiene la ratio más baja habitante/cama. Y todos estos colectivos, representantes de la sociedad civil malagueña, han conseguido que esta reivindicación pueda convertirse en una realidad. Sabemos hoy que existe esa reacción política y esa voluntad de construir un gran hospital que reúna a Carlos Haya, el Materno Infantil y el Hospital Civil en un solar de 150.000 metros cuadrados con unos 280.000 metros cuadrados construidos. Hasta ahora existía una negativa por parte de la Junta a este tercer hospital reivindicado por ciudadanos e instituciones y ahora hay una respuesta y una alternativa. Sobre su viabilidad no puedo opinar porque me faltan datos suficientes, pero habrá que estar muy atentos para conocer los detalles. Sobre su localización en la ciudad de Málaga espero y deseo también que se lleve a cabo con el concenso y diálogo con el Ayuntamiento, ya que no debe convertirse éste en un asunto de batalla política. De entrada es una buena noticia para una provincia que parece que siempre tiene que pedir las cosas cien veces para que le den lo que simplemente le corresponde al ser el motor económico de Andalucía. A veces, desde el gobierno de la Junta de Andalucía no se quieren dar cuenta de que los malagueños percibimos ésto demasiado y hay asuntos que son tan extremadamente sensibles para todos en los que hay que reaccionar más rápido y tener un poco de más visión de futuro cuando de planificar la asistencia básica sanitaria, social o educativa se trata.

Entiendo que esta noticia anula la que daba la propia Consejera de Salud el 6 de diciembre de 2007 cuando anunció que no se construiría en tercer hospital en Málaga y que se construiría un nuevo complejo en los terrenos anejos al Hospital Civil con 110 habitaciones individuales y dos servicios novedosos: la creación del Instituto de Investigación Biomédica y un centro de día para personas con discapacidad intelectual. Y parece que con lo publicado hoy, este nuevo complejo va a financiarse con operaciones de recalificaciones urbanísticas, con lo que no estoy nada de acuerdo. Pienso que esa inversión de 400 millones de euros debe ser pública y que esos suelos donde ahora están Carlos Haya, el Materno y el Civil deben seguir siendo de equipamiento sanitario. Sólo así saldremos beneficiados de verdad.

Ahora nos queda esperar a saber más sobre este proyecto que está en fase de diseño y viabilidad, pero que sin duda es una respuesta a tantos miles de malagueños que reivindican más y mejor equipamiento sanitario para nuestra provincia. Como soy por naturaleza optimista espero y deseo que pronto se haga una realidad para que no vuelva más a Carlos Haya y me encuentre cuatro camas en una habitación donde sólo caben dos.

Impecable y seductor


 

 

 

 

Escribo hoy mientras de fondo escucho y miro de reojo a Alberto Ruiz Gallardón en “Tengo una pregunta para usted” de TVE. Y hoy, que tenía pensado dedicar el post a denunciar un nuevo caso de violencia sexista, voy a hablar un poco de Alberto.  Y confieso que me va a costar escribir mientras veo la tele porque me cuesta desviar los ojos de la tele hacia la pantalla del ordenador. Me siento cómoda cuando lo oigo, cuando veo que hay en mi partido personas de ese talante y con tanto talento. Inteligente, dialogante, hábil, coherente, leal, locuaz, trabajador, generoso, elegante, con una gran capacidad para generar equipo, con una gran ambición por transformar la sociedad para que avance y con unas convicciones de centro que rozan en centro izquierda en algunos planteamientos. Es ahora una de las personas con más capacidad y más liderazgo en el panorama político en nuestro país.

Y está tan pegado al suelo al ser Alcalde. La política municipal es la que más te pega a la realidad y la que hace que estés más al tanto de cuáles son los problemas de las personas. Sensible, sereno, y con una gran capacidad de diálogo, Gallardón es uno de mis políticos preferidos. Ahora lo escucho hablar de las competencias impropias que asumimos desde los Ayuntamientos y como se nos encargan tareas para las que no tenemos financiación y piensa, como yo, que hay que asumirlas y reclamar más financiación. Cuando una persona viene a pedirte ayuda no puedes decirle que no es tu competencia y que vaya a otro lugar. Tienes el deber de ayudarle de la manera más eficaz posible. Alberto, es además generoso y eso me gusta de él. Hay personas que lo ven ambicioso pero al menos a mí me ha demostrado que su ambición es sana. Que la ambición que te mueve para transformar aquello que no va bien, aquello que no es justo, esa ambición hay que tenerla cuando uno se dedica a la cosa pública y esa ambición y esa rebeldía hay que mantenerla siempre.

