Mientras tanto


 

Ya casi acaba la Feria. En Málaga cuando acaba la feria hay unos días de letargo, de una calma que a veces da hasta un poco de rabia. Pero entre el fin de la feria y el 1 de septiembre se produce en Málaga un espacio en el que parece que todo va un poco más despacio. Comenzaremos el curso que se prevee, como siempre, con muchísimo trabajo. Y hasta entonces veremos marcharse a este mes de agosto que ha estado lleno de sobresaltos, de contrastes, de muchas alegrías y de algunas penas también. Ya sabemos quien será el próximo vicepresidente de Estados Unidos porque deseo vivir en persona el triunfo de Obama en las elecciones estadounidenses. Hoy ya tenemos más medallas en las olimpiadas de Pekín. Hoy ya conocemos un poco más de cerca a los pasajeros que perdieron sus vidas en ese maldito avión y eso me entristece más. Prefiero no saber las historias de sus vidas porque no soporto que me entreguen por capítulos los dramas de las personas. Prefiero que pronto acaben las investigaciones sobre la identidad de las personas que fallecieron para que sus familias puedan comenzar a asumir su pérdida, a vivir sus duelos. Mientras tanto, estarán muy nerviosos y con mucha ansiedad y esto les llevará a intentar buscar rápidamente a los culpables. Y digo todo esto porque desgraciadamente me ha tocado vivir dos accidentes aéreos y hemos tenido que atender a las familias. En uno de ellos, un avión privado que desapareció en el Atlántico cuando llegaban a Madeira, vivimos además la angustia de no saber nada más, de no encontrar absolutamente nada de aquella familia de Teatinos que nos deleitaba con sus helados en La Fenicia. Por eso, espero que pronto identifiquen a esas personas para que así la espera sea lo más corta posible. Y espero también que no se busquen culpables equivocados, que no se adopten posturas radicales llenas de dolor que hagan que se tomen decisiones inadecuadas. Tiene que haber transparencia en estos momentos, pero también hay que entender que una tragedia de tal magnitud conlleva unas investigaciones minuciosas que tardarán un tiempo. Y así de claro hay que transmitírselo a los familiares que esperan impacientes saber lo que ocurrió. Mientras tanto acaba la feria, se va este agosto con tantos días de terral y con tantos sobresaltos y contrastes. Mientras tanto miles de afortunadas personas acaban sus vacaciones. Mientras tanto espero que la Rusa vuelva de su viaje y que el Alemán deje de quejarse de sus vacaciones forzosas. Mientras tanto volveré a tomar café con la Librera y la Filipina para que me cuenten lo difícil que es poder donar óvulos o a desayunar mientras escucho sus sabios consejos. Mientras tanto seguiremos comprando muchos más polos de limón. Y si nos dejan descansaremos unos días y disfrutaré de ese pedacito de vida que me echa de menos.

Anuncios

2 comentarios sobre “Mientras tanto

  1. Pingback: Mientras tanto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s