Hay que ser tremendamente ambicioso, generoso y rebelde cuando se trata de cambiar lo que no te gusta para avanzar. Y es también muy disciplinado y comprometido con su formación política y eso también me encanta de él. Además de todo eso, pienso que sabe transmitir muy bien los mensajes y es sincero dentro de lo sincero que uno puede ser en política. Por todo eso quería algún día hablar sobre Gallardón y hoy, al encontrármelo en la tele, decidí hacerlo. Y le gusta Obama como a mí. Y eso me gusta más. Un chico de Sevilla le pregunta si tiene un cigarro y Alberto con naturalidad le contesta que no fuma y le pide que se implique y que no pase de la política para exigir cambios en los ámbitos donde participe. Y Mar, una chica de 31 años le pregunta por medidas para paliar la crisis y contesta con un ejemplo diciendo que el principal problema es que cuando a uno le duele la cabeza y va al médico y el médico te dice que no, que la cabeza no te puede doler y no te diagnostica nada. Me impresiona su desparpajo, su naturalidad y la manera que tiene de comunicar. Bueno y termino ya que vaya a ser que me estoy emocionando mientras lo oigo y vaya a meter la pata. Ojalá hubiese más gallardones en nuestro país. Me parece fascinante su forma de ser y de entender la política.

Un pitbull con pintalabios


 

 

“Soy un pitbull con pintalabios”. Así se autodefine Sarah Palin, flamante candidata republicana a ser vicepresidenta de EE.UU. Y sin querer caer en criticar a Palin por su alineación ideológica, que respeto pero no comparto, hoy sí voy a caer en hacer una reflexión sobre lo que parece que quiere transmitir la ex alcaldesa y gobernadora, mamá de cinco hijos. 

Al llegar a adultos, algunos pitbulls pueden mostrar agresión hacia otros perros. Aunque esta agresividad puede disminuirse si desde cachorros se les junta con otros cachorros para que se acostumbren a otros perros y así disminuir casi por completo esa agresividad. Tienen un carácter juguetón, son muy tozudos y muy inteligentes. Son perros siempre dispuestos a hacer ejercicio, a satisfacer a su amo en todo lo que éste les pida, por difícil o costoso que ello resulte, lo que hace que estos perros aprendan de una forma fácil y rápida. Les encanta ser felicitados y abrazados. No se cansan nunca, rebosan energía y vitalidad fuera de lo normal. Sienten una gran devoción por su amo. Supondo que Palin se autodefine así por las características positivas de esta raza canina, pero la mayoría de los mortales tenemos más presente las connotaciones negativas por los ataques y agresiones que trascienden a la opinión pública.

Explota su condición de mujer, madre, luchadora y trabajadora. Y yo me pregunto, ¿cuántas mujeres hay en el mundo que luchan, sufren, trabajan, aman, lloran y trabajan para salir adelante? ¿pueden llegar a ser tan simples los norteamericanos como para que les influya esta condición a la hora de emitir su voto? ¿cómo puede una mujer estar en contra del aborto incluso cuando ha habido una violación? Espero que la madurez democrática se instale en Norteamérica de una vez por todas. Una mujer que es capaz de oponerse a que se imparta educación sexual en los colegios, está oponiéndose a proteger la salud de los más pequeños, y ella es mamá. Y muy llamativo, sorprendente y detestable para mí, que Palin muestre a toda su familia en prensa, revistas y televisiones, menos a su pequeño con Sindrome de Down. Respeto el que no quiera sacar a la luz pública a su hijo con discapacidad, pero no comparto que lo haga. Yo defiendo la integración total y absoluta para conseguir la máxima normalización en la vida y en la salud mental y física de las personas con discapacidad. Por eso me da la sensación, habiendo analizado un poco al personaje, de que lo quiere ocultar.

Espero que las mujeres norteamericanas no se dejen llevar por este populismo barato de esta ultraconservadora y la voten por el mero hecho de ser mujer y madre. Por esta regla de tres todas podríamos llegar a este lugar. Hay que hacer un ejercicio más largo y pensar en cuáles son los valores y principios que inspiran a Palin y a la opción ideológica que representa. El proximo 2 de octubre debatirá con Biden. No me lo pierdo. 

Afortunadamente en nuestro país a las mujeres se nos empieza a valorar como personas, por nuestros valores y nuestras capacidades. Queda mucho por hacer, pero creo que estamos en el camino adecuado para conseguir la plena y efectiva igualdad de oportunidades. Al menos en algo le ganamos a los norteamericanos.

El bombón y la carne de membrillo


 

 

 

Ayer me quedé impresionada cuando llegué y la ví sonriendo, con ganas de vivir. Con su cara más angelical que nunca y esa naricita tan pequeña y respingona que le hace tener rasgos de muñeca, me devolvió parte de la felicidad que no tuve a principios de agosto.  Ayer la ví de nuevo tal y como la conocí. Estaba dando instrucciones, como cuando entrábamos a verla a la UCI y controlaba hasta el último gesto para averiguar más a través de nuestros rostros y de nuestros ojos. Ayer me regañó ella a mí y eso me gusta. Ayer sobre las 9 de la noche la ví con muchísima fuerza, más que nunca para salir adelante y retomar de nuevo la vida. Y me encantó que fuese ella la que me regañara a mí. Ultimamente era más bien al contrario y eso no me estaba gustando demasiado.

Y la ví comer carne membrillo y me emocioné sin que ella se diera cuenta. Porque el signo más evidente de que uno está bien y quiere vivir es cuando tiene hambre, cuando ante semejante plato de crema de zanahoria insípida, ella me dice que va a ponerse lo más cómoda posible para cenar. Cuando veo cómo ella, que ha salido adelante por su fortaleza y su edad, se preocupa ahora por lo esencial y me informa de cual es su nivel de plaquetas y de cuanta sangre le han puesto hoy. Y la quiero tocar, necesito sentirla cerca, y ella lo nota, y me agarra fuerte las manos mientras me pide que le cuente cómo va todo fuera de la habitación del hospital. Y yo le cuento con detalle todo lo que me pide porque sé que necesita contacto con el exterior y necesita saber que todo sigue, que cada uno de nosotros estamos en nuestro lugar cumpliendo o intentando cumplir nuestra misión cada día. Luego me dice que lleva aquí encerrada muchos días y que está un poco cansada de estar ahí y yo le digo  que el tiempo ahora no importa y que se imagine que de momento esa habitación es su pequeño universo. Y en ese universo ella es la que importa y que me pida lo que necesesite que se lo llevo. Todo menos comida, que ya me han advertido que todo ha de estar esterilizado.

Y le digo que me pida a George Cloney que yo se lo llevo allí.  Ella se ríe y casi se le cierran sus ojos algo achinados cuando gesticula para sonreir y mira a su alrededor y ve ese universo de pocos metros cuadrados donde sólo quiero que se respire paz y serenidad para que tenga más fuerzas para las siguientes sesiones de quimio que nos quedan. Serenidad que sólo debe interrumpirse con sus carcajadas, que me encargo de arrancarle cada vez que voy para que esa energía positiva que tanto necesita la empieze ya a desprender ella misma. Lo noté y ayer emanaba positividad. Eso es lo que deseo que siga ocurriendo con toda la fuerza de mi alma. Y esos bombones que me regaló por mi santo (¿a alguien le ha ocurrido ir a visitar a una amiga al hospital y que sea ella la que te regale una caja de bombones?) me los voy a comer todos, a pesar de estar eternamente a dieta porque cuando anoche me comí el primero me supo diferente, me supo a vida. El bombón y la carne membrillo tienen desde ayer sabor a tí